Motor ecológico

Peugeot abre los pedidos en España de su gama híbrida enchufable

  • 3008 Hybrid4 y los 508 y 508 SW Hybrid

La red de concesionarios de Peugeot en España ya acepta pedidos de la nueva generación de modelos híbridos enchufables de la firma francesa, formada por el 3008 Hybrid4 y los 508 y 508 SW Hybrid (carrocería familiar), y, próximamente, también por el 3008 Hybrid. | Los Peugeot 3008 y 508 trendrán versión híbrido enchufable.

El 3008 Hybrid4 ofrece una autonomía en modo eléctrico de 59 kilómetros (en ciclo WLTP), a una velocidad máxima de 135 kilómetros por hora, y desarrolla una potencia de 300 caballos. Está disponible desde 42.950 euros, en los acabados GT Line y GT, según informó la compañía. 

Por su parte, los 508 y 508 SW Hybridi tienen una autonomía eléctrica de 54 y 52 kilómetros (WLTP), respectivamente. Ya pueden pedirse en los acabados Allure, GT Line y GT, con precios que arrancan en 36.050 euros en la berlina y en 37.250 euros en la variante familiar.

Peugeot 3008 enchufable.

Según detalló Peugeot, con una toma doméstica convencional, es posible recargar la batería de un modelo de la gama Hybrid en menos de siete horas, tiempo que se reduce a cuatro horas con una conexión GreenUp y a dos horas, con una Wallbox de 32 A dotado de cargador de 7,4 kilovatios.

Pantalla de los híbridos enchufables de Peugeot.

"La apuesta de Peugeot por la electrificación se hace realidad. Desde hoy, se pueden realizar pedidos de los Peugeot 508 Hybrid, 508 SW Hybrid y 3008 Hybrid4 en nuestra red de concesionarios. Una gama que aporta calidad, diseño y una experiencia de conducción de alto voltaje con un nivel de emisiones y unas cifras de consumo entre las más bajas de sus respectivas categorías", señaló la directora general de Peugeot para España y Portugal, Hélène Bouteleau

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.