Pruebas

Land Rover Discovery Sport: fórmula perfeccionada

No era fácil sustituír al Freelander. Land Rover, en lugar de desarrollar una evolución continuísta, ha optado por reformular, mejorar y perfeccionar el planteamiento de su todoterreno de acceso a la marca, pero asimilándolo a la gama superior Discovery y derivando su personalidad hacia los nuevos SUV compactos de categoría premium.

El resultado ha sido un modelo de gran atractivo en todos sus aspectos, con la presencia de un Land Rover de gama superior, el estilo de un Evoque y la última tecnología desarrollada en el grupo británico.

Como siempre que laza un nuevo modelo, Land Rover lo ha presentado bajo condiciones extremas para ser fiel a su filosofía: para ser un Land Rover hay que demostrarlo sobre cualquier terreno. Para ello ha buscado el invierno ártico de Islandia, donde hemos podido rodar con climatolgía extrema y condiciones de adherencia precarias sobre el hielo y la nieve.

Después de nuestra primera toma de contacto, podemos decir que el Discovery Sport ha escalado mucho en la gama Land Rover, estando mucho más próximo a un Discovery o incluso a un Range Rover de lo que su antecesor Freelander hubiera soñado.

Desde 36.350 euros

El Discovery Sport se contenta con unas proporciones compactas, siendo 5 centímetros más corto que el Discovery largo, y consiguiendo un reducido diámetro de giro de 11,6 metros, idóneo para su utilización en ciudad o evolucionando fuera del asfalto. Esta compacidad de la nueva carrocería no ha impedido que el Discovery Sport aporte una nueva característica más que interesante y que consiste en una tercera filade asientos. Dispuestas de forma escalonada, "en estadio" como define la marca, las siete plazas incluyen al nuevo modelo entre los SUV de planteamiento más práctico y familiar, como son los Mitsubishi Outlander o los Nissan X-Trail. Detrás, su maletero puede aumentar su capacidad desde los 829 litros hasta los 981 sin necesidad de abatir la segunda fila de asientos.

Aunque hay que marcar diferencias puesto que por acabado, equipo y tecnologías aplicadas, el Discovery Sport no desentona en absoluto entre los refinados SUV medios alemanes de última generación, léanse Mercedes GLK, Audi Q5, BMW X3 que por el contrario no ofrecen esta interesante faceta práctica en cuanto a habitabilidad y modularidad interior.

La tercera característica que posee el Discovery Sport como argumento de venta es sin duda un precio que pone lo mejor de Land Rover mucho más cerca de clientes que anteriormente no se hubieran planteado acceder a lo ofrecido por el modelo Discovery. A partir de 36.350 euros, ahora se puede entrar en este ámbito de posibilidades tecnológicas antes reservadas para los modelos superiores. Aunque hay que avisar que si empezamos a hojear el listado de opciones posibles para el nuevo modelo, vemos que se puede equipar casi como si fuera un Range Rover. Entonces su precio escala vertiginosamente por encima de los 50.000 euros.

Aunque es lógico puesto que nuevos equipos como la caja de cambios automática de nueve relaciones, amortiguación regulable, sistema de exploración de profundidad en vadeos, frenado automático, airbag exterior para caso de atropello o la interconexión de smartphone con la pantalla táctil multifunción, o el display HUD que proyecta la información necesaria en el parabrisas, por poner algunos ejemplos, dotan al Discovery Sport de unas posibilidades excepcionales en su segmento.

El Land Rover más completo

Conduciendo el Land Rover, nuestra primera impresión es de confianza al percibir esa solidez y seguridad característica de los todo terreno británicos. A lo largo de los kilómetros vamos además notando con agrado un tacto de conducción muy dinámico, casi deportivo, aportado por la nueva carrocería monocasco aligerada con numerosas piezas de aluminio y por un chasis que ha recibido una nueva suspensión trasera multibrazo. La dirección de asistencia eléctrica y las suspensiones autonivelantes MagneRide terminan de convertir al Discovery Sport en un perfecto automóvil para viajar disfrutando por cualquier tipo de carretera.

Cuando la superficie de la carretera o el camino se complican, el sistema Active Driveline es el encargado de transformar de forma electrónica al Discovery Sport en un coche de tracción delantera en un 4x4. La precisión de su funcionamiento equilibran muy bien la eficiencia en cuanto a consumo en condiciones normales con las posibilidades de transmisión a las cuatro ruedas cuando se requiera.

Como era de esperar en el completo Discovery Sport, que tiene casi todo lo de sus hermanos de gama pero cuesta menos, dispone de serie del sistema Terrain Response, apoyado por el nuevo Wade Sensing, que adapta a voluntad del conductor las condiciones de marcha a las condiciones de rodaje imperantes. El descendedor de pendientes o la desconexión manual del sistema de estabilidad y potenciador de frenada, aumentan asimismo las posibilidades del nuevo modelo a la hora de abordar situaciones que ya muy pocos coches de todo terreno son capaces de superar. Con unos ángulos de ataque y salida de sus voladizos muy abiertos, el Discovery Sport es capaz incluso de trialear con muy buenos resultados por abruptos terrenos vetados a la mayoría de los llamados SUV.

Por ahora la gama Discovery Sport en España solamente ofrece dos potencias basadas en la motorización Diesel de cuatro cilindros. Durante la primavera de 2015 la marca anuncia para el modelo la incorporación de un motor de gasolina bautizado como Si4 con 240 caballos de potencia, aunque por el momento no está previsto quellegue a nuestro mercado. También se espera más adelante un inédito motor Diesel 2.0 de bajo consumo de la serie Ingenium, llamado ED4 y con unas emisiones de 119 g/100 km de CO2.

Gama y precios

- 2.2L TD4 Diesel 150 CV 4x4 S: 36.350 euros

- 2.2L TD4 Diesel 150 CV 4x4 SE: 41.000 euros

- 2.2L TD4 Diesel 150 CV 4x4 HSE: 46.700 euros

- 2.2L TD4 Diesel 150 CV 4x4 HSE Luxury: 52.850 euros

- 2.2L TD4 Diesel 150 CV Auto 4x4 S: 38.850 euros

- 2.2L TD4 Diesel 150 CV Auto 4x4 SE: 43.500 euros

- 2.2L TD4 Diesel 150 CV Auto 4x4 HSE: 49.200 euros

- 2.2L TD4 Diesel 150 CV Auto 4x4 HSE Luxury: 55.350 euros

- 2.2L TD4 Diesel 190 CV 4x4 S: 38.700 euros

- 2.2L TD4 Diesel 190 CV 4x4 SE: 43.350 euros

- 2.2L TD4 Diesel 190 CV 4x4 HSE: 49.050 euros

- 2.2L TD4 Diesel 190 CV 4x4 HSE Luxury: 55.200 euros

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

GLUK
A Favor
En Contra

MOLA

Puntuación 3
#1