Pruebas

Seat León ST Ecomotive: versátil pero pobre en prestaciones

El León ST en su versión Ecomotive opta por una serie de soluciones que permiten homologar un consumo realmente bajo, que, sin embargo, parecen pelearse con las condiciones reales de uso. Practicidad, precio contenido y poca sed, esto es lo que ofrece el compacto familiar.

La llegada de la plataforma MQB al grupo Volkswagen fue una buena noticia para todos los modelos que derivan de ella, pero especialmente para el Seat León. Nunca antes el español se había acercado tanto al Audi A3 y al VW Golf como lo hace ahora. Evidentemente, cada marca se esmera en poner distancia de por medio con su diseño, sus acabados, su refinamiento... Pero la diferencia es cada vez menor, hasta el punto de que hoy podemos decir que el León quizá sea la mejor opción de compra dentro de la oferta del grupo en el segmento C.

Si nos vamos a la versión familiar, la cosa se pone aún más seria. Porque a las cualidades propias de cualquier León, como puedan ser su calidad de acabados, su tacto de conducción, su ergonomía o su dotación tecnológica, se unen un habitáculo más capaz y un enorme maletero de 587 litros que lo sitúa entre los mejores de su categoría (sólo superan este volumen el Honda Civic Tourer y el VW Golf Variant).

El Seat León ST puede interesar a un público que busque un coche versátil aunque de dimensiones contenidas (4,54 metros de largo), un comportamiento dinámico ágil, una puesta en escena moderna y, todo ello, con un precio final moderado. En definitiva, un cliente más bien práctico que no necesita ese toque premium que ofrecen otras marcas pero sí tener la sensación de que se está llevando a casa un producto que ofrece una buena relación entre precio, calidad y prestaciones.

Cuando teoría y práctica no consiguen alinearse

En esta prueba teníamos intención de ahorrar al máximo y por ello nos hemos decantado por la versión Ecomotive, que es la que menos combustible gasta, al menos sobre el papel. Bajo el capó esconde el conocido motor 1.6 TDI 110 con cambio manual de seis velocidades que, si bien tiene una gran virtud (su consumo medio oficial es de 3,4 l/100 km), nos ha dejado un poco fríos en otros aspectos.

Este es uno de esos claros ejemplos de conjunto motor/caja de cambios pensado para obtener unos resultados excepcionales en las pruebas de homologación de consumos, pero que en la vida real no funcionan del todo bien. El problema está en que, si al motor 1.6 TDI -que ofrece una respuesta correcta pero está lejos de ser un tiro- se le asocia una caja de cambios de desarrollos tan largos como los de este Ecomotive, la cosa se complica a la hora de mantener cruceros, subir pendientes o realizar adelantamientos. La capacidad de aceleración está ahí, basta con bajar una marcha y estirarla un poco más de lo normal para que no caiga de vueltas y se salga de la zona útil de potencia y par al engranar la siguiente, pero claro, si esta maniobra la hacemos de forma constante el consumo ya no será tan bajo.

La gracia de un motor turbodiésel es precisamente el poder rodar a regímenes bajos con una gran reserva de empuje y siempre con un gasto moderado. De poco sirven unos bajos carenados, unos neumáticos de baja resistencia a la rodadura, una parrilla activa o una mecánica teóricamente poco sedienta si, por poner un ejemplo, no podemos rodar por la M-30 en la marcha más larga y con un mínimo brío. Así que, por este motivo y porque apenas cuesta 710 euros más, la versión 2.0 TDI de 150 CV con el mismo acabado (Style) y también con sistema Start/Stop sería nuestra apuesta para quienes busquen un León ST austero y solvente.

Entre los elementos que forma parte de la dotación de serie del León ST Ecomotive figuran: asistente de arranque en cuesta, control de tracción con función de diferencial electrónico XDS, control de crucero, climatizador bizona, pantalla táctil 5 pulgadas, toma USB...

El precio de partida es de 23.000 euros redondos. Curiosamente, el Ecomotive familiar sólo se asocia al acabado Style, mientras la carrocería de cinco puertas se puede elegir también con el acabado Reference, que rebaja en 2.000 euros la factura. En cualquier caso, el plan PIVE y los descuentos de marca seguro lograrán situar el precio del ST Ecomotive más cerca de los 20.000 euros, una cifra nada que no está nada mal.

Lo más destacable

- Amplitud en las plazas traseras

- Maletero fácil de cargar y de grandes dimensiones

- Calidad percibida

Lo mejorable

- Respuesta poco enérgica del motor

- Acabado Style no especialmente generoso en equipamiento

- Insonorización del habitáculo

Ficha técnica

Motor: diésel 4 cilindros, 1.598 cc

Potencia: 110 CV a 3.200 - 4.000 rpm

Par motor: 250 Nm a 1.500 - 3.000 rpm

Consumo mixto oficial: 3,4 l/100 km

Transmisión: manual, 6 velocidades

Dimensiones: 4,53 m / 1,82 m / 1,45 m

Maletero: 587 litros

Velocidad máxima: 199 km/h

Aceleración 0-100 km/h: 10,6 segundos

Precio: 23.000 euros

Relacionados

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum2

A Favor
En Contra

haber, que es un Seat, S-E-A-T... que mas queréis?

Puntuación -4
#1
Pepe
A Favor
En Contra

La velocidad máxima M30 es de solo 90Km/h, es normal que no puedas ir en la marcha mas larga. Si escojes un motor austero (también lo lleva el Audi A3 por cierto) , no le pidas deportividad. El león es un A3, 5000euros mas barato. Si no lo quieres para "fardar" en tu pueblo o con la guarrilla de turno, es una opción genial.

Puntuación 2
#2