Novedades

El Kia Stinger desvela sus secretos para Europa

Apenas han pasado diez días desde su puesta de largo en el Salón NAIAS de Detroit y hoy ya hemos podido ver en vivo -y tocar- al nuevo Kia Stinger, que se ha presentado a la prensa en un evento internacional celebrado en Milán. Hasta aquí ha viajado Ecomotor para conocer más datos sobre el modelo que está llamado a cambiar definitivamente la imagen de la firma coreana.

El porqué está bastante claro: se trata de una berlina con aire coupé, de cinco puertas y cuatro plazas, tan amplia como confortable y, sobre todo, rápida sobre el asfalto. Es decir, se trata de un vehículo que evoca las mejores cualidades de un Gran Turismo, algo que hasta bien poco ni siquiera habríamos soñado en un Kia. Este territorio, si acaso, lo dominan las firmas premium europeas.

El Kia Stinger es, desde ahora, el nuevo buque insignia de la gama, un modelo de representación que aspira a llamar la atención más que a conseguir grandes volúmenes de ventas. Un tope de gama que grita a los cuatro vientos que en esta marca saben hacer productos realmente serios en los segmentos superiores. Pero nada de seriedad en el sentido más estricto del término. No, no se trata simplemente de un coche bien hecho, pero gris y aburrido. Nada más lejos de la realidad. El Stinger promete todo lo contrario: pasión, diversión y disfrute al volante.

Maserati, Jaguar y Lamborghini, las musas 

Durante el evento de presentación del Kia Stinger, celebrado en una nave industrial que antaño perteneció a unos estudios de cine, se han proyectado en sus pantallas imágenes de modelos míticos de Lamborghini, Jaguar y Aston Martin, entre otras marcas ilustres. Esto es algo que llama poderosamente la atención porque en un lanzamiento a la prensa raramente una marca menciona a otras, sean o no rivales directas. Es una cuestión de protección (absurda, seguramente), que en este caso tiene una justificación muy clara. Kia quiere dejar constancia de que el diseño es primordial en su nuevo Stinger y, como en la historia de la marca no hay tradición de modelos deportivos, han decidido recurrir a grandes iconos como el Ghibli, el E-Type o el más reciente One-77 de los fabricantes anteriormente citados para mostrar sus intenciones estéticas.

En cualquier caso, se parezca o no a ellos, el nuevo Kia entra muy bien por la vista y tiene cierta personalidad, sobre todo en la parte trasera. Y esto es algo realmente necesario en un coche cuya decisión de compra siempre va a estar marcada por el argumento del diseño.

El Kia Stinger mide 4,83 metros de longitud, tiene una distancia entre ejes de 2,9 metros y, como decíamos al inicio, es un cinco puertas con espacio para cuatro adultos en su interior. Aunque la habitabilidad probablemente no sea el aspecto más demandado por sus futuros clientes, lo cierto es que tras esa carrocería de corte coupé con pronunciada caída del techo en su parte trasera, se esconde un interior bastante amplio, con espacio más que suficiente para las piernas, cabeza y hombros de todos los pasajeros.

De regalo aparece un generoso maletero con portón y unas formas interiores aparentemente muy aprovechables. Así que tenemos entre manos un coche, no sólo con una puesta en escena muy cuidada (tanto dentro como fuera), sino con un nivel de practicidad bastante alto.

Desvelado un diésel de 200 CV para Europa

Dado que este Kia apunta en primer lugar hacia el mercado americano, la gama de motores tiene dos protagonistas que ya conocíamos: un cuatro cilindros turbo de 2 litros de cilindrada y 255 CV, y un V6 biturbo de 3,3 litros y 370 CV. Dos propulsores que prometen grandes sensaciones al volante y que dan a la berlina ese carácter deportivo que anuncia. La novedad que hoy hemos conocido viene de la mano de un motor diésel que formará parte de la gama europea y que se presenta en forma de cuatro cilindros, con 2,2 litros de cubicaje y unas cifras de potencia y par, respectivamente, de 200 CV (a 3.800 rpm) y 440 Nm (entre 1.750 y 2.750 rpm). Esta mecánica de gasóleo aspira a ser una de las más demandadas a este lado del charco, al menos mientras no cunda el pánico con las restricciones al diésel que ya empiezan a asomar en algunas de las principales capitales.

En el apartado del chasis, Kia recuerda que este coche se ha puesto a punto en el circuito de Nürburgring y que tiene un enfoque confortable y deportivo a partes iguales. Esto lo logra, en parte, gracias a la amortiguación con control electrónico DSDC con cinco modos de conducción: Eco, Sport, Sport+, Comfort y Smart. La dirección asistida variable, de rápida respuesta según anuncia la marca, también puede modificar su conducta mediante el Drive Mode Select.

Con la última tecnología en materia de asistentes a la conducción, seguridad y confort, el Kia Stinger llegará a Europa en septiembre. De momento no se han fijado los precios, así que no podemos hablar del posicionamiento frente a sus rivales. Pero seguro será más bajo que el de los premium, así que ahí podría estar uno de sus grandes puntos a favor. A medida que se acerque la fecha de comercialización iremos conociendo más detalles sobre la gama.

Relacionados

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0