Motor

Lamborghini PoloStorico: el taller de la firma italiana que revive sus modelos más míticos

Lamborghini 350 GT.

El coche clásico se ha revelado como uno de los negocios de inversión más rentables. La revalorización que generan los automóviles de colección han hecho proliferar la recuperación y restauración de joyas sobre ruedas cada vez más demandadas en las grandes subastas a uno y otro lado del Atlántico. | Land Rover Reborn o cómo comprar hoy un clásico de 1978 totalmente restaurado.

Las propias marcas son conscientes de este pujante negocio y han creado departamentos especiales para devolver a la vida como recién fabricados sus modelos históricos. Así, Aston Martin, Ferrari, Jaguar, Mercedes o Porsche, restauran en sus talleres dedicados a los clásicos suministrando las piezas originales y certificando estas auténticas obras de arte que incluyen desde la base mecánica hasta la pintura de la carrocería pasando por los tapizados e interiores.

Lamborghini, la mítica marca italiana de Santa Ágata, no ha querido ser menos a la hora de cuidar y dar una nueva vida a sus modelos más veteranos. Para ello creó hace dos años su departamento PoloStorico consagrado no solo a la restauración, sino también al cuidado de los archivos de la marca, además de la certificación y suministro de piezas originales. A día de hoy, este departamento puede suministrar hasta el 70% de recambios para su catálogo de vehículos históricos.

GT 350, el primer Lamborghini

La labor artesanal de PoloStorico comenzó con la restauración complta de un Miura, al que siguieron un LM002 y un Countach. Ahora le ha tocado el turno a un precioso 350 GT, perteneciente a la primera serie del primer modelo que Lamborghini lanzó en 1964 para rivalizar con Ferrari. El resultado de las 1.930 horas dedicadas a la minuciosa restauración de carrocería, interior, motor y sistema eléctrico se ha podido ver en el pasado salón parisino especializado en clásicos Rétromobile. Y sin duda alguna ha sido uno de los principales protagonistas de la muestra.

El motor V12 es el original y, gracias a una esmerada reconstrucción, funciona como el primer día. En el interior, la tapicería ha sido rehecha siguiendo las mismas técnicas de la época y hasta la radio es la misma que se servía con el modelo en 1964. La pintura es exacta en color y compuestos a la original y también se han conservado las mismas llantas Ruote Borroni di Milano, debidamente pulidas, que han sido calzadas con los mismos neumáticos con los que se vendía el 350 GT en aquella época, los Cinturato Pirelli 205 R15.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin