Ecoaula

Desciende el número de matriculaciones escolares en Japón tras el terremoto y tsunami registrado en 2011

  • En mayo de 2018 las cifras de escolares matriculados en estas escuelas era de 11.571
Madrid

El número de niños en edad escolar en las zonas afectadas por el terremoto y el tsunami de 2011 en la provincia de Miyagi, en el noroeste de Japón, ha descendido en un 30 por ciento según una encuesta realizada por el diario NHK.

En esta localidad, 61 colegios de 11 ciudades diferentes sufrieron daños por el tsunami. Ocho años y dos meses después la mayoría de estos colegios han sido reconstruidos.

En mayo de 2018 las cifras de escolares matriculados en estas escuelas era de 11.571; un 30 por ciento menos en comparación con los 16.537 matriculados en mayo de 2010, antes del terremoto.

El descenso más destacado se ha producido en la escuela de educación secundaria de Ogatsu en la ciudad de Ishinomaki. La escuela tenía 100 alumnos antes del desastre; sin embargo, ahora tiene 15, es decir, un 80 por ciento menos.

En la ciudad de Yamamoto, dos escuelas primarias afectadas por el tsunami tenían 406 alumnos antes del desastre. En la actualidad hay un 50 por ciento menos. Un profesor de la Universidad de Tohoku ha advertido en una entrevista realizada con el diario NHK que la disminución de la población infantil es un indicador importante de lo que sucederá en un futuro con el número de personas adultas y en edad laboral en las comunidades locales.

Aproximadamente 15.000 personas murieron en marzo de 2011, cuando un terremoto de magnitud 9 provocó un tsunami que devastó la región y provocó el desastre nuclear, provocando la evacuación de decenas de miles de personas debido a los altos niveles de radiación.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.