Motor

Factorías en Alemania: Opel suprimirá 2.100 puestos de trabajo en plantas

  • La planta zaragozana está a pleno rendimiento y récord de producción
Factoria de Opel en Russelsheim.

La marca automovilística Opel, propiedad del Grupo PSA, eliminará 2.100 puestos de trabajo en Alemania, aunque ampliará dos años, hasta 2025, la protección del resto de trabajadores que no se vean afectados por estas medidas de reorganización.

El fabricante alemán, que cuenta con una planta en Figueruelas (Zaragoza) que el año próximo marcará récord de producción, ha anunciado que los recortes afectarán a las plantas alemanas de Rüsselsheim (sede de la marca), Eisenach y Kaiserslautern.

La compañía confirmó que la factoría que posee en Rüsselsheim fabricará la próxima generación del modelo compacto Astra, para lo que trabajará a dos turnos, y también asumirá la fabricación de una variante híbrida de este automóvil desde 2021.

Opel explicó que este acuerdo de recorte de plantilla y de ampliación de la protección de los empleados que se queden ha recibido la aprobación por parte del comité de empresa de la corporación en Alemania.

Este plan de reorganización de su fuerza de trabajo en Alemania se llevará a cabo a través de un programa de bajas voluntarias y también mediante jubilaciones anticipadas y reducción de jornadas, entre otras medidas.

Otro millar de despidos

Según informó el comité de empresa, la compañía automovilística se ha asegurado más opciones para recortes de plantilla en el futuro, de forma que en 2022 y 2023 podría prescindir de otros 1.000 trabajadores en dos etapas diferentes.

La corporación alemana justificó la puesta en marcha de este plan de reducción de su fuerza de trabajo por la transformación a la que está haciendo frente el conjunto de la industria del automóvil y por la fusión con el grupo Fiat Chrysler Automobiles (FCA).

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.