Motor

Swipcar, la 'startup' que lidera el 'renting' de vehículos por Internet

  • Tres años después de su nacimiento, opera en España, Italia, Francia y Portugal
  • La compañía prevé consolidar los 500 coches mensuales y cerrar el año por encima de los 6.000

De trabajar en Seat durante ocho años y casi otros dos en Ford en Inglaterra a ser uno de los cofundadores de un marketplace líder de renting para particulares, autónomos y empresas. Así se podría resumir la carrera profesional de Julio Ribes, uno de los cofundadores de Swipcar.

La empresa, fundada a principios de 2018 por el propio Ribes, Blas Gil y Pablo Pascual, se encarga de aunar en una misma plataforma ofertas de renting de las principales entidades financieras, fabricantes de vehículos y concesionarios. La pandemia también ha reforzado el trasvase de clientes procedentes de la propiedad al renting. Esta situación, tal y como reconoce Ribes, no tuvo un efecto negativo durante los meses de confinamiento. "Desde el punto de vista de la comercialización, estuvimos dos meses parados y el efecto bumerán nos llegó a posteriori. Toda la gente que no había consumido y que quería cambiar de coche, en junio tuvimos un récord de ventas que arrastramos durante todo el año. A nosotros hubo dos factores que nos beneficiaron mucho el año pasado; por un lado, con el Covid, la gente ha querido utilizar más el vehículo privado; y, por otro, el efecto de las ciudades con la regulación medioambiental, lo que está provocando nerviosismo a la hora de comprar un vehículo", apunta Ribes.

Tal y como reconoce, "el particular está siendo la gran estrella del mundo del renting. El particular ahora mismo no se quiere descapitalizar, sino que prefiere un vehículo con todo incluido a modo suscripción".

Y no le falta razón. Según datos de la Asociación Española de Renting de Vehículos (AER), los autónomos y particulares suponían en el primer trimestre del año -últimos datos disponibles- el 49,25% de los clientes de renting, casi cuatro puntos más que en el mismo periodo del año anterior, con un total de 113.369 clientes. Según aseguró a este periódico a finales de abril el presidente de la patronal a este periódico, José-Martín Castro Acebes, "en un par de meses se dará el sorpasso de los clientes particulares y autónomos a las empresas".

En tres años, Swipcar ha conseguido iniciar operaciones en Italia, Portugal y Francia. Previo a la llegada de la pandemia, la compañía inició operaciones en Francia, pero "han quedado en stand-by porque el confinamiento nos obligaba a parar porque no estaban siendo operaciones rentables".

Ronda de inversión

Esta situación se ha podido llevar a cabo gracias a una ronda de inversión en septiembre del año pasado, con una inyección de 1,5 millones de euros liderada por el fondo Inveready, lo que les ha permitido consolidar el negocio en el mercado español, replicar el modelo en el exterior y duplicar el equipo. Y es que Swipcar cuenta en la actualidad con una plantilla de 80 trabajadores y prevén para el año que viene duplicar el equipo y las ventas.

Entre los planes de la compañía a corto plazo destaca el ser "muy representativos en Italia en los próximos dos años". La compañía consiguió cerrar el ejercicio 2020 con break even, situación que le permite una entrada a financiación de deuda "bastante más atractiva de lo que teníamos antes", explica Ribes.

Preguntado por la posibilidad de iniciar operaciones en otros mercados, Ribes afirma que están haciendo un estudio de mercado en Alemania e Inglaterra, "pero a día de hoy todavía no hemos tomado una decisión".

De otra parte, Ribes considera que uno de sus principales competidores en el mundo offline es La Caixa, ya que "han conseguido hacer números espectaculares en 2019 y 2020. También somos conscientes de que la fusión entre CaixaBank y Bankia tiene una base de datos muy fuerte para hacer clientes".

Entre los objetivos marcados para este año, Ribes asegura querer consolidar la cifra global para estar por encima de los 6.000 coches anuales. Una cifra que está en línea con los datos de cierre del primer trimestre del año, donde Swipcar alcanzó más de 500 suscripciones de vehículos mensuales.

Sobre el perfil de cliente que tiene Swipcar, Ribes apunta a un cliente con una edad media de 40 años, que se reparte igual entre hombre y mujeres. Además, "el precio medio más atractivo es aquel que oscila entre los 280 y los 320 euros al mes, que es un buen modelo que le pueda dar movilidad a un precio atractivo y en el que el cliente no está tan interesado en la personalización del mismo".

Integración en el banco móvil alemán N26

A principios de año, Swipcar firmó un acuerdo de colaboración con el banco móvil alemán N26, mediante el cual la entidad integró en su cartera de servicios a la plataforma de vehículos. En poco más de un mes, más de 1.000 clientes de N26 solicitaron información para acceder a los servicios y las ventajas de Swipcar. Y es que con este acuerdo, la compañía puede acceder a una bolsa de hasta 600.000 clientes con los que cuenta el banco alemán en España.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin