Motor

El Grupo BMW multiplica por 21 su beneficio en el primer semestre, hasta los 7.623 millones de euros

El Grupo BMW ha cerrado el primer semestre del año con un beneficio de 7.623 millones de euros, lo que supone multiplicar por 21 las ganancias conseguidas en el mismo periodo del año anterior cuando ganó 362 millones de euros.

En el segundo trimestre del año, el grupo automovilístico alemán tuvo unas ganancias netas de 4.790 millones de euros, mientras que en el mismo periodo del ejercicio anterior las pérdidas alcanzaron los 212 millones de euros.

En lo que a facturación se refiere, el Grupo BMW alcanzó los 55.360 millones de euros en el primer semestre, lo que supone un incremento del 28,1% en tasa interanual.

Asimismo, las entregas a clientes de la división automotriz se incrementaron entre enero y junio un 39,1% en tasa interanual, hasta las 1.339.047 unidades. Por su parte, las entregas de la división de motos aumentaron un 40,3%, hasta las 107.610 unidades.

El resultado operativo aumentó hasta los 8.030 millones de euros, lo que supone más de once veces que hace un año (709 millones de euros), por la recuperación de la división automovilística que en el primer semestre del año pasado había tenido pérdidas de 1.325 millones de euros.

El consejero delegado del Grupo BMW, Oliver Zipse, ha explicado que "nuestros resultados se han beneficiado de la fuerte demanda de los clientes durante el primer semestre del año, lo que nos ha permitido lograr un crecimiento significativo. Sin embargo, a la vista de los riesgos existentes, como los precios de las materias primas y la escasez de semiconductores, es probable que el segundo semestre sea más volátil para el Grupo BMW".

Previsiones

Para lo que resta de ejercicio, el consorcio automovilístico alemán reconoce que la escasez mundial de semiconductores y el aumento de los precios de las materias primas pueden afectar al desempeño en el segundo semestre. No obstante, el grupo espera que el negocio evolucione de una manera positiva.

El director financiero del Grupo BMW, Nicolas Peter, ha explicado que "la previsión se basa en el supuesto de que ni la pandemia de coronavirus ni la situación del suministro de semiconductores empeorará significativamente y que los precios en los mercados internacionales de materias primas se mantengan estables".

Así, el grupo ha elevado sus previsiones para todo el año en los segmentos de Servicios Financieros y de la división de Motocicletas.

Se espera que el segmento del automóvil registre un sólido aumento interanual en el número de vehículos de las marcas BMW, MINI y Rolls-Royce entregados a clientes. Además, prevé que el margen de rentabilidad se situará en la parte alta del rango, entre el 7% y el 9%, mientras que antes era de entre el 6% y el 8%.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin