Motor

Diez trucos para detectar si un coche de segunda mano le va a dar problemas

Los coches de segunda mano son los más exitosos entre los españoles; de hecho, en 2015 por cada coche nuevo se vendieron casi dos usados en España. Sin embargo, este tipo de vehículos no siempre son un chollo: si se encuentran en mal estado pueden suponer una ruina para sus propietarios. Le contamos diez trucos para reconocer cuándo un vehículo usado puede ser problemático. Información facilitada por Autofácil.es.

1.- Cómo detectar si ha sufrido un golpe

Si va a comprar un coche de segunda mano y han pintado la carrocería o encuentra zonas con tonalidades diferentes puede significar que ha tenido un golpe. Si es así, y el coche ha pasado por la bancada no interesa: habrá tenido serios daños estructurales y podría verse perjudicada la estabilidad, surgir ruidos en el interior...

2.- Si el interior tiene malos olores

El olor a tabaco o a animales puede ser molesto, pero lo realmente peligroso es que huela a combustible o humedad. En el primer caso, puede deberse a una fuga de combustible, mientras que si huele a humedad, el sistema de ventilación puede encontrarse en mal estado -éste último olor resulta bastante difícil de eliminar-.

3.- Si cree que el cuentakilómetros está trucado

En caso de que el coche tenga muy pocos kilómetros para el desgaste que presentan los pedales, los asientos, el pomo del cambio o el volante, desconfíe: el cuentakilómetros podría estar trucado. Pida al propietario las facturas, el libro de revisiones y el informe de la última ITV para asegurarse de que el cuentakilómetros no está trucado.

4.- Si han cambiado las luces, las ruedas, lleva un alerón...

Es posible que algunos coches de segunda mano tengan instalados elementos no homologados con los que no puedas superar la ITV: unas luces diurnas, unas ruedas que no figuran en la ficha técnica, algún elemento que modifique mínimamente las dimensiones de la carrocería, etc. En este caso, antes de comprar el coche acuda con él a estación de ITV y compruebe si supera la inspección técnica. Por otro lado, si el coche está potenciado el motor podría haber estado sometido a sobreesfuerzos que hayan perjudicado su fiabilidad. En este caso, no lo compre hasta que un mecánico te confirme que está en buen estado.

5.- Si descubre que era un coche de alquiler

Puedes solicitar un informe en tráfico sobre los anteriores propietarios del vehículo -cuesta unos 12 euros-, o si ha pertenecido a una empresa de alquiler. En este último caso, además, aparecerá en la ficha técnica la inscripción A.S.C -vehículo de alquiler sin conductor-. En caso de que sea un vehículo de alquiler, sus conductores no habrán sido muy cuidadosos: compruebe el funcionamiento del embrague, el cambio...

6.- Si sospecha que un anuncio en una web es un timo

Existen multitud de anuncios falsos de coches que se encuentran en el extranjero, cuyo precio resulta más bajo del habitual. Se trata de timos en los que los supuestos propietarios del coche le piden que les transfiera una determinada cantidad en concepto de reserva de reserva. Por supuesto, el coche no existe y pierde el dinero. Para evitar este problema pruebe el coche antes de efectuar cualquier transacción, compruebe que la documentación es correcta y jamás transfiera dinero para reservar un vehículo que se encuentra en el extranjero.

7.- El interior está muy deteriorado

Lo más probable es que el propietario del coche de segunda mano que va a adquirir haya sido poco cuidadoso. Descarte la compra si no funcionan todos los testigos del cuadro, hay plásticos sueltos o arrancados o si no funcionan todos los mandos: luces, intermitentes, calefacción, aire acondicionado...

8.- El motor tiene un sonido extraño

Es posible que esté a punto de 'romper': podrían fallar las correas, el sistema de inyección, la culata podría estar a punto de averiarse... Además, compruebe que el humo del escape no es blanco o azul: en el primer caso, la bomba de combustible podría estar a punto de romperse y, en el segundo, estará quemando aceite.

9.- El dueño no le deja probarlo

Si el dueño alega que no le deja probarlo porque desconfía de su forma de conducir descártelo: si compra un coche a ciegas no sabrá si el motor desarrolla todas sus prestaciones, si piezas de desgaste como el embrague se encuentran en buen estado, si la dirección presenta holguras, si el coche tiende a desviarse hacia algún lado al frenar...

10.- Si tiene bola de remolque...

Lo más probable es que haya tirado de una caravana o remolque y que el motor haya estado sometido a un sobreesfuerzo que pueda acortar su vida útil. Además, elementos como las suspensiones y los frenos pueden haber sufrido un desgaste prematuro.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1

Vamosque
A Favor
En Contra

buen artículo.

Queda también ver si al darle al contacto no arranca.

Puntuación 7
#1