Ecoaula

Alumnos de ESO y Bachillerato estudiarán que la aparición del terrorismo no fue consecuencia de la dictadura en España

  • La unidad se completa con recursos online y bibliografía
Madrid

Estudiantes de ESO y Bachillerato estudiarán que "la aparición del terrorismo no fue una consecuencia inevitable de la existencia de una dictadura en España", como se detalla en la unidad didáctica 'El terrorismo en España', presentada este martes 20 de noviembre en Madrid por la ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, y el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska.

En concreto, en la segunda de las cuatro sesiones de las que se compone la citada unidad, que lleva por lema 'La dictadura franquista', se asegura que "contra lo que a veces se ha sostenido, la aparición del terrorismo no fue una consecuencia inevitable de la existencia de una dictadura en España" y argumenta que "surgió en esas mismas fechas también en países democráticos" del entorno.

"Además, la gran mayoría de los partidos y sindicatos de la oposición antifranquista no recurrieron al asesinato contra la dictadura, sino a herramientas pacíficas como las huelgas, la propaganda o las manifestaciones. El terrorismo fue el instrumento de una minoría que provocó consecuencias irreversibles. En el caso de ETA, mató a 43 personas entre 1968 y 1975", prosigue el texto.

Para los autores, "esa opción por los métodos violentos hizo que los terroristas se parecieran al régimen al que decían enfrentarse" ya que el terrorismo "deshumaniza, provoca víctimas, y por esonunca tiene una justificación moral". Y concluye: "Todas las víctimas del terrorismo son inocentes: no merecieron el daño que les causaron".

En este capítulo se incluye como actividad para los alumnos los testimonios de Jesusa Ibarrola (madre de Begoña Urroz, la niña de 22 meses fallecida en 1960, considerada la primera víctima mortal del terrorismo en España) y Fermín Garcés Hualde, el camionero que el 7 de junio de 1968 se convirtió en testigo involuntario del primer crimen a sangre fría de ETA.

Las otras sesiones abordan "¿Qué es el terrorismo?" y propone como actividad la investigación sobre un secuestro terrorista; analiza "La transición democrática" con el testimonio de Conchita Martín (viuda del teniente coronel del Ejército Pedro Antonio Blanco asesinado por ETA en el año 2000) como actividad; y concluye con "La democracia", con una entrevista a Juan Carlos Cabrero Rojo (padre de Rodrigo, estudiante de 20 años fallecido en Atocha el 11 de marzo de 2004) y el testimonio grabado de María Luisa Pérez, superviviente en ese atentado.

La unidad se completa con recursos online y bibliografía, así como una serie de orientaciones para el docente a la hora de trabajar los materiales. La unidad didáctica está planteada para ser impartida en Geografía e Historia de 4º de la ESO, y es un cuadernillo dirigido al profesorado.

Con esta iniciativa, se busca que los alumnos sean capaces de identificar las acciones de los grupos terroristas; reconocer las organizaciones terroristas que han actuado en España; valorar la respuesta que se ha dado al terror desde las instituciones del Estado y la ciudadanía, y analizar los testimonios de las víctimas del terrorismo.

El protocolo contempla el diseño de siete unidades didácticas paraEducación Secundaria Obligatoria (ESO) y Bachillerato, incluidas en las asignaturas de Valores éticos, Geografía e Historia, Historia del Mundo Contemporáneo, Historia de España y Psicología, y está previsto que se estudien en las comunidades autónomas durante el curso 2019-2020, como han precisado ambos ministerios. 

En la edición de esta guía han participado la Dirección General de Apoyo a Víctimas del Terrorismo del Ministerio del Interior; el Centro Nacional de Innovación e Investigación Educativa del Ministerio de Educación y Formación Profesional; el Centro Memorial de las Víctimas del Terrorismo, y la Fundación Víctimas del Terrorismo.

"El testimonio de las víctimas constituye un recurso pedagógico valioso y contribuye a la educación para la convivencia, siempre que su idoneidad venga avalada por criterios pedagógicos", ha resaltado Celaá durante la presentación.

Por su parte, el ministro del Interior ha mostrado su deseo de que, gracias al protocolo firmado, "las nuevas generaciones tengan una noción clara de cómo España ha sufrido por culpa del terrorismo. Cómo se luchó y se sigue luchando contra él".

El ministro ha destacado que en este proyecto han participado historiadores y educadores mientras que las "asociaciones y fundaciones de víctimas han analizado los contenidos y han hecho sus aportaciones y sugerencias".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin