Motor

Los coches eléctricos ya no serán silenciosos en EEUU: deberán emitir sonidos para proteger a los peatones

El Gobierno de Estados Unidos ha aprobado el final de los coches eléctricos e híbridos silenciosos para prevenir de lesiones a peatones y ciclistas, por lo que obligará a que todos los vehículos de estas características emitan un sonido de alerta siempre y cuando circulen a velocidades de hasta 30 kilómetros por hora.

Según informa Reuters, la medida entrará en vigor en 2019 y afectará en torno a 530.000 vehículos silenciosos que circularán por las carreteras de EEUU en 2020, según las estimaciones de la Administración Nacional de Seguridad de Tráfico en las Carreteras de Estados Unidos (NHTSA, por sus siglas en inglés), quien prevé reducir para entonces en 2.400 las lesiones producidas por esta causa.

Además, de acuerdo con los datos ofrecidos por dicha institución, la aplicación de esta normativa tendrá un impacto en la industria del automóvil de 39 millones de dólares al año puesto que los fabricantes deberán añadir a sus vehículos un altavoz impermeable en la parte exterior, que será el que se encargue de emitir dicho sonido -aún sin especificar-. Asimismo cifra el ahorro por la reducción de lesiones entre 250 y 320 millones de dólares anuales.

Desplazarse con seguridad

En el comunicado emitido por la NHTSA, organismo dependiente del Gobierno estadounidense, ha querido remarcar la importancia de la medida para los viandantes, en especial para las personas con discapacidad visual: "Se trata de una herramienta de sentido común para ayudar a los peatones, especialmente personas que son ciegas o con baja visión, desplazarse con seguridad", reza el documento.

Sobre cómo será el sonido, la Alianza de Fabricantes de Automóviles de Estados Unidos aseguró que "las marcas tienen flexibilidad para equipar sonidos que sean suficientemente detectables y agradables al escucharlos. La acepción del consumidor es fundamental" para su buena implantación, aseguran.

De esta manera se pone fin, al menos por el momento, a la ley aprobada por el Congreso norteamericano en 2010 para que las firmas hiciesen "coches silenciosos", puesto que cuando Donald Trump tome posesión del cargo de presidente de Estados Unidos podría optar por revisar de nuevo la normativa.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud