Imagen Todo Ancho Ecomotor

Maroto considera "preciso" seguir mejorando los motores de combustión y renovar el parque móvil

  • El Gobierno quiere que España sea una plataforma del coche eléctrico
Reyes Maroto, ministra de Industria en funciones.

"Queremos convertir a España en una plataforma de inversión y desarrollo de las tecnologías asociadas con el vehículo eléctrico", según explica la ministra de Industria, Comercio y Turismo en funciones, Reyes Maroto. La ministra socialista considera que para promover la reducción de emisiones contaminantes y de gases de efecto invernadero es "preciso" que se siga mejorando la eficiencia de los motores de combustión, así como que se produzca una renovación del parque móvil.

Durante la clausura de la primera jornada de Automotive Meetings Madrid, Maroto subrayó que para conseguir los objetivos de reducción de emisiones fijados por Europa, recogidos en el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima, también es necesario promover nuevas tecnologías de propulsión como el hidrógeno, el gas natural o el vehículo eléctrico.

En este contexto, la ministra identificó la transición hacia una economía descarbonizada y conseguir un modelo económico circular y medioambientalmente sostenible como unos de los principales retos a los que se enfrenta el sector de la automoción. "Esta transición es inevitable, siendo responsabilidad de todos los agentes públicos y privados garantizar un proceso justo y ordenado", apuntó.

"Esta transición es inevitable, siendo responsabilidad de todos los agentes públicos y privados garantizar un proceso justo y ordenado"

La ministra no tiene dudas de que la movilidad eléctrica proporciona ventajas asociadas a la reducción de emisiones contaminantes y menores ciclos de mantenimiento, pero a la vez, considera que presenta "numerosos desafíos", como son la necesidad de promover un diseño innovador, el desarrollo de la tecnología de las nuevas baterías, los puntos de recarga e, incluso, la adaptación de los trazados de las carreteras para hacer del vehículo eléctrico un medio de transporte "competitivo y eficaz".

Así, Maroto señaló que, en el terreno específico del vehículo eléctrico, el Gobierno quiere garantizar que, al igual que ocurre con las tecnologías más tradicionales, España cuente con actores destacados a lo largo de toda la cadena de valor.

"Queremos convertir a España en una plataforma de inversión y desarrollo de las tecnologías asociadas con el vehículo eléctrico, en un punto de encuentro de los principales actores en la movilidad del futuro", agregó.

Alianza europea por la batería

En este campo, el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo está impulsando la participación española en la Alianza Europea por las Baterías. Unas seis empresas españolas participan en la actualidad en un Proyecto Importante de Interés Común Europeo (IPCEI, por sus siglas en inglés) de Baterías cuyo objetivo es anclar en Europa las industrias vinculadas a las cadenas de valor del futuro.

Maroto también indicó que la digitalización es uno de los grandes retos que afronta la industria de automoción, en donde nuevas tecnologías como IoT o la fabricación aditiva ya empiezan a estar integradas. Además, consideró que la competencia internacional obliga a los fabricantes a innovar y ganar productividad de manera sostenida para progresar en un entorno global cada vez más competitivo.

"La capacidad que tenga nuestra industria de adaptarse a estas tres grandes tendencias determinará el éxito de este sector tan estratégico para nuestra economía", advirtió.

La ministra de Industria, Comercio y Turismo en funciones aseguró que el Ejecutivo trabaja para que el sector de la automoción español aproveche con éxito las oportunidades que ofrece la transición hacia una movilidad "sostenible, segura e inteligente".

Ayudas a la automoción

Para acompañar al sector de automoción en los nuevos retos que afronta, el Gobierno ha aprobado un paquete de medidas incluidas en el Plan Estratégico de Apoyo al Sector de la Automoción, que van desde planes de achatarramiento y estímulo de la demanda de vehículos de cero y bajas emisiones; pasando por el rejuvenecimiento de las plantillas en las fábricas, el estímulo de la formación dual y una mayor participación de la mujer en el sector; hasta el apoyo a la innovación mediante líneas de ayudas parcialmente reembolsables para la financiación de proyectos empresariales de I+D+i y modernización tecnológica.

Así, indicó que la transición hacia un modelo de movilidad sostenible, segura e inteligente exige la implicación de todos los actores afectados, desde los responsables del despliegue y gestión de infraestructuras de transporte, hasta las compañías proveedoras de servicios, pasando por las compañías eléctricas, compañías de telecomunicaciones, estaciones de servicio, fabricantes, componentes y concesionarios, además de la concienciación del consumidor.

"Si trabajamos juntos nos espera un futuro prometedor en el desarrollo de ese paradigma de movilidad sostenible, segura e inteligente"

"Desde el Gobierno estamos comprometidos con acompañar al sector en esta transición. Si trabajamos juntos nos espera un futuro prometedor en el desarrollo de ese paradigma de movilidad sostenible, segura e inteligente", afirmó.

Maroto indicó que España es uno de los principales países líderes del sector de la automoción, sustentando en 17 plantas de fabricación "muy competitivas y con altos niveles de automatización"; un capital humano cualificado, eficiente y flexible; un sector de componentes "puntero" altamente inversor e internacionalizado; 15 centros tecnológicos, 10 clústers de automoción y una amplia red de concesionarios repartidos por toda la geografía y una plataforma logística "excepcional".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0