Coches

Segunda mano: garantizar el estado del vehículo, un paso de gigante

  • El 6!% del mercado de ocasión se realiza entre particulares.
  • La certificación tiene validad jurídica si fuese necesario.
  • Se analizan 156 puntos del vehículo.
Operario de Cysda, analizando un coche para su certificación.

Y el 61,5% de los conductores que adquieren un coche de segunda mano optan por comprárselo a un particular. Sin embargo, las dudas sobre el estado real del vehículo supone una traba importante a la hora de realizar la transacción. Por eso, Cysda ha lanzado un servicio de certificación, hasta ahora solo disponible para profesionales, al alcance de los particulares con la intención de ayudarles a tomar una decisión de compra con el menor riesgo posible. | Ocho de cada diez jóvenes quieren comprar un coche de segunda mano.

Seis de cada 10 conductores españoles que se compran un vehículo actualmente, se decantan por uno de segunda man, en gran medida a un particular. Esta fórmula es la más expuesta para el particular, ya que se enfrenta a un sinfín de posibles problemas.

Así nace Certiauto la certificación que Cysda pone al servicio del particular, que vende o compra, y que quiere un análisis del coche de ocasión que desea vender o adquirir. Consiste en un análisis del vehículo de acuerdo con unos estándares de calidad universalmente reconocidos y que se convierte en una certificación con validez jurídica, si fuera necesario.

156 puntos de control

Se trata de un servicio que analiza 156 puntos de control y verificación, ejecutado en tabletas de última generación las cuales se conectan vía bluetooth a los aparatos de medición que utilizan los técnicos de Cysda, un meticuloso estudio del vehículo que incluye la revisión de la documentación del automóvil y del estado del mismo.

Hay que destacar la revisión de 55 puntos donde se realizan pruebas técnicas de motor (conexión EOBD, prueba del sistema de refrigeración, estado de las correas, etc), de la dirección (funcionamiento del volante y de la servo), frenos (estado de las pastillas y de los discos, etc), análisis de los bajos del vehículo (fugas de aceite, fugas del sistema de refrigeración, escape, colectores y catalizadores, juntas y silentbloks, rótulas y articulaciones de la dirección, ejes de transmisión, fugas cajas de cambios, estado general del conjunto de frenos, latiguillos, óxidos del chasis, amortiguadores y barras estabilizadoras, etc).

"Al finalizar se emite una certificacio?n sobre el estado del coche, con una calificacio?n de la puntuacio?n obtenida, una valoracio?n del estado del vehi?culo (excelente, buena, o deficiente), junto con una manifestacio?n acerca de la coincidencia de los kilo?metros reflejados en el odo?metro y el estado general del vehi?culo", comenta Nicolás Aymerich, Director de Desarrollo de Negocio de Cysda.

Unido al informe se anexan los resultados obtenidos por parte de los aparatos utilizados en las pruebas realizadas.

Unidad móvil de Cysda.

Servicio a domicilio

La empresa de certificación realiza su trabajo desplazándose con su unidad móvil de verificaciones al domicilio de la persona interesada. El equipo utilizado incluye: galga de profundidad, manómetro de presión, comprobador de caídas, sistema Bosch KTS para electrónicas, refractómetro, comprobador de presión del circuito de refrigeración, opacímetro y/o analizador de gases, comprobador de baterías, termómetro/anemómetro digital.

De esta manera, la certificación permite al particular adquirir con garantías un vehículo de ocasión lo que, en opinión del Cysda,  ayudará a dignificar la venta del vehículo de ocasión a través de plataformas digitales, reduciendo además el número de estafas en las ventas.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.