Pruebas

Hyundai i20 1.4 100 CV Style: un coche sin complejos

El compacto coreano Hyundai i20 tiene que vérselas en un segmento difícil, por no decir el más reñido, en el que los modelos europeos acaparan la mayor parte del mercado.

La marca oriental lo sabe y por ello ha desarrollado el i20 en Europa y, al igual que el i10, está producido en la cercana planta de Izmit en Turquía. Este modelo es heredero del popular Getz y sustituye a la primera generación de i20, con los que Hyundai abrió fuego en el segmento de los "cuatro metros".

El desarrollo ha merecido una nueva plataforma destinada a mejorar en todo al anterior i20, al que supera en 40 mm de largo, 24 de ancho y 45 en cuanto a distancia entre ejes. Su altura disminuye en 16 mm para optimizar la aerodinámica y la dinámica, pero las cotas interiores han aumentado notablemente a pesar de mostrar una estampa exterior más deportiva que la del modelo al que sustituye.

Pensado sobre todo para un uso preponderandemente ciudadano, el nuevo i20 presenta una carrocería muy característica, con unos hombros bastante elevados, baja proporción de superficie acristalada y una estrecha luneta trasera. Una vez sentados al volante, notaremos que por lo anterior, la visión posterior no es especialmente buena, lo que añade algo de dificultad a la hora de los aparcamientos. Por ello, en el i20 se hace casi obligada la opción de la ayuda trasera al aparcamiento.

A gusto en la ciudad

El interior del Hyundai por otro lado presenta un diseño atractivo, elegante y con unos acabados de buena calidad. Encontramos con satisfacción unos bien situados espacios para guardar objetos, muy útiles para un vehículo que viviremos en el día a día. Opcionalmente. el i20 puede incorporar un techo acristalado panorámico practicable, interesante en este caso para aumentar la luminosidad interior.

Pero lo mejor del i20 es sin duda su habitabilidad, puesto que el espacio que los pasajeros disponen para las piernas es sobresaliente en su categoría. A ello se suma un maletero sin parangón frente a sus rivales más directos que se quedan unos 60 ó 70 litros por debajo del Hyundai.

En cuanto al comportamiento, no hay nada que objetar en el medio ciudadano, el i20 se mueve con agilidad en el tráfico denso y su conducción se hace tan agradable como eficaz. En carreteras con curvas se pone de manifiesto una dirección de asistencia eléctrica que, aunque revisada para servir en el nuevo modelo, no resulta demasiado precisa a la hora de "sentir" los cambios de trayectoria.

Otra circunstancia que sólo notaremos en carretera a partir de ciertas velocidades es cierta sequedad de suspensión, que perjudican la comodidad cuando circulemos sobre asfaltos irregulares. Esto último se pone aún más de manifiesto si la versión del i20 monta llantas de 16 pulgadas, con perfil más bajo que las estándar de 15.

Generosamente equipado

Hemos probado el i20 con el motor 1.4 de 100 caballos, heredado de la anterior generación aunque revisado y mejorado en su rendimiento. Se trata de una excelente opción para un uso enfocado a la ciudad, por su discreción sonora y por su contenido consumo. Sin embargo no impresiona por su respuesta a bajo régimen, que se suma a una caja de cambios con desarrollos muy abiertos que obligan a reducir marchas con mucha frecuencia. En un uso mixto entre ciudad y carreteras interurbanas, es fácil estabilizar el consumo de este motor en unos 6,5 litros a los cien kilómetros.

Para quienes vayan a realizar viajes por carretera con cierta frecuencia, la opción de gasolina 1.0 GDI turboalimentada y con 120 caballos aportará una más adecuada vivacidad en las respuestas y las recuperaciones.

En definitiva, el balance del i20 es muy positivo. Su generosa habitabilidad, su gran maletero, un equipo de serie y opcional muy amplio y una garantía de 5 años le hacen que el i20 sea una interesante opción a tener en cuenta en el segmento de los compactos ciudadanos.

Ficha técnica

Motor: gasolina 4 cilindros, 1.368 cc

Potencia: 100 CV a 6.000 rpm

Par motor: 134 Nm a 3.500 rpm

Consumo mixto oficial: 5,3 l/100 km

Transmisión: manual, 6 velocidades

Dimensiones: 4,035 m / 1,734 m / 1,474 m

Maletero: 326/1.042 litros

Velocidad máxima: 184 km/h

Aceleración 0-100 km/h: 11,6 segundos

Precio: 18.300 euros

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum