Pruebas

Al volante del Seat Ateca 1.4 eco TSI 150: el nuevo superventas

Por fin nos ponemos a los mandos del esperado Ateca, un todocamino muy interesante, sobre todo en la versión con motor de gasolina de 150 CV y tracción delantera. Así es y así se comporta el nuevo SUV español.

La entrada de Seat en el mundo de los todocaminos o SUV (Sport Utility Vehicle) no ha sido precisamente fácil. Nada menos que nueve años llevaba la firma española dándole vueltas a la idea de alumbrar un coche de este tipo. Pero nada, no había manera. A lo largo de casi una década ha habido tiempo para presentar varios concepts en los Salones más importantes y también para discutir sobre la idoneidad (o no) de Martorell como lugar para acoger la fabricación del coche.

Todo lo bueno se hace esperar, no cabe duda. Y ya es momento de decir con la boca bien grande que el producto estrella de Seat ha llegado... para arrasar. Como todos los modelos de la marca responde a la denominación de una localidad española, en este caso un pueblo de la provincia de Zaragoza, y se tata de un producto muy ambicioso. Tanto, que aspira a convertirse en el tercer pilar básico de la compañía, junto al Ibiza y el León, que son los dos grandes superventas.

Papeletas tiene unas cuantas para ello, ya que pertenece a la categoría más demandada en este momento, la de los SUV. El segmento todocamino ha logrado desbancar a todos los demás y marca una tendencia positiva que, no sólo viene ya de unos cuantos años atrás, sino que todo apunta a que seguirá en lo más alto durante largo tiempo. Cualquier marca, sin excepción, tiene en su gama un SUV. Y cuando decimos cualquiera no nos referimos sólo a las generalistas o las premium. Incluso Lamborghini, Rolls Royce, Maserati, Bentley o Tesla tienen el suyo. ¿Por qué? Porque es lo que vende, lo que la gente pide y lo que garantiza un negocio en que las cifras acompañan. Así de claro.

Así que, evidentemente, Seat tenía que entrar en este juego lo más pronto posible. El nuevo Ateca, cuya fabricación ha ido a parar finalmente a la planta de Skoda de República Checa, es la respuesta a muchos años de desarrollo, que han dado como resultado un coche realmente interesante. No es un todocamino cualquiera; es, más bien, una apuesta firme dentro de una categoría superpoblada que muchas veces pide a gritos un producto que se distinga entre la masa.

Poco a poco, el diésel pierde fuelle

La primera versión que ha pasado por nuestras manos para la toma de contacto tiene motor de gasolina, tracción delantera y cambio manual. Se trata del Seat Ateca 1.4 ecoTSI 150 Excellence. ¿Por qué éste y no, por ejemplo, un diésel? Porque es el modelo más vendido hasta la fecha. Desde que saliera al mercado hace apenas unas semanas (el Ateca ya se comercializa aunque aún no se han entregado las primeras unidades a los clientes), la mayoría de sus compradores se ha decantado por este motor, con esta configuración mecánica de tracción y transmisión. Por primera vez en muchos años la gasolina se impone al diésel, cosa que llama mucho la atención, sobre todo en un segmento como éste. También es interesante ver cómo el usuario se inclina hacia el acabado tope de gama -Excellence-, en lugar de uno intermedio como suele ser más habitual en una marca generalista. Queda claro que el Ateca está cambiando las reglas del juego.

El motor 1.4 ecoTSI de 150 CV es ya un viejo conocido del grupo Volkswagen, que lleva tiempo animando a modelos como el VW Golf, el Audi A3 o el VW Passat, por citar sólo algunos. El que esconde el Ateca en su capó es la última evolución de este propulsor de la era downsizing y ya incorpora interesantes novedades tecnológicas como el sistema de desactivación de cilindros para mejorar los consumos y las emisiones.

Es el segundo escalón de potencia en la gama TSI, por detrás del 1.0 de 116 CV, y lo cierto es que nos ha gustado bastante por suavidad y prestaciones. Apenas se escucha en el interior este motor de 1,4 litros y sus 150 CV llegan de forma ordenada y enérgica, alcanzando unas prestaciones más que satisfactorias para la mayoría de conductores.

Por su capacidad de aceleración, su bajo nivel sonoro y por lo bien que le sienta el cambio manual de seis velocidades, pasa a ser directamente una de las opciones más recomendables de la gama. Evidentemente, en materia de consumos no tiene mucho que hacer frente al TDI de 150 CV, que le gana la partida de largo, pero cierto es que si se lleva de forma suave el gasto del TSI es más contenido de lo que cabría esperar. Hablamos de 5,3 l/100 km en el gasolina frente a 4,3 l/100 km en el diésel (datos oficiales, ambos), que en la práctica acaban siendo unos 5,5 litros en el diésel y casi 7 litros en el gasolina. Que cada cual haga sus cuentas...

Por lo demás, la puesta a punto del chasis merece una muy buena nota, como suele ser habitual en casi cualquier modelo de Seat. Ese tacto ágil tan característico de un Ibiza o un León, también está presente en el Ateca, que de alguna manera hace olvidar esa mayor altura libre al suelo y ese centro de gravedad elevado propio de todo SUV, con unas reacciones neutras y nada pesadas, que se traducen en un mayor placer sobre el asfalto.

Respecto al cambio, por 2.110 euros más se puede montar el DSG de doble embrague y 7 velocidades. Una opción muy válida para quienes busquen un plus de comodidad, aunque no creemos que sea imprescindible ni mucho menos, ya que el manual es una opción acertada por tacto y desarrollos. En cuanto a la tracción, este motor TSI permite elegir el sistema de cuatro ruedas motrices 4Drive (sólo con cambio manual), que aumenta el agarre en superficies deslizantes, pero también incrementa el peso, el precio (2.620 euros) y el consumo (casi 1 litro más a los cien).

Conclusión

No lo ocultamos, nos ha gustado el nuevo Ateca. Probablemente esperábamos encontrarnos con uno más del montón y no ha sido así. A pesar de que hereda la plataforma MQB ya conocida del grupo VAG -la misma del Seat León, sin ir más lejos- y de que sus motores y componentes son los mismos, el SUV tiene su propia personalidad. Su diseño exterior llama la atención, es muy agradable de conducir y, para colmo, su interior es de los más amplios del segmento, tanto en sus asientos como en el maletero de 510 litros. Equipamiento y tecnología en materia de conectividad y asistentes a la conducción no le faltan. Versatilidad y ergonomía, tampoco. Sin duda, una de las primeras opciones a tener en cuenta entre los generalistas del segmento.

¿Alguna pega, entonces? Pues sí. Señores de Seat, ¿qué ha pasado con el diseño interior? ¿No ha habido tiempo después de tantos años para definir una consola central más creativa? Vale que la pantalla de 8 pulgadas se encarga de aportar cierta distinción, pero por todo lo demás, lo que ve el ojo nada más sentarse al volante es sospechosamente similar al interior de un Seat León. Una pena que un modelo diferente, que busca una clientela nueva, no haya echado el resto también en el diseño del habitáculo. En fin, un pequeño apunte que apenas enturbia la buena valoración global del coche.

Lo más destacable

-Cualidades dinámicas

-Finura del 1.4 TSI 150

-Amplitud interior

Lo mejorable

-TSI 150 sin opción a combinar tracción 4Drive con cambio DSG

-Diseño interior poco distintivo

-Consumo frente al TDI

FICHA TECNICA

-Motor: gasolina, 4 cil, 1.395 cc

-Potencia: 150 CV a 5.000 - 6.000 rpm

-Par motor: 250 Nm a 1.500 - 3.500 rpm

-Consumo mixto oficial: 5,4 l/100 km

-Transmisión: manual, 6 vel.

-Maletero: 510 litros

-Velocidad máxima: 201 km/h

-Aceleración 0-100 km/h: n.d.

-Precio: 27.510 euros

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0