Tráfico

Trámites y documentos necesarios para hacer la transferencia de un coche en la DGT

  • El coste de la tasa es de 8,5 euros
  • La transferencia evita problemas con multas, impagos de impuestos, etc

Durante el proceso de compraventa de un vehículo, resulta fundamental tener en cuenta algunos aspectos que contribuyan a evitar imprevistos. Uno de los trámites a los que se debe prestar más atención, según recomiendan desde Tramicar, es a la notificación de venta, una gestión rápida y económica mediante la que se comunica formalmente la transferencia del vehículo a otra persona, informando de este cambio de titularidad a la Dirección General de Tráfico para que actualice el Registro General de Vehículos. | Evite posibles timos cuando vaya a comprar o a vender un vehículo.

Se trata de un instrumento a manos del vendedor, ya que lo habitual es que éste se encargue de llevar a cabo la notificación de la venta del vehículo con el fin de eximirse de cualquier compromiso con respecto al coche como pueden ser las multas, recibos del ayuntamiento o la ITV que se produzcan después de haber vendido el coche.

Conviene averiguar si el coche tiene pasada la ITV.

De esta forma, cuando se haya cambiado la titularidad del vehículo a nombre del comprador, el vendedor podrá tener la tranquilidad de que cualquier incidente que se produzca con el vehículo no sea de su responsabilidad.

Cabe destacar que la notificación de venta podrá llevarse a cabo de forma presencial u online. En el primer caso, será imprescindible acudir a la jefatura provincial de Tráfico con el impreso oficial de notificación de venta del vehículo firmado, el DNI del titular del vehículo, el contrato de compraventa (modelo de la OCU) firmado y cumplimentado por ambas partes, el justificante de haber abonado la tasa de esta gestión (8,50 euros) y el permiso de circulación.

Por otro lado, es posible realizar este trámite de forma online. La principal ventaja que conlleva esta manera de gestionar la notificación de venta es la inmediatez, ya que no será necesario un desplazamiento físico. Igualmente se puede realizar todo el trámite a través de alguna plataforma como Tramicar.

Efectos jurídicos

"La notificación de venta produce efectos jurídicos desde el momento de su presentación y es un trámite fundamental al llevar consigo implicaciones legales; ya que si no llega a hacerse podrían generar responsabilidades a título personal por los daños causados o infracciones cometidas en la conducción del vehículo. Por ello, debería realizarse de forma simultánea al contrato de compraventa o bien lo antes posible", destaca Jorge Alcántara, presidente de Tramicar.

La transmisión de la titularidad evita conflictos con futuras multas.

Es aconsejable ponerse en contacto con la DGT si tras realizarse el proceso de compraventa el comprador no ha realizado la transferencia en 15 días, con el objetivo de evitar problemas que puedan recaer en el propietario del vehículo con cuestiones como el reclamo del impuesto de circulación, no disponer de seguro, no haber pasado la ITV, accidentes de tráfico o que el vendedor se vea involucrado en algún acto delictivo correspondiente a ese vehículo, etc.

Informe de la DGT

Asimismo, desde Tramicar recomiendan que se adquiera el Informe DGT del vehículo para comprobar que todo está correcto antes de adquirir el vehículo y ser así conscientes de todas las cargas y gravámenes que éste pueda tener. De este modo, se pone a disposición del usuario la consulta de antecedentes y cargas del vehículo de la DGT, que el interesado recibe de forma inmediata en su correo con las máximas garantías de seguridad.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.