Motor

Toma de contacto con el nuevo Ford Puma: así es el pequeño SUV deportivo que comparte segmento con el Ecosport

Ford ha decidido recuperar la denominación de un coupé compacto de finales de los 90 para darle vida a un modelo completamente nuevo. Aunque no tienen mucho que ver por concepto, lo cierto es que ambos tienen en común que son el tipo de coche aspiracional de sus épocas. Si bien el Puma original era un 3 puertas de línea deportiva, el que ahora ve la luz es (cómo no) un SUV. Pero no es un SUV cualquiera, todo sea dicho, ya que tiene un punto de dinamismo que se aleja de lo habitual.

Fabricado sobre la plataforma del Ford Fiesta actual, el nuevo Ford Puma mide 4.186 mm de longitud y tiene una batalla de 2.588 mm (+ 146 mm y + 95mm que el Fiesta). Es, por lo tanto, un B SUV que, desde este momento, pasa a convivir con el Ford Ecosport, que sigue formando parte de la gama del óvalo en nuestro mercado. Su maletero tiene un volumen de 456 litros, lo que supone una ganancia de 164 litros frente al Fiesta.

El Ford Puma es un Fiesta supervitaminado

En practicidad, gana. No cabe duda. Eso uno de esos claros ejemplos en los que el todocamino vence en varios aspectos al turismo del que deriva. Y tiene detalles como el doble fondo del maletero (Megabox), en el que caben dos maletas de equipaje de mano y además se puede limpiar fácilmente -incluso con agua- porque cuenta con su propio desagüe al exterior.

'Megabox' en el maletero del nuevo Ford Puma

Después de haberlo probado en lo que ha resultado ser una toma de contacto concienzuda con varios cientos de kilómetros por todo tipo de carreteras, tengo claro que lo mejor de este coche no es el apartado práctico -que también- sino las sensaciones que transmite al conducirlo y la puesta en escena. Sobre esto último, en Ford tienen claro que han dado vida a un vehículo especial. Según palabras del responsable de Diseño de la marca, "con el Puma hemos logrado un diseño escultural, con mucha presencia. Destaca su mirada agresiva, con unos grupos ópticos muy característicos. Es un coche de marcado carácter deportivo". Y no le falta razón, ya que en vivo transmite una sensación de solidez y de equilibrio en sus proporciones que resulta bastante agradable a la vista.

Pero es la dinámica lo que termina de convencer. La oferta de vehículos SUV del tamaño de este Ford es prácticamente inagotable y, entre todos ellos, abunda la falta de carácter. Y es precisamente esto lo que le sobra al nuevo Puma, que cuenta con una serie de ajustes específicos en materia de dirección y suspensión (frente al Fiesta), que le otorgan unas cualidades dinámicas más que notables. Es un coche divertido de conducir, con una pisada sana y aplomada, que se encuentra a gusto en todo tipo de carreteras, especialmente en las reviradas. Así que es un modelo que puede resultar especialmente adecuado para aquellos usuarios que disfruten conduciendo y no busquen un mero medio de transporte que les lleve de A a B, sin más.

El nuevo Ford Puma en acción

Motores electrificados en el nuevo Ford Puma

Los motores también acompañan en este sentido. En el momento del lanzamiento dos son las opciones disponibles, ambas tricilíndricas y de gasolina:

- Ecobosst 1.0 de 125 CV (con y sin Mild Hybrid)

- Ecoboost 1.0 de 155 CV Mild Hybrid

El primero es el arranque de gama en nuestro mercado (en otros existe una versión de 95 CV como punto de partida) y es el único que recibirá la caja de cambios automática DCT de doble embrague y 7 velocidades (será en mayo), asociada al asistente de crucero adpatativo con función Stop&Go de parada y arranque en atascos. También es el único que puede disociarse del sistema Mild Hybrid. Sus prestaciones son buenas, mejores incluso de lo que cabe esperar en un motor de su potencia, y su consumo medio (5,4 l/100 km oficiales según el ciclo WLTP) se queda en unos 7-7,5 litros reales.

Vista lateral del nuevo Ford Puma

El segundo es más enérgico en su respuesta y siempre lleva cambio manual y el citado sistema de microhibridación que, por cierto, le otorga el distintivo ambiental ECO.

Uno y otro mueven muy bien al coche y ofrecen un tacto y un sonido agradables a pesar de su condición de tricilíndricos. En todos los casos van unidos a la tracción delantera y con los modos de conducción selccionables mediante un botón ubicado en el túnel central modifican su carácter para dar prevalencia a las prestaciones, la eficiencia o las diferentes condiciones del firme. Los modos de conducción son cinco: Eco, Normal, Sport, Slippery, Trail

En materia de asistentes a la conducción el nuevo Ford Puma ofrece una amplia lista de elementos de última hornada, entre los que destacan los siguientes:

- Alerta tráfico cruzado con frenada

- Asistente de dirección con maniobra evasiva

- Control de crucero adaptativo inteligente

- Frenada post colisión

- Detección de límite de calzada

- Alerta de dirección contraria

- Información de alerta

Interior del nuevo Ford Puma

El nuevo Ford Puma ya está a la venta con un precio de partida de 21.925 euros. Con campañas y financiación esta cantidad se puede reducir en 3.000 euros aproximadamente. Cabe resaltar que, en el caso del motor de 125 CV, añadir el sistema Mild Hybrid cuesta 350 euros y con él no solo mejoran las prestaciones del coche sino que se tiene acceso a la etiqueta ECO (ventajas de este distintivo ambiental). La motorización más potente (155 CV), por su parte, tiene un precio 950 euros superior a la de 125 CV Mild Hybrid. Los acabos disponibles para el Ford Puma en nuestro mercado son tres: Titanium, ST Line y ST Line X.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin