Novedades

Nuevo Mini John Cooper Works Cabrio: el Mini más radical se hace descapotable

Llega la esperada versión Cabrio del Mini más radical de la gama. Se mueve gracias a un motor turbo de 231 CV y, como novedad, adopta una capota de lona personalizable que se pliega de forma totalmente eléctrica.

El Mini John Cooper Works, es decir, el más potente de la gama, ya tiene variante descapotable en su gama 2016. Y, como no, bajo el capó esconde el rabioso motor Twin Power Tubo de 2 litros de cilindrada y 231 CV. Esto quiere decir que gana 20 caballos frente a su predecesor lo que ayuda a mejorar las prestaciones. Este propulsor entrega 320 Nm de par y arroja unas cifras de consumo que van de los 5,9 l/100 km con cambio automático Steptronic de seis velocidades (opcional) a los 6,5 l/100 km con cambio manual (se serie y también con seis velocidades).

El nuevo Mini John Cooper Works Cabrio es más rápido en todos sus registros. Acelera de 0 a 100 km/h en 6,5 segundos y se muestra capaz de recuperar de 80 a 120 km/h en 6,1 segundos. También ha subido su velocidad máxima hasta los 241 km/h.

En el apartado de chasis, este Mini de tracción delantera cuenta con una puesta a punto deportiva, un equipo de frenos firmado por Brembo, dirección Servotronic que ajusta su dureza a la velocidad, unas llantas de 17 pulgadas y un sistema de amortiguación variable, este último como parte del catálogo de opciones.

En el apartado de diseño, el nuevo Mini JCW Cabrio se distingue por las entradas de aire frontales, los faldones laterales y posterior, los faros con diodos LED, los logos distintivos en diferentes partes de la carrocería y la pintura de color Rebel Green sólo aplicable a esta versión. También el interior ofrece una serie de elementos propios y enfocados a lograr una experiencia de conducción más deportiva.

Nueva capota eléctrica con opciones de personalización

Pero, sin duda, el elemento estrella en este rabioso descapotable de Mini es su capota. Sigue siendo de material textil, pero por primera vez se abre y cierra de forma totalmente automática pulsando un botón. La operación se realiza en 18 segundos y tanto con el vehículo parado como a velocidades de hasta 30 km/h. La capota cuenta con función de techo corredizo y, de forma opcional, el cliente puede elegir un bordado con la bandera de Reino Unido en toda su superficie. Un claro guiño a la tradición británica de este modelo.

El nuevo Mini John Cooper Works Cabrio crece en sus dimensiones exteriores en comparación a la generación anterior, lo que se traduce en una mayor habitabilidad interior en sus cuatro plazas. El maletero, por su parte, aumenta el volumen hasta los 215 litros (con el techo plegado se queda en 160).

El equipamiento de serie incluye el sistema de accionamiento completamente automático de la capota, climatizador, modos de conducción MINI Driving Modes, radio MINI Boost con conexión AUX-In y puerto USB, así como Park Distance Control. En el equipamiento opcional figura una amplia lista de asistentes tecnológicos enfocados a la seguridad y el confort.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0