Motor

París veta el cierre de plantas de Renault en Francia

  • Philippe aseguró que vigilarán que la empresa no pierda su carácter francés

El primer ministro francés, Édouard Philippe, afirmó este miércoles que su Gobierno, accionista de referencia del fabricante automovilístico Renault, será "intransigente" sobre el cierre de plantas en el país de la marca del rombo. | Renault planea el cierre de tres plantas en Francia para ahorrar 2.000 millones hasta 2022

"Seremos intransigentes en la preservación de las plantas de Francia. Es una empresa mundial pero su raíz francesa es evidente, y seremos exigentes sobre este punto", aseguró Philippe en el Senado.

El semanario "Le Canard Enchaîné" asegura en su edición de este miércoles que la dirección planteará la próxima semana el cierre de cuatro plantas en Francia, entre ellas la emblemática de Flins, dentro de su plan estratégico.

Philippe aseguró que es prematuro valorar esas informaciones, y pidió que se aguarde a la presentación oficial del plan, prevista para el próximo día 28, pero indicó que en su condición de accionistas vigilarán que la empresa no pierda su carácter francés.

"Francia será el centro mundial para Renault de ingeniería, investigación, innovación, desarrollo. Es un elemento precioso para preparar el futuro", aseguró el primer ministro.

El jefe del Gobierno mostró su oposición en especial a la planta de Flins, "que supone algo importante para la empresa y que debe ser, dentro de lo posible, preservado, porque es importante, porque está en Francia".

Philippe, que reconoció que Renault es una empresa global, aseguró que, sin embargo, debe tener "cierta responsabilidad a la hora de tener en cuenta las necesidades del país que le acoge y que, en cierta manera, le da vida".

El Estado francés es, con algo más del 15 % del capital, el principal accionista de la marca del rombo.

El primer ministro admitió que en las circunstancias actuales, en las que la crisis sanitaria del coronavirus ha hundido las ventas del sector automovilístico, Renault debe afrontar reformas, pero invitó a la empresa a hacerlo "con una estrategia ofensiva".

"El fabricante debe formular un plan no defensivo, sino ofensivo", aseguró Philippe, que recordó que, como otras empresas del sector, Renault debe adaptarse al coche eléctrico o a la reducción de gases contaminantes en un contexto muy competitivo.

Al tiempo, apeló a la empresa a reforzar la alianza que tiene con Nissan y con Mitsubishi, que consideró "un reto vital".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.