Ecoaula

Isabel Celaá destaca el papel transformador de Twitter y su influencia en la vida política y social

  • Celaá ha analizado la influencia que Twitter está teniendo
Madrid

La ministra de Educación y Formación Profesional en funciones, Isabel Celaá, ha inaugurado esta mañana en Granada "Talking about Twitter", el mayor congreso sobre Twitter a nivel mundial. Durante su intervención, ha destacado el papel transformador de esta herramienta y su influencia sobre la política, el periodismo y, también la educación.

"Desde una perspectiva educativa, considero a Twitter un aliado necesario para estructurar una comunidad de debate educativo que aliente la cooperación entre profesores y el intercambio de experiencias y recursos", ha destacado Celaá. "El poder de vinculación que tiene esta plataforma ha permitido romper la caja negra de la escuela que aislaba a cada profesor dentro de su aula", ha añadido.

El congreso "Talking about Twitter", que este año celebra su séptima edición, reúne a un elenco de ponentes de primer nivel que hablarán desde distintos prismas acerca de esta red social que hoy en día cuenta con 330 millones de usuarios en el mundo.

"A menudo ponemos en valor la utilidad de las redes sociales para emitir nuestros mensajes, para contarle al mundo lo que hacemos y lo que pensamos. Y normalmente se olvida que las redes constituyen una herramienta extremadamente valiosa para la otra vertiente de la comunicación: la escucha", ha destacado la titular de Educación en funciones.

Durante su intervención, Celaá ha analizado la influencia que Twitter está teniendo en la vida política, social, educativa y personal, y cómo los gobiernos y cargos públicos pueden y deben valerse de esta herramienta para acercar su labor a la ciudadanía.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.