Motor

Dieter Zetsche cede el bastón de mando de Daimler a Ola Källenius

  • Källenius es el primer presidente no alemán del consorcio automovilístico.
  • El grupo se reorganizará a partir de noviembre.
Dieter Zetsche, a la izquierda, junto al nuevo presidente de Daimler Ola Källenius.

El presidente del consorcio automovilístico alemán Daimler durante los últimos trece años, Dieter Zetsche, ha dejado este miércoles su responsabilidad al frente de la compañía, para ceder su puesto a Ola Källenius, que se convierte en el primer presidente no alemán del consorcio y que también dirigirá la división Mercedes-Benz Cars durante cinco años. | Tobias Moers sustituye a Ola Källenius como consejero delegado de Mercedes-AMG.

Källenius, que ejercía hasta la fecha como responsable de Investigación de la multinacional, será el sustituto de Zetsche, que pasará a formar parte del consejo de vigilancia del grupo durante dos años, para convertirse después en presidente de este órgano de vigilancia, reemplazando a Manfred Bischoff.

El directivo indicó que con Zetsche se marcha un "excepcional ejecutivo" y destacó su papel a la hora de dar forma a la compañía en su estado actual, desde la separación de Chrysler, pasando por la crisis financiera en 2008 y logrando la reorganización de la gama de producto y la actualización del diseño.

Junta anual

El cambio de presidente en el seno de la compañía con sede en Stuttgart se ha ratificado y ejecutado en el marco de la celebración de la junta anual de accionistas de la corporación, en la que también se vota la nueva estructura del grupo y la creación de las nuevas divisiones.

Esta iniciativa, denominada Project Future, tomará efecto el próximo 1 de noviembre y supondrá que Mercedes-Benz será responsable de las divisiones Mercedes-Benz Cars y Mercedes-Benz Vans, mientras que Daimler Trucks y Daimler Buses serán controladas por Daimler Truck. Daimler Financial Services, que actúa de forma independiente, pasará a denominarse Daimler Mobility desde el 24 de julio.

Transformación desde un fabricante de vehículos a un proveedor de servicios de movilidad

El objetivo de esta reorganización corporativa es llevar a cabo una transformación desde un fabricante de vehículos a un proveedor de servicios de movilidad, con especial relevancia en la creación de un modelo de negocio sostenible a largo plazo.

Dieter Zetsche, a la izquierda, saluda a Ola Källenius.

Durante el evento, el presidente del consejo de supervisión indicó que el éxito de la compañía se basa en una "gran experiencia automovilística" y en una visión estratégica y resaltó que el futuro de la movilidad individual es uno de los principales retos a los que se enfrenta la industria.

Por su parte, Zetsche indicó que Daimler ha experimentado un "significativo progreso" en los últimos años, aunque no se mostró satisfecho con los resultados contabilizados en los últimos trimestres ni con el precio que tiene la acción del grupo.

Para el conjunto del ejercicio actual, Daimler prevé registrar un "ligero" incremento de su volumen mundial de ventas, en comparación con los 3,4 millones de vehículos comercializados en 2018, mientras que también anticipa una subida de su beneficio operativo y de su facturación.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0