Novedades

Porsche Panamera 4 E-Hybrid: 462 CV de potencia y solo 2,5 litros a los 100 km

Si a finales del mes de junio Porsche nos mostraba la segunda generación del Panamera, ahora ofrece una nueva variante para apuntarse al mundo ecológico, el Panamera 4 E-Hybrid. Se trata de la cuarta versión de la berlina tras el Panamera Turbo (550 CV), el 4S (440 CV) y el 4S diésel (422 CV).

Sin duda alguna, el punto fuerte de este modelo que se presentará de forma oficial en París es su consumo en relación a la potencia que ofrece. Con un motor 2.9 V6 de inyección directa y turbo, es capaz de desarrollar 330 CV de potencia, que se transforman en 462 CV si se combina con el motor eléctrico de 136 CV que incorpora. Además, acelera de 0 a 100 km/h en tan solo 4,6 segundos y alcanza una velocidad máxima de 278 km/h.

Todo un derroche de energía a cambio de un consumo homologado de tan solo 2,5 litros a los 100 km. Asimismo, ofrece la posibilidad de circular propulsado de forma 100% eléctrica durante 50 kilómetros con una sola carga, pudiendo alcanzar una velocidad máxima de 140 km/h.

Al igual que en el resto de versiones de este modelo, la transmisión PDK de doble embrague y ocho velocidades sustituye a la anterior, también automática y de ocho velocidades, pero menos eficiente con el convertidor de par que empleaba. La tracción es integral de serie.

Las baterías, que van van ubicadas bajo el piso del maletero, han pasado de los 9,4 hasta los 14,1 kWh -ha ganado un 50% de potencia-, pero manteniendo su peso. Además, para recargarlas de forma total basta con dejarlas conectadas algo menos de seis horas a un enchufe convencional de 10 Amperios y 230 voltios, aunque se puede reducir hasta las tres horas y media si se usa el cargador opcional de 7,2 kW, 230 voltios y 32 amperios.

Otro de los cambios reseñables está en el interior, donde salta a la vista una digitalización absoluta representada por una pantalla principal de 12,3" y otras dos en el cuadro de relojes de 7" cada una.

Por otra parte, el Panamera contará de serie con el Sport Chrono que hereda de la versión convencional, pero con opciones de conducir personalizadas: E-Power, que utiliza únicamente el motor eléctrico y es el modo seleccionado por defecto al arrancar; Hybrid Auto, el coche elige en cada momento la configuración y el uso de los dos motores de acuerdo con las potencia requerida en cada momento y del terreno; E-Hold, que reserva la carga de la batería para utilizarla posteriormente; y el E-Charge, que permite recargar en marcha la batería con el motor de combustión, aunque para ello necesita consumir combustible.

Un modelo idílico que, eso sí, no será barato: 110.890 euros en España. Los pedidos ya pueden realizarse y las primeras unidades se entregarán en Europa a mediados de 2017.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0