Ecoaula

Finaliza la recogida de móviles para financiar la investigación de enfermedades raras

  • En estos meses se han establecido diversos puntos de recogida
Zaragoza

La Oficina Verde de la Universidad de Zaragoza comenzó en diciembre una iniciativa sostenible y solidaria consistente en recoger teléfonos móviles en desuso para donarlos a la Fundación Llamada Solidaria, que apoya la investigación y el tratamiento de las enfermedades raras.

Desde entonces se han recogido cientos de móviles, que además de poder ser reciclados o reutilizados, propiciando la economía circular y evitando el impacto ambiental de los "desechos tecnológicos", han servido para aportar un poco de esperanza en la lucha contra las enfermedades poco frecuentes.

En estos meses se han establecido diversos puntos de recogida en las conserjerías de las facultades donde han ido llegando los móviles, desde nokias a iphones de última generación. A medida que se llenaban las cajas se iban enviado a la asociación, y hoy Francisco Serón, vicerrector de Prospectiva, Sostenibilidad e Infraestructura de la Universidad de Zaragoza ha entregado la última caja a dicha asociación.

Desde hace cinco años, la Fundación Llamada Solidaria realiza esta campaña de recogida de móviles y residuos electrónicos con los que financia la investigación de enfermedades raras, la mayoría de las veces en niños de corta edad. A través de esta acción se consigue por un lado sensibilizar, divulgar y concienciar sobre las enfermedades raras y con ello poder ayudar a la financiación de investigación, terapias y talleres, y por otro lado intentar ser respetuosos con el medio ambiente cursando un ciclo de reutilización o destrucción, cumpliendo la normativa de medio ambiente vigente.

Según el último Observatorio mundial de los residuos electrónicos, elaborado por la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) de la ONU, en 2016 se generaron 435.000 toneladas de residuos procedentes de unos 4.500 millones de teléfonos móviles desechados. Otro dato de este informe es que el ciclo de vida medio de estos terminales en Estados Unidos, China y las principales economías de la Unión Europea no suele superar un tiempo comprendido entre 18 meses y 2 años. Según datos de 2014, los españoles, a la cabeza mundial en móviles inteligentes por habitante, desechamos ese año 20 millones.

El impacto ambiental de los "desechos tecnológicos" de todos estos teléfonos es preocupante y por ello la universidad ha adoptado este compromiso como uno más en materia de los objetivos de desarrollo sostenible (ODS) que se llevan a cabo en el campus aragonés.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0