Tráfico

El ayuntamiento de Madrid sigue multando a los conductores que no han renovado su autorización para acceder a Madrid Central

  • El alcalde Almeida achacó estas multas a una "improvisación"
  • Algunos conductores han recibido hasta 60 sanciones a la vez
  • El ayuntamiento ha empezado a desestimar los recursos, abriendo la vía judicial
Madrid Central.

El Ayuntamiento de Madrid continúa enviando multas a personas que, aunque están autorizados para acceder a Madrid Central, están recibiendo sanciones. Tal y como desveló Pyramid Consulting, la consultora de recursos de multas, muchos ciudadanos están recibiendo decenas de multas, a pesar de contar con autorizaciones para acceder a las antiguas APR. Y es que, según explica la consulotra, el Ayuntamiento de Madrid no alertó, ni por carta ni por ninguna otra vía directa, de la necesidad de actualizar las autorizaciones de acceso. | Polémico envío del Ayuntamiento de Madrid de varias multas de golpe a un mismo conductor.

Desde el 30 de junio dejaron de tener valor, a pesar de que muchos usuarios lo desconocían. Son precisamente ellos quienes han recibido hasta 60 multas, pues han seguido entrando al no tener conocimiento de que podían ser multados. En muchos casos, las sanciones han llegado de golpe.

Almeida

Al día siguiente de que los medios se hiciesen eco de la existencia de este tipo de multas, Almeida aseguraba en un acto público: "Los ciudadanos de buena fe entendían que podrían pasar a Madrid central, pero les ha llegado una serie de multas que estamos intentando arreglar porque no es el madrileño el que tiene que pagar la improvisación". Estas declaraciones son contrarias a las últimas actuaciones del Ejecutivo, en opinión de Pyramid Consulting.

Pyramid Consulting señala que también ha recibido las primeras desestimaciones a sus escritos de alegaciones por parte del Ayuntamiento. Si bien los abogados de la consultora alegaron que no se había notificado debidamente la necesidad de actualizar dichas autorizaciones, la respuesta del Ayuntamiento ha sido la siguiente: "El vehículo del que usted es responsable accedió en la fecha de la denuncia a "Madrid Central" sin la autorización necesaria lo que motivó la denuncia formulada. Las causas expuestas en su escrito no justifican el motivo por el que no solicitó autorización para realizar dicho acceso estando obligado a ello. Con los documentos que constan en el expediente ha quedado acreditada la infracción denunciada sin que sea preciso la realización de otras pruebas ni la petición de informes. También se ha podido comprobar que el expediente cumple con los requisitos que exige la Ley de Seguridad Vial".

Este es el tipo de respuesta que el Ayuntamiento suele utilizar cuando, de forma automática, rechaza las alegaciones. En este caso, al mismo tiempo, evade su responsabilidad de haber avisado adecuadamente a los ciudadanos.

Pasos para recurrir

Llegados a este punto, se inicia el plazo de 1 mes para presentar un recurso de alegaciones. Pyramid Consulting va a continuar en esa línea llegando, incluso, al siguiente paso: la vía judicial.

No hay que pasar por alto el hecho de que llegar a vía judicial supone grandes gastos para la Administración. Además, en caso de que el Ayuntamiento fuese condenado a pagar las costas, serían todos los ciudadanos madrileños quienes, indirectamente, estarían abonando ese gasto.

Por todo ello, desde Pyramid Consulting están intentando reunirse con el Ejecutivo municipal, a fin de lograr un acuerdo que no suponga este gran perjuicio no solo a los sancionados, sino también a todos los madrileños.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.