Motor

Economía/Motor.- El vehículo del futuro será más automatizado, conectado, sostenible y reducirá el número de accidentes

El sector automovilístico tendrá que adaptar su oferta a la demanda de la sociedad que pide vehículos cada vez más automatizados, conectados, sostenibles y que reduzcan el número de accidentes, de acuerdo a las conclusiones de la tribuna 'Los nuevos retos de la movilidad conectada y sostenible', organizada por la Asociación hispano-francesa Mujeres Avenir.

MADRID, 8 (EUROPA PRESS)

Este encuentro, que tuvo lugar en el Club Financiero Génova en Madrid, reunió a representantes de algunas de las empresas e instituciones más influyentes de España y de Francia en el sector como el cónsul general de Francia en Madrid, Cedric Prieto; la directora de investigación e ingeniería avanzada de PSA, Carla Gohin; la consejera delegada de Engie España, Loreto Ordoñez; la directora en marketing inteligente de Alstom, Mónica Tejedor, o la responsable del área de inspección técnica y vehículos del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, Nuria Román Bernet, así como a la presidenta de la asociación de Mujeres Avenir, María Luis Contes.

Entre algunas de las conclusiones extraídas de la reunión se encuentran el "problema" que generará el vehículo en propiedad en ciudades, donde se estima que vivirá más del 70% de la población en 2050, y los posibles usos comunitarios del mismo.

La necesidad social de estar conectados llevará la hiperconectividad hasta los vehículos, que contarán con 'wi-fi' y con tecnologías como 'eCall' o 'Full Mirroring', sistemas que garanticen que el conductor controle las funcionalidades del vehículo sin retirar las manos del volante ni los ojos de la carretera.

La preocupación ambiental, así como el cambio de mentalidad y la urbanización, llevará al uso de vehículos eléctricos, lo que exigirá una adecuada gestión del almacenamiento energético, o a vehículos que empleen combustibles alternativos como el gas natural vehicular, para lo que será necesario infraestructuras y nuevas normativas.

Para Tejedor, la movilidad es el centro del debate de las principales ciudades del mundo, y ha de dar respuesta a inquietudes sociales, económicas y medioambientales. Las ciudades, asegura, tendrán que adecuar el tamaño de las infraestructuras al número de los viajes efectuados, reducir el tiempo empleado en los traslados y favorecer el impacto ambiental en las mismas.

Por su parte, Bernet afirma que la administración ha de impulsar tecnologías, que aunque no sean actualmente la "solución perfecta o ideal", si son "excelentes soluciones" intermedias con un amplio catálogo de avances tecnológicos que dan respuesta a las demandas de la sociedad.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin