Economía

Jóvenes, universitarios y menores salarios: los gráficos que explican cómo las generaciones más preparadas se van por el desagüe

La anterior crisis truncó la mejora progresiva de salarios entre generaciones. A partir de 2008, supuso un antes y después para el incremento de las rentas. El Banco de España entra de lleno en el debate de si las perspectivas laborales de los jóvenes son ahora peores que las de la generación de sus padres. Y advierte de que los grandes perdedores están siendo las generaciones con una mayor formación. Mientras los salarios se mantienen estables, ajustados al ciclo, sin tener en cuenta el impacto de la crisis, en las nuevas generaciones de trabajadores con menor formación; los empleados con estudios superiores que han ido entrando en el mercado de trabajo han visto como se han reducido sus salarios desde que empezó este siglo, mucho antes del estallido de la crisis financiera (las líneas discontinuas representa el período entre 2008 y 2003, el tiempo que duró la anterior crisis).

Fuente: Banco de España

Antes de la crisis de 2008, los salarios medios mensuales antes de los 30 años de las generaciones nacidas más tarde eran similares a los recibidos por las generaciones anteriores. Con una salvedad, los trabajadores de veinte de años con menor formación llegaron a cobrar hasta tres veces más que las generaciones anteriores. Los felices años del boom inmobiliario hizo que un trabajador a los 20 años recibiera de promedio una renta de casi 6.000 euros anuales. Diez o veinte años atrás un trabajador nacido en 1967 o en 1977 con estudios bajos recibía, en promedio, en torno a 2.000 euros anuales cuando tenía 20 años.

Este incremento de los salarios en los años dorados del ladrillo, como se puede observar en el gráfico del estudio del Banco de España Tendencias laborales intergeneracionales en España en las últimas décadas elaborado por Sergio Puente y Ana Regil, de la Dirección General de Economía y Estadística, fue experimentado por todas las generaciones que se iban incorporando al mercado laboral, salvo para trabajadores con una mayor cualificación.

Fuente: Banco de España

Esta mejora de las rentas sirvió para que la siguiente generación tuviera mejoras respecto a las anteriores hasta 2008, sobre todo en empleos que necesitan escasa formación. Un trabajador de baja cualificación nacido en 1967 conseguía unas rentas de 9.000 euros anuales a los 30 años, mientras que el nacido 10 años después llegaba a percibir 12.000 euros a esa misma edad.

Una evolución similar se observa para los trabajadores de alta formación. Así, la renta anual típica de un trabajador universitario nacido en 1967 era algo superior a 20.000 euros anuales a los 30 años, mientras que, a esa misma edad, la renta de uno nacido 10 años después aumentaba a 25.000 euros.

"La anterior crisis provocó la caída de los salarios por hora de los más formados, provocaron una disminución de las rentas anuales"

Pero con la llegada de la crisis financiera las curvas de renta anual empeoraron significativamente en todos los trabajadores independencia de su nivel de formación. Durante la crisis, las menores oportunidades de empleo, especialmente importantes para los trabajadores de menor nivel de formación, así como la caída de los salarios por hora de los más formados, provocaron una disminución de las rentas anuales.

Fuente: Banco de España

Sin embargo, el impacto de la crisis esconde oculta una tendencia preocupante de fondo. El análisis del Banco de España incluye la evolución de salarios de las generaciones ajustadas al ciclo, es decir,sin tener en cuenta el impacto de la crisis, en el que se descubre la caída de rentas es superior entre los trabajadores más formados, especialmente entre los más jóvenes. Una tendencia que se remonta mucho antes a la crisis económica de 2008.

Los investigadores apuntan a que el fenómeno de salarios medios más bajos observado tras la crisis financiera para las generaciones más recientes podría obedecer no a causas relacionadas principalmente con la posición cíclica de la economía, sino a factores de naturaleza estructural, y, por tanto, tendría un carácter más permanente. El Banco de España señala a un desajuste laboral del mercado de trabajo para los más jóvenes. Las nuevas generaciones están mejor formadas que las anteriores, pero no hay puestos de trabajo suficientes para estos perfiles. El incremento de empleados jóvenes con mayor formación no ha venido "acompañado de un incremento equivalente de la demanda de trabajo cualificado".

"Existen dudas acerca de si las habilidades concretas que poseen los trabajadores cualificados, aprendidas tanto en su etapa formativa como en su experiencia previa, son acordes con las demandadas recientemente en los puestos de trabajo", plantean los economistas.

Y lo peor está por venir. En las cifras del estudio, los jóvenes con menor formación no han salido tan mal parados a largo plazo. Hasta la crisis de 2008 sus sueldos han salido reforzados respecto a las generaciones anteriores. Sin embargo, el desempleo que provocó la anterior crisis plantea problemas a futuro. "Los episodios de paro pueden lastrar el desarrollo futuro de las carreras laborales al acumular menos experiencia", subrayan. Y añaden más problemas, "existe el temor de que el proceso de automatización afecte a sus posibilidades de empleo". Puede provocar una caída de la demanda de trabajo no cualificado parecida a los jóvenes con mayor formación. El mercado laboral no será capaz de absorber la alta oferta de empleo poco cualificado.

"Los nuevos modelos de trabajo aumenta el riesgo de un mayor grado de precariedad laboral para los jóvenes"

Los economistas del Banco de España dibujan un panorama poco halagüeño para los trabajadores más jóvenes. Las nuevas formas de organización del trabajo, propiciadas por el desarrollo de las tecnologías de la información, aumenta el riesgo de un mayor grado de precariedad laboral.

Las generaciones más jóvenes parten de una tasa temporalidad más alta, aunque en los últimos años se ha ido reduciendo. Los expertos señalan que las nuevas generaciones no parecen enfrentarse a un mercado de trabajo más precario que las anteriores, ya que tanto la tasa de temporalidad que sufren al iniciar sus carreras como la edad a la que obtienen su primer contrato indefinido han ido cayendo progresivamente en las últimas décadas. Aunque reconocen que los trabajos temporales son cada vez más cortos.

Los expertos ponen el acento en que cada el mercado de trabajo que ofrece a los más jóvenes menor horas de empleo. Una circunstancia que sobre todo se nota en los empleos con menos de ocho horas de trabajo diarios. La parcialidad se incrementa se van incrementando significativamente cuanto más joven es la generación, y lo que es peor también involuntariedad. Las diferencias por estudios o por edades son mucho menores que en el caso de la temporalidad. Además, se observa una tendencia de incremento en la parcialidad que es estable en todos los grupos, siendo la mayor parte del incremento involuntario. "Parece haber una clara tendencia estructural hacia una menor duración de la jornada que afectaría a todos los grupos de edad y de nivel de educación. Además, en los últimos años esa tendencia se ha acelerado en las edades más tempranas, tanto para los menos formados como entre los jóvenes con estudios medios".

comentariosforum36WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 36

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Pep
A Favor
En Contra

¿Los mejores preparados los de 1965?

Me vas a permitir que me descojone.

Ese año nací yo. Tengo compañeros con carrera universitaria y puestos relevantes que presumen de no haber leído un libro de literatura ¡jamás!

Estudié derecho. Ni prácticas ni nada. Muy frecuente sacarte la carrera copiando o cambiando el turno para pillar los profesores chollo. Esos que aprobaban copiando y sin ningún tipo de práctica hoy exigen que se haga un máster para ejercer la abogacía y van dando lecciones a los que explotan.

Idiomas cero.

Media carrera sin ir a clase por huelgas. Avisos de bombas continuamente cuando llegaban los exámenes.

La mayoría de mis amigos ingenieros no tienen un solo libro en su casa

Salidas al extranjero cero.

Prejuicio e ignorancia a montones.

La prueba definitiva: la mierda de país que hemos dejado a los jóvenes.

Puntuación 2
#25
desde Málaga
A Favor
En Contra

Recuerdo que en Francia, donde fuí emigrante durante casi 10 años, se asombraban los franceses por mi cultura general.

Estudié la Formación Profesional rama contabilidad y tenía mucha salida. Hoy hablo francés e inglés perfectamente y tengo un trabajo de m.erda de auxiliar de servicios en una conocida empresa de Seguridad. Si no fuera por las propinas, mi vida no sería igual

Puntuación 0
#26
New
A Favor
En Contra

Num.1

A ver si lo pillo, que soy muy zoquete.

Si tu esres viejo, o maduro ( de 55 años o más) entonces eres un lince leyendo facturas, PERO NO SABES CONFIGURARA UNA IMPRESORA EN RED.

Si eres joven, entonces sabes idiomas, internet, oficimatica,y configuraciones de redes, PERO NO SABES LEER UNA FACTURA.

Tambien puede ser que no sepas ni una cosa ni otra, porque las dos está clar que no sabes.

Como ves hay muchas formas de ser u incompetente seg8n tu.

¿ CUAL ES LA TUYA?

Puntuación 0
#27
pocoyo
A Favor
En Contra

Las generaciones futuras serán siempre mejores ,lleva siendo así toda la vida

Puntuación 0
#28
Jose
A Favor
En Contra

Estoy hasta las narices de la cantinela de la "generación más preparada de la historia de España" hoy, menos los periodistas, todos saben que no existe motivación en las aulas y que los alumnos salen casi igual que entraron. Si a eso le llaman muy preparados pues que se lo crean por eso con el aprobado general de este año, seguro que sabrán mucho más

Puntuación 0
#29
plenilunio
A Favor
En Contra

Eso de "los mejor preparados" empieza a estar en seria duda desde la crisis de 2009, y los acontecimientos políticos de la última década.

Muchos de ellos "están tan bien preparados" que su mayor ambición es que el gobierno Podemita les ponga un salario social del que ir viviendo.

Pura leyenda urbana.

La Universidad Rey Juan Carlos es una universidad controlada por la izquierda -así que nada de franquista-.

Puntuación 0
#30
Coletavirus
A Favor
En Contra

En los paises que viven del turismo (turismo sexual incluido) como España (Grecia, Italia...) es contraproducente que haya poco desempleo o subempleo juvenil.

Cuantas más mujeres jóvenes desesperadas haya, más turistas vendrán a tirárselas.

Desde el punto de vista macroeconómico, es bueno que haya alta tasa de desempleo/subempleo juvenil en España, y salarios bajos para los jóvenes. Porque eso se traduce en mayor entrada de divisas vía turismo.

Es el modelo económico que hemos elegido, y con el que está orgullísisima la élite dirigente española.

Quizá no nos vendría mal volver a ser un estado nacional-catolicista, con más mojigatería sexual.

Sin sexo fácil para turistas, quizá no tendríamos otro remedio que desarrollar la industria nacional y exportar algo de valor añadido en lugar de servir copas a turistas alemanes.

Puntuación 0
#31
Banana Split
A Favor
En Contra

Al numero 15 decirle que tiene toda la razón, en un país donde la mayor parte del PIB resulta del sector servicios y la construcción, no se puede esperar mucho y es que que seguimos con la misma idea de progreso económico desde los años 60 por lo que evolución 0%, seguimos poniendo todos los huevos en la misma cesta y nos van a venir todas por el mismo lado.

Con respecto al resto del articulo y comentarios que leo, solo decir que si es verdad todo lo que se dice aquí cada vez estoy mas decepcionado, viendo una pelea generacional que nunca va acabar y tirando por el desagüe toda esperanza de presente y futuro que podamos tener.

Puntuación 0
#32
Usuario validado en elEconomista.es
pinuco
A Favor
En Contra

Como chiste , cojonudo , los mas preparados de la historia!!!!!! me parto y me mondo!!

Puntuación 0
#33
Eh ?
A Favor
En Contra

Mas formados por saber mucho de apps, chateo y otras gil y polleces ???

Seguro que no saben arreglar una mínima avería de un coche, lavadora..., en fin, cualquier cosilla de la casa que pueda necesitar un mínimo de sentido común y habilidad manual.

Puntuación 0
#34
De cajón
A Favor
En Contra

El hecho de haber pasado por la universidad no implica necesariamente que la susodicha haya pasado por ellos. Hay mucho analfabeto y engreído, que presume de ello pero es un perfecto inútil.

Puntuación 1
#35
Pedro Herrero
A Favor
En Contra

Yo siempre he dudado de ese slogan de que tenemos las generaciones mejor formadas. Desde luego a la carrera de Derecho que es la que conozco desde hace muchos años, los estudiantes que llegan están mucho peor preparados que antes, y los que la terminan tampoco salen mejor preparados, entre otras razones, porque el nivel de exigencia ha bajado como consecuencia de la mala preparación previa y porque la materia que se exige es cada vez menor. Lo que tenemos ahora es más licenciados - o graduados - que nunca. Pero eso no quiere decir que estén mejor formados. Y hemos creado más licenciados de los que necesitamos. Lo que significa que los mejores habrán encontrado trabajo y los peores no. En definitiva: La vida ha seleccionado a aquellos que no fueron seleccionados antes a falta de exámenes de ingreso en el bachillerato, de reválidas, de exámenes de preuniversitario, etc., etc.

Puntuación 0
#36