Novedades

El nuevo Ford Fiesta no se queda atrás en diseño, tecnología y prestaciones

Seis. Se dice pronto. Desde su aparición allá por 1976, seis son ya las generaciones que ha vivido el Ford Fiesta, uno de esos 'coches de nuestra vida' que lleva con nosotros desde que tenemos uso de razón... y más allá.

Y no por ser un cuarentón se queda el nuevo Fiesta 'anticuado'. Todo lo contrario. Engarzado en una de las dos categorías que están de moda (los crossover por un lado y, por el lado del fiesta, el de los utilitarios/compactos 'pintones', con mucha tecnología y multitud de opciones de personalización dentro de un diseño muy dinámico y juvenil), el Fiesta apuesta por ello precisamente, con una gama muy variada (cuatro versiones: Trend, la base más económica; Titanium, la elegancia; Vignale, la gama más alta; y ST-Line, deportividad), para ofrecer al amplio espectro de sus futuros usuarios un Fiesta para cada tipo de gusto. Pero, además, atentos al futuro, pues llegarán a partir del próximo año una versión ST de 200 CV y, cómo no, ¡un crossover!, denominado Ford Fiesta Active. Éramos pocos en el segmento y...

El diseño del sexto Ford Fiesta toma como base la profunda remodelación que ya se acometió en la generación anterior, adaptándola a los nuevos tiempos con unas líneas más fluidas, más relajadas y una concepción integral de un vehículo más maduro. El vehículo ha crecido 71 milímetros de largo y 12 de ancho respecto al anterior, lo que le sitúa en poco más que cuatro metros justos de longitud. Cada uno de los cuatro acabados tiene su propia personalidad, que se ve acentuada, por ejemplo, en la rejilla, con especial importancia en los acabados Vignale y ST-Line.

En cuanto al interior, el crecimiento en las magnitudes de diseño se traducen en 16 milímetros más de "oxígeno" para las piernas de los pasajeros posteriores. El diseño interior del nuevo Fiesta parte de una consola de una sola pieza, en la que destaca la pantalla del navegador, presente en todas los equipamientos excepto el más básico, el Trend. Esta pantalla fluctúa entre las 6,5 y las 8 pulgadas, según la versión. Los materiales han pasado por procesos de "uso" muy específicos. Como curiosidad, decir que el material de los asientos debe resistir la exposición prolongada a los rayos ultravioletas, las manchas de café o refrescos o el desteñimientos de telas vaqueras.

La tecnología ya no se supone en cualquier vehículo que nace o cambia de generación. El Fiesta no es desde luego una excepción, no en vano incorpora dos cámaras, tres radares y 12 sensores para recoger datos del exterior y "traducirlos" en tecnologías de ayuda a la conducción tales como el asistente precolisión con detección de peatones; el asistente de aparcamiento con estacionamiento perpendicular, que llegan a activar los frenos en el proceso del aparcamiento ante una colisión o alcance inminente; reconocimiento de señales automático; luces de carretera inteligentes; mantenimiento de carril, etc.

A la hora de conectar nuestros teléfonos móviles tampoco hace falta decir que, sea cual sea nuestro modelo, podremos ver en la pantalla las aplicaciones a las que estamos acostumbrado con las funcionalidades de Apple CarPlay, Android Auto, AppLink, etc. Y en cuanto al sistema de sonido, otro de los puntos fuertes del nuevo Fiesta, está firmado por la prestigiosa firma danesa Bang & Olufsen (B&O para los amigos), que ofrece una experiencia de sonido pocas veces vista antes en un coche "no tuneado", gracias a sus diez altavoces (subwoofer incluido en el maletero), y que se traduce en 675 vatios de sonido.

Y en cuanto a los motores -no olvidemos que hablamos de un coche-, al nuevo Fiesta se le ha montado una gama de tres propulsores 1.0 EcoBoost de gasolina (100, 125 y 140 CV), con cajas de cambio manual o automática, según versiones, en ambos casos de seis velocidades. También se monta un 1.1 de 70 CV para la versión de entrada a la gama Trend, con cambio manual de cinco velocidades. En cuanto al diésel, hablamos del TDCi de 1,5 litros, que puede ser de 85 o 120 CV. Las unidades que hemos podido probar, tanto en gasolina como en diésel, nos han transmitido muy buenas sensaciones, tanto en confort de marcha como en fuerza, mucha en alguno de los casos.

Los precios en España del nuevo Ford Fiesta se mueven entre los 15.045 euros de la versión Trend de 70 CV y los 21.295 euros del Vignale 1.5 TDCi.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0