Ecoaula

David Niño: "La formación no termina en la universidad, sino que continúa después"

  • También es fundador de la División de Desarrollo de Liderazgo en Ingeniería
Madrid

David Niño es profesor titular del Programa de Liderazgo en Ingeniería Bernard M. Gordon-MIT Engineering. Además, es profesor en MIT Professional Education en el programa Liderazgo en la Innovación. Firmemente comprometido con el desarrollo del liderazgo entre los ingenieros y otros profesionales de la tecnología, participa activamente en un consorcio internacional de centros de liderazgo en ingeniería. También es fundador de la División de Desarrollo de Liderazgo en Ingeniería.

¿Qué papel juega el liderazgo en el sistema de educación actual?

El liderazgo influye en el sistema educativo al menos en dos niveles. Por un lado, para los profesionales que trabajan en la universidad que observan que hay muchos mecanismos de aprendizaje para sus alumnos. Por ejemplo, cómo obtener ventajas de la Inteligencia Artificial y el aprendizaje de las máquinas o machine learning, ya que tendrá un gran impacto en la formación de los estudiantes del futuro. Los profesionales que trabajan en las universidades necesitan ejercer ese liderazgo para ayudar al sistema educativo a adaptarse al nuevo mundo. Y el liderazgo desempeña un papel relevante para las personas que dirigen la universidad y que impulsan que ésta se adapte con éxito a los cambios. Algunas de ellas no son conscientes de que pueden ser un modelo a seguir para los estudiantes, no solo en la materia que imparten, sino en su desarrollo como personas. Este es uno de los principales problemas: las universidades tal vez no se dan cuenta de que deberían ejercer de referente para sus estudiantes. Por otro lado, se encuentran los estudiantes. En muchos sentidos, la universidad proporciona otro tipo de aprendizaje, como enseñar a mirarse hacia dentro y descubrir quiénes son y cómo van a dirigir sus vidas. El liderazgo puede ser un aspecto importante en el tipo de contribución que harán a la sociedad. Creo que este tipo de asignaturas son muy necesarias en su formación.

No hay asignaturas en materia de liderazgo en las universidades. ¿De qué manera se debería enseñar?

Yo me formé con una carrera de Ingeniería en Estados Unidos y creo que esto está cambiando. En mi opinión, la universidad no puede enseñar cómo ser un líder, pero sí puede inspirar e influir en la formación de éstos. El objetivo de desarrollar el liderazgo en las empresas es descubrir que puedes liderar con éxito y practicar tus habilidades. Por otra parte, tienes que estar abierto a recibir opiniones. Hay profesionales que tienen la "teoría" y no escuchan otros criterios, sino que se instalan en una posición determinada que no quieren cambiar. Creo que para ser un buen líder tienes que crecer. La formación de un profesional no termina en la universidad sino que continúa después.

¿Cuál es la relación entre liderazgo y tecnología?

La tecnología está cambiando el mundo y la sociedad a pasos agigantados. Los profesionales que la están desarrollando viven tan centrados en ella que no se dan cuenta de cómo sus tecnologías están influyendo y modificando la vida de las personas. Hay buenos líderes que se están acercando a la tecnología de una forma diferente, teniendo un impacto más positivo. Hay muchos ejemplos en social media, de nuevo tipos de liderazgo que verdaderamente están influyendo. El liderazgo y la tecnología forman una simbiosis y ambos pueden coexistir para mejorar la sociedad en la que vivimos.

¿Cuáles son las posibles consecuencias de un liderazgo mal desarrollado?

A mi juicio, una consecuencia negativa es cuando un profesional posee grandes habilidades como ingeniero, posee los conocimientos teóricos, pero es incapaz de liderar. Los líderes se promocionan por confianza y no necesariamente por competencia. Otras consecuencias de un liderazgo mal desarrollado son profesionales que abandonan y ambientes de trabajo estresantes que terminan por minar la motivación de los equipos. MIT quiere crear líderes que identifiquen los problemas que atravesamos y puedan resolverlos.

¿Qué conocimientos y habilidades son recomendables para los estudiantes de hoy cuando terminan la educación superior?

Hay varias. La primera de ellas es conocerse a sí mismo. Entender quién eres, tus valores o hacia donde quieres ir. La segunda es saber trabajar dentro de un equipo humano y adaptarse a los cambios. Además, ser buenos comunicadores, buenos oyentes, y saber resolver problemas. Estas habilidades aplicadas al entorno profesional garantizan el éxito de las compañías que entienden que las personas son su principal valor.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.