Motor

El automóvil europeo vierte "sangre" entre 'nacionalismos': Alemania contra el resto

La hegemonía alemana que impera en Europa a nivel político y económico puede extrapolarse perfectamente al sector del automóvil: el continente se divide entre los fabricantes que no sólo han resistido a la crisis de demanda en la región, sino que siguen batiendo récord de ventas y beneficios, y los que no han podido sino sucumbir a ésta.

Las cifras de grupos automovilísticos como Daimler, BMW o Volkswagen, que arrojan registros históricos en la mayor parte de los casos, contrastan casi cruelmente con las caídas y pérdidas de sus homólogos franceses, en el caso de PSA Peugeot Citroën o Renault, o de la italiana Fiat. La causa de esta desigualdad reside principalmente en la buena respuesta de mercados emergentes, especialmente los del BRIC, hacia las marcas alemanas (de las que Opel se queda fuera con unos resultados que no hacen más que lastrar los de General Motors), que supieron adentrarse en estos países y afianzarse antes del estallido de la crisis.

La depresión de los 'aliados'

El resto, por el contrario, más dependiente del mercado europeo, se ha visto abocado a la sobrecapacidad de la industria, fruto de la combinación entre los altos ritmos de superproducción previos a la crisis y el desplome de la demanda en la región. En consecuencia, todas ellas se han visto obligadas a rediseñar sus planes industriales con duros recortes para adecuar la producción a la exigencia comercial de sus mercados locales.

Por si fuera poco, entre los fabricantes del sur de Europa y la decreciente demanda se han interpuesto también productores de mercados menores. Es el caso, por ejemplo, del Grupo Hyundai, que amenaza una parte importante de la cuota de mercado de los Peugeot, Fiat y compañía. En la industria francesa preocupa hasta tal punto la fuerte irrupción de Hyundai que incluso el ministro de Industria galo, Arnaud Montebourg, ha llegado a calificar de "crueldad social" comprar uno de estos coches coreanos, aduciendo prácticas de dumping favorecidas por condiciones laborales en Corea del Sur que incluyen jornadas de hasta doce horas diarias.

En este punto de crisis aguda, donde las ventas de coches han caído un 25% desde el inicio de la crisis, la actuación de los estados se ha tornado decisiva: bien para dar soporte a los recortes deseados, como en el caso de España, donde las reformas impulsadas por el ministro Soria, que buscaban una "mayor competitividad", han asegurado la permanencia de varias plantas de producción; o bien, directamente, para asegurar la supervivencia financiera de la compañía, como ha ocurrido en Peugeot, al que el Gobierno francés rescatará con en torno a 7.000 millones de euros.

"Un baño de sangre"

Semejante desigualdad está desencadenando una guerra, casi literalmente. La palabra "sangre" se ha convertido en una especie de recurso cuando se habla sobre la situación del sector. Se ha podido escuchar en boca, por ejemplo, de Sergio Marchionne, consejero delegado de Fiat, cuando el verano pasado hablaba de "baño de sangre" en alusión a a la agresiva guerra de precios llevada a cabo por Volkswagen, que se puede permitir este tipo de prácticas.

Pero también el propio Montebourg se ha referido a tan gráfico concepto con un sentido aún más bélico: el ministro de Industria francés afirmaba la semana pasada que Francia luchará "hasta a última gota de sangre" por los intereses de su industria. ¿Significa eso, como dijo Montebourg también a la televisión francesa BFM, que París está dispuesto incluso a entrar en el capital de Peugeot para asegurar su supervivencia?

Tomar una decisión así sí que sería considerado como una suerte de casus bellis por Alemania. Cabe recordar que cuando el Gobierno de François Hollande anunció el rescate de Peugeot, desde Alemania la respuesta fue contundente: Volkswagen y el estado agermano vieron "estos préstamos estatales muy críticamente" y se plantearon incluso llevaron llevarlo a la Comisión Europea. 

Pero en el Grupo Volkswagen son conscientes de los riesgos que tiene esta agresiva estrategia y sus posibles efectos en el público de los mercados del suroeste de Europa como Francia, Italia o España. "Lo peor que le puede pasar a alguien que tiene éxito es ser odiado", admite el consejero delegado de Volkswagen Martin Winterkorn en declaraciones a la edición online de Der Spiegel. Por ello, finalmente decidieron no llevar el caso de Peugeot ante la Comisión Europea. Lo tienen claro en Volkswagen: el "baño de sangre" del que habla Marchionne no lo va a ser para ellos.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum12
En portada Ver más noticias

GODOFREDO
A Favor
En Contra

Ahora toca la explosión de la burbuja del sector de la automoción.

Puntuación 28
#1
Mig29
A Favor
En Contra

Hasta que Francia no deje de tirar balones fuera y hagan las reformas necesarias, seguiran hundiendose. Lo que tiene que hacer PSA y FIAT es adaptarse a la nueva coyuntura y a los nuevos mercados, como han hecho VW, Toyota o las coreanas. Los unicos culpables de su decadencia son ellos mismos, y sus politicas erradas, hasta que no lo acepten seguiran en caida libre.

Puntuación 0
#2
Con estos ojitos
A Favor
En Contra

A Mig29

Te recomiendo un viajecito a Corea del Sur, De cada 10000 coches, 1 es Europeo. Si en Europa pasase lo mismo, las marcas coreanas no habrían crecido tanto. Europa muere de un ataque grave de papanatismo.

Puntuación 63
#3
TIEMPO AL TIEMPO...
A Favor
En Contra

Tiempo al tiempo... que a los "cabezas cuadradas" ya les esta llegando su San Martin...

Sobre los coreanos es fácil... aplicar el doble de aranceles que tengan para los europeos... cuestion de supervivencia.... y de echarle huevos....

http://www.eleconomista.es/ecomotor/motor/noticias/4605626/02/13/Vladimir-Putin-quiere-que-sus-coches-blindados-compitan-con-Audi-y-BMW.html

Puntuación 14
#4
AS
A Favor
En Contra

Al 3, esto es fruto de la globalizacion, a que no saliste a la calle para protestar, pues ahora que no se queje nadie si en europa se compran productos deotras partes del mundo, mucho mas baratos y de igual calidad.

Puntuación 3
#5
o
A Favor
En Contra

la imagen que el mundo entero tiene sobre los proctos alemanes es de calidad,tecnologia,etc...nada que ver con lo italiano, frances, no hay mas que hablar hacen magnificas maquinas.

Puntuación -21
#6
Atonito
A Favor
En Contra

La calidad alemana le da mil vueltas a la calidad francesa o italiana.

Puntuación -22
#7
fomosos
A Favor
En Contra

la calida alemana que no tiene duda en el gasto de combustible y prestaciones, se apoya fundamentalmente en la subcontratacion a las fabricas españolas que trabajan a coste y alemania hace el montaje.

Como nos arreglamos para anular las iniciativas de superlopez, la estabilidad de seat etc. solo los politicos saben y las prebendas recibidas via europa para teoricamente ganarse las elecciones los y unos a los otros, ahora años mas tarde, lo que hay es que los politicos han sido nefastos, el pais arruidnado, y los españoles en el paro y con su industria destrozada.

Esperemos que nuestros hijos puedan superar el nefasto gobierno de personal de enseñanza sin ninguna capacidad economica que aullaban al canto de jefes cuya unica ilusion era el personalismo presencial.

Como ha habido tanto dinero

Prestado via europa por alemania despues de que en la constitucion de la moneda del euro el valor de la peseta se devaluo virtualmente un 50% (una gran maniobra que es de suponer siguen agradeciendoleo a los politicos del año 1996 al 2000)

Su utiliza una moneda artificial de cambio, como pueden ser valores de bolsa, titulaciones de hipotecas, bancos procedentes de cajas de ahorros, solares, "tecnologias" = pantallas solares, etc. cuyo valor real era su propia ceniza

Puntuación 11
#8
pepe
A Favor
En Contra

Para "con estos ojitos" y varios otros comentarios. Solo por curiosidad, has mirado los precios de los coches coreanos y de los europeos vendidos en Corea.Lo raro es que vendamos alguno.

Europa muere de papanatismo pero no por comprar productos con mejor relación calidad/precio sino por pensar que con ser descendientes de los griegos bastaba. Solo por información, ese pais, Corea, que ahora nos amenaza y está tecnológicamente 20 años por delante de España, tenía más del 60% de su población analfabeta en los años 60 del siglo pasado. Se planteó como problema de estado a abordar y aquí estamos. Igualito que en España.

Y todavia seguimos intentando engañarnos creyendonos lo guachi del mundo.

Puntuación 11
#9
Otto
A Favor
En Contra

Tengo un coche con 22 años encima, y funciona como el primer día. Es alemán, y mi próximo coche será alemán.

Puntuación 0
#10
pacosoyyo
A Favor
En Contra

Yo tambien tengo coche aleman de 21 años (opel omega) y tambien funciona de lujo. Vamoos que de momento ni me planteo cambiarlo.

Puntuación -1
#11
Esteban
A Favor
En Contra

Volkswagen está bajando los precios a base de bajar la calidad, sus coches no tienen nada que ver con los que fabricaban hace años, ahora los hacen para que duren menos años, viven de la fama del pasado.

Puntuación 2
#12