Tráfico

Detección de peatones y frenado de emergencia, los sistemas de seguridad más demandados

  • La seguridad es uno de los puntos más valorados en el momento de la adquisición,
  • Los cinco pasos a seguir en caso de accidente
Los sistemas de detección de peatones, entre los más demandados.

La siniestralidad vial ha ido descendiendo durante los últimos años hasta el punto de haber alcanzado datos mínimos históricos en el primer semestre de 2019, con 489 personas fallecidas en accidentes de tráfico. Y es que la normativa restrictiva de la DGT, la mejor educación en seguridad vial de los conductores, así como las campañas de diferentes instituciones, han ayudado a concienciar a los conductores de la necesidad de ser precavidos al volante.

Pero además de la normativa, la inversión de los fabricantes en nuevos sistemas de seguridad ha contribuido de forma notable en la reducción de los accidentes de tráfico, unas tecnologías que han venido de la mano del coche conectado.

Así, los vehículos cuentan cada vez más con extras y elementos que ayudan a dar más información al conductor acerca del entorno en pro de la seguridad activa del coche, del conductor y de los peatones. Trive, marketplace de venta de coches y motos, hace un repaso de los extras y modelos de vehículos más seguros.

Sistemas más demandados

Ya pueden verse en el mercado sistemas que protegen y evitan los errores humanos, como por ejemplo la detección por radar de otro vehículo próximo, aviso de cambio de carril automático, adaptador de velocidad a las señales de tráfico etc.

Los datos obtenidos por Trive a través de las compras de vehículos realizadas en su web, señalan que los sistemas de seguridad activa más demandados por sus clientes son los sistemas de detección de peatones, así como los sistemas de frenado de emergencia.

Volvo XC90 e Infiniti Q30

Los datos de compra de Trive indican que la seguridad es uno de los puntos más valorados en el momento de la adquisición, junto con el precio, el diseño y el consumo de combustible. A la hora de valorar el nivel de seguridad se recomienda buscar el equilibrio de protección, el cual debe venir marcado por la búsqueda de seguridad para el peatón, el conductor y el pasajero.

Asimismo, existen en el mercado organismos que establecen comparativas como por ejemplo seguridad, bien sea cualificando los niveles de seguridad activa y pasiva de cada coche en función de diferentes test de choques (como puede ser Euroncap), o mediante análisis de las diferentes especificaciones relativas a seguridad (entre otras) como la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios).

En base a todo ello, en Trive han valorado el Volvo XC90 y el Infiniti Q30 como los modelos más seguros de su catálogo. "Volvo es sin duda una de las marcas más seguras del mercado, ya que es precursora y creadora de casi todos los sistemas de seguridad activa y pasiva que están integrados en todas las marcas", explican los expertos del marketplace.

En caso de accidente

A pesar del mayor número de sistemas de seguridad, todavía hay demasiados accidentes. Por ello, desde Trive apuntan cinco aspectos importantes a tener en cuenta en caso de tener un percance en la carretera:

Triángulos y chaleco de emergencia. En caso de accidente o parada de emergencia, ningún pasajero del coche podrá descender del vehículo sin chaleco reflectante homologado y sin activar las luces de emergencia. Tras estos pasos, el pasajero debe colocar 2 triángulos de emergencia en la parte delantera y posterior del coche siniestrado en el caso de encontrarse en una carretera de doble sentido, o solo un triángulo en la parte posterior en autopistas o autovías.

En ambos casos siempre han de estar colocados a una distancia de 50 metros del vehículo. No colocar los triángulos o hacerlo de modo incorrecto es considerado como una sanción leve, y puede suponer una multa de hasta 100 euros para el conductor. Y, sobre todo, hay que tener en cuenta dónde se colocan, ya que, si se posicionan en una curva o cambio de rasante, no se dará una correcta visibilidad al coche, pudiendo poner en peligro al conductor y al resto de los coches circulantes.

Parte amistoso. En el caso de haber tenido una colisión con otro vehículo, los propietarios de ambos coches deben completar el parte amistoso con los datos de las personas involucradas, de los automóviles e indicando los daños ocasionados. Lo mejor es siempre llegar a este entendimiento y hacer un parte amistoso.

Contactar con la Policía Nacional o Guardia Civil. En el caso de que no haya entendimiento entre las partes implicadas en el accidente, los conductores deben llamar a la Policía Nacional o Guardia Civil para que hagan el atestado, o también siempre que haya heridos. En este caso, también es necesario pedir un parte de asistencia médica, documento necesario para justificar lo sucedido y por lo tanto recibir una posible compensación.

Informar a la aseguradora. Para ver cubierto cualquier tipo de percance es necesario contactar con la aseguradora dentro de los siete días posteriores al percance. Para poder hacer la reclamación de los daños personales, los perjudicados deberán presentar a la aseguradora el DNI o pasaporte, el parte amistoso y/o el atestado policial, la póliza del seguro, el informe de urgencias y la baja laboral si se produce. En el caso de que se produzcan gastos derivados del accidente, se deben aportar también las facturas de la rehabilitación privada, tickets de transporte para ir a esas sesiones, facturas de la medicación recetada por los especialistas, así como la factura de la reparación del coche.

Socorrer a las personas implicadas en un accidente. No socorrer a las víctimas o personas implicadas en un accidente, constituye un delito. Por ello, toda persona implicada o no en un percance, debe intervenir para ayudar ante una situación de emergencia. De no hacerlo, se puede incurrir en una sanción de entre 3 y 12 meses de cárcel, y si, además, es el causante del accidente y no auxiliar a las víctimas la condena están entre los 6 y 18 meses de prisión.

Durante la llamada a los servicios de emergencia, es importante facilitar los datos de ubicación exacta, explicar la situación en la que se ha encontrado el percance, y en el caso de saberlo, reconstruir los hechos. Si en el accidente hay personas heridas, la recomendación más habitual es no moverlo, no darle agua, ni medicinas. En el caso de que la víctima esté sin conocimiento los expertos aconsejan intentar reanimarlo con leves golpes en la cara o salpicándolo con agua.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1

Juan
A Favor
En Contra

Pues claro en ves de tanto extra estupido lo que hace falta son medidas de seguridad obligatorias para todos los fabricantes y que evolucione hacia el coche autonomo a ver si la Eurotonteria hace algo util .

Puntuación 0
#1