Ecoaula

La pianista Maria João Pires será investida doctora honoris causa por la UPF

  • La Universidad quiere reconocer la trayectoria y la calidad interpretativa
Barcelona

Maria João Pires, una de las pianistas e intérpretes de música clásica más destacadas de las últimas décadas, con una carrera artística de cerca de setenta años, será investida doctora honoris causa por la Universidad Pompeu Fabra el miércoles, 20 de febrero de 2019, a las 18.00 horas, en el auditorio del campus de la Ciutadella.

A propuesta de Jaume Casals, rector de la UPF, el Consejo de Gobierno de 14 de diciembre de 2018 aprobó la concesión del doctorado honoris causa a la pianista portuguesa, actualmente residente en Bélgica, "en reconocimiento a su excelencia artística y contribución al mundo de la música, así como a su perfil docente y de mentora de jóvenes talentos en este terreno".

Se trata de la tercera mujer que la Universidad inviste doctora honoris causa, después de Michelle Bachellet y Dorcas Muthoni.

Se trata de la segunda mujer que recibirá, de manera consecutiva, la máxima distinción que concede la Universidad, después de que el curso 2017-2018 se otorgara a Dorcas Muthoni, ingeniera y emprendedora keniana; y la tercera de la historia de la UPF, ya que el curso 2009-2010 fue investida doctora honoris causa Michelle Bachelet, ex presidenta de la República de Chile.

Aparte de su investidura en la UPF, Maria João Pires completará su estancia en Barcelona con un concierto de piano en el Palau de la Música. Tendrá lugar el 22 de febrero, en el marco del ciclo Ibercamera, 35 años después de su debut en la capital catalana. Ofrecerá un programa en el que unirá una selección de las Sonatas de Mozart y de los Nocturnos de Chopin, dos de los músicos que han estado más presentes en el repertorio de la pianista a lo largo de su trayectoria.

Intérprete de piezas del clasicismo y el romanticismo con una larga carrera

Maria João Pires (Lisboa, julio de 1944), proveniente de una familia con mucha sensibilidad artística, a la edad de cuatro años ya se subió a un escenario para interpretar su primer concierto. Comenzó los estudios artísticos en el conservatorio de la sierva ciudad natal, donde entró en contacto con Campos Coelho y Francine Benoît, y los continuó en Alemania, primero en la Munich Music Academy, con Roslin Schmid, y posteriormente, a Hanover, con Karl Engel.

Desde entonces, Maria João Pires ha actuado en todo el mundo y con algunas de las orquestas más destacadas, como la Berliner Philarmoniker, la Boston Symphony Orchestra, la Royal Concertgebouw Orchestra, la London Philarmonic, la Orchestre de Paris o la Wiener Philharmoniker.

Su repertorio, dentro del clasicismo y el romanticismo, se basa principalmente en Mozart, Beethoven, Schubert y Chopin.

Con un repertorio centrado principalmente en Mozart, Beethoven, Schubert y Chopin, Pires estuvo vinculada durante quince años con la discográfica Erato, y luego, desde 1989, con la Deutsche Grammophon. Dejó este sello, tras cerca de veinte años de colaboración, al considerar que sus políticas comerciales se basaban en la utilización del físico del artistas y se dejaban de lado sus cualidades artísticas.

Entre sus mejores interpretaciones, dentro del clasicismo y el romanticismo, encontramos las Sonatas de Beethoven (recogidas en el disco Moonlight); la integral de los Impromptus de Schubert (incluidas en el disco Le voyage magnifique); los Nocturnos de Chopin; los tríos y la Fantasía de Mozart; o el Concierto para Piano Op. 54 de Schumann.

Ha recibido varios galardones, entre los que destacan el premio del concurso Bicentenario de Beethoven en Bruselas (1970), que la consagró internacionalmente; el premio Pessoa (1989), el Gran Premio Internacional de Disco Fréderic Chopin (1995), el Gran Premio Internacional de Disco de la Academia Charles Cros (1996 y 1997); el Gran Premio Internacional de Disco Honorífico (1997) o el Premio del Consejo Internacional de la Música de la UNESCO (2002).

Impulsora de un nuevo método pedagógico para enseñar música a los niños y a los jóvenes

En 1999, Maria João Pires fundó el Centro de Belgais para el Estudio de las Artes, cerca de Castelo Branco, una institución dedicada a la enseñanza y la difusión de la música entre los niños y, en general, entre la población rural, a través de un proyecto de formación musical basado en un método pedagógico innovador. Se hacían fiestas musicales con conciertos al aire libre, abiertos a todos, en los que participaban Pires y otros artistas venidos de todo el mundo.

Su proyecto pretendía incentivar a los músicos jóvenes con la presencia de otros más veteranos e invitarles a compartir el mismo escenario.

El proyecto de Belgais tenía como objetivo impugnar el método tradicional de transmitir conocimiento musical que se practica en la mayoría de .conservatorios y escuelas, para favorecer la escucha recíproca entre intérpretes de varias generaciones. Es decir, incentivar a los músicos jóvenes con la presencia de otros más veteranos e invitarles a compartir el mismo escenario. Quería apartar las jóvenes promesas de una dinámica centrada en los exámenes y los concursos, que fomentan la competitividad y la fama.

Pires encontró muchos obstáculos y falta de apoyo y ayudas por parte de la administración pública portuguesa, así como también criticas de un sector de la población no aprobó este método de enseñanza. Esta falta de apoyo provocó que dejara el centro en 2006, y que como muestra de disconformidad, se fuera a vivir a Brasil.

Su etapa belga comenzó en 2012, como maestra residente en la Queen Elisabeth Music Chapel (Waterloo), en la que dio clases a jóvenes pianistas, hasta el 2016. En este país, donde reside actualmente, emprendió dos proyectos complementarios : "Equinox", que ofrecía ayuda a niños desfavorecidos a través del canto coral, y "Partitura" con la Chapelle Musicale de Bruselas, con el fin de impulsar la carrera de jóvenes talentos, un programa en el que participó el pianista barcelonés Ignasi Cambra.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0