Ecoaula

Investigadores del CEU demuestran daño en el cerebro adolescente producido por el consumo de dietas grasas

  • Esta revisión pone de manifiesto la relación entre los alimentos
Madrid

Los investigadores de la Facultad de Farmacia de la Universidad CEU San Pablo, Mariano Ruiz-Gayo y Nuria Del Olmo, han publicado una revisión científica en la revista Frontiers of Cellular Neuroscience en la que se describen los efectos nocivos de las dietas de alto contenido en grasas saturadas sobre la cognición, especialmente en los procesos de aprendizaje y memoria.

En la última década, numerosos estudios científicos han demostrado que el consumo de dietas grasas además de producir diversas enfermedades como diabetes, obesidad y problemas cardiovasculares, producen un importante deterioro en determinadas funciones cerebrales como el aprendizaje y la memoria. Estos efectos nocivos son especialmente relevantes cuando dichas dietas se consumen en la edad adolescente, etapa en la que la capacidad de aprender es de vital importancia.

En este artículo se comentan los experimentos realizados por el grupo de investigación de la Universidad CEU San Pablo de Madrid dirigido por los doctores Ruiz-Gayo y Del Olmo, así como los desarrollados en otros laboratorios de todo el mundo e incluyen experimentos conductuales, fisiológicos, neuroquímicos y morfológicos y describen los procesos por los cuales los alimentos conocidos como comida rápida ("fast food") influyen en el Sistema Nervioso Central e inducen deterioros importantes en la conducta de los humanos y de los roedores. Esta revisión pone de manifiesto la relación entre los alimentos que ingerimos y la función cerebral y afirman que el consumo de este tipo de alimentos puede ser especialmente nocivo cuando se consumen en edades tempranas.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.