Ecoaula

Fundación Unicaja y Cruz Roja se unen en un proyecto para concienciar a alumnos sobre el acoso escolar

  • El programa incluye un conjunto de medidas preventivas
Málaga

Fundación Unicaja y Cruz Roja Málaga se han vuelto a unir para llevar a cabo por segundo año el proyecto "Somos diferentes, somos únicos", que tiene como fin informar y concienciar a alumnos de Educación Primaria y su entorno de las graves consecuencias que puede acarrear el acoso escolar.

Así lo han anunciado el responsable de Publicaciones y Premios de la Fundación Unicaja, Francisco Cañadas y Samuel Linares, coordinador provincial de Cruz Roja Málaga. Esta iniciativa tiene como objetivo fomentar la convivencia respetuosa en el entorno escolar, debido a la frecuencia con la que se producen reacciones violentas en las relaciones entre los alumnos.

El programa incluye un conjunto de medidas preventivas que promueven el uso de la empatía y el respeto, elementos que propician un clima saludable en las aulas, así como una relación adecuada entre los participantes.

Uno de los aspectos claves de la campaña es informar sobre el acoso escolar de manera integral, con el objetivo de que los menores sean conscientes del malestar que provoca en los demás las conductas violentas e irrespetuosas y las consecuencias que puede tener debido a este tipo de acciones.

Partiendo de una base de un conocimiento pleno del concepto de "bullying" los estudiantes podrán identificar los comportamientos que pueden derivar en él, para poder intervenir y crear una conciencia de prevención en su entorno.

También han considerado esencial que conozcan el malestar de las personas que han sufrido acoso escolar para lograr fomentar la empatía y que la prevención, la actuación en dichos casos y la propia conducta sea más respetuosa.

De igual manera, el programa pretende dar la visibilidad que merece a esta problemática en la comunidad educativa y la sociedad en general. "Somos diferentes, somos únicos" incide en el entorno del escolar completo, es decir, alumnado, profesorado, agentes educativos en general y familias.

El trabajo comienza en el tercer ciclo de Educación Primaria para evitar, en la mayor medida posible, el acoso escolar en el paso a la Educación Secundaria. De esta manera, la actividad se desarrolla con los estudiantes de quinto y con el profesorado, familias, personal del entorno escolar y población en general, donde se realiza una intervención directa e indirecta y se colabora con los tutores de las clases participantes para apoyar el proceso que se realice con los menores durante el año natural que dura el proyecto.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.