Ecoaula

El capital solicitado en préstamos para estudios aumenta un 19% desde 2016

  • La cantidad media solicitada este verano asciende a 7.354 euros
Madrid

La cantidad media solicitada por los españoles al pedir un préstamo para estudios ha aumentado un 18,9% en los últimos dos años, hasta alcanzar una media de 7.300 euros por solicitante en 2018.

Esta es una de las principales conclusiones del análisis llevado a cabo por Rastreator.com (www.rastreator.com) sobre el gasto asociado al nuevo curso académico y las fuentes de financiación requeridas por los usuarios del comparador a la hora de solicitar préstamos destinados a estudios.

El regreso a las aulas supone para muchos hogares afrontar unos gastos extraordinarios que, en ocasiones, pueden desequilibrar no solo el presupuesto familiar del mes de septiembre, sino de todo el año.

El gasto medio para la 'vuelta al cole' en 2017 fue de 1.212 euros al año, cifra que varía no solo en función del ciclo formativo (los estudios de Primaria son un 27% más caros que los de Bachillerato), sino también del tipo de centro, pudiendo alcanzar los 3.000 euros de diferencia entre públicos y privados. Esto supone que los hogares españoles con hijos en edad escolar destinan el 4,4% de su renta anual a pagar los estudios de cada hijo.

En el caso de los estudios universitarios o posgrados, el desembolso para afrontar un año de curso académico es, de media, 1.081 euros, solo teniendo en cuenta el coste de la matrícula y sin contar los gastos adicionales derivados de la emancipación del estudiante, en el caso de que tenga que desplazarse a vivir en otra ciudad. Además, las diferencias de precio al estudiar una carrera según la Comunidad Autónoma pueden alcanzar los 1.300 euros por curso en la matrícula. En el caso de realizar un posgrado público, el gasto medio por curso asciende a 1.781 euros de media.

Según Víctor López, responsable de finanzas de Rastreator.com, "volver a las aulas acarrea un desembolso considerable para muchas familias, al que no siempre es fácil hacer frente. El 9,3% de los hogares españoles llega a fin de mes con "mucha dificultad" e incluso un 37,3% no tuvo capacidad para afrontar gastos imprevistos. Por tanto, en muchos casos se ven obligados a recurrir a préstamos y financiación externa, para pagar estos gastos extraordinarios. En tal caso es recomendable siempre comparar entre todas las opciones y leer bien la letra pequeña y las condiciones para encontrar las condiciones más ventajosas posibles".

Ahorros y préstamos para la vuelta a los estudios

La cuesta de septiembre es, junto a la de enero, la época del año más dura para los españoles en términos económicos. Ante esta situación, son muchos los ciudadanos que se adelantan y prevén reservar algo de dinero a lo largo del año para este fin. De hecho, el 26,9% de los españoles asegura que ahorran o les gustaría ahorrar para destinar ese dinero a educación, bien sea propia o de sus hijos. Es, además, la franja de edad de los 35 a 44 años la que más ahorra con este fin.

No obstante, ahorrar no siempre resulta una tarea sencilla y aquellas familias que no pueden hacer una planificación financiera con antelación, tienen la opción de recurrir a la financiación externa a través de los préstamos para estudios. Estos préstamos no solo están destinados a padres que tienen que hacer frente a los gastos que supone la educación de sus hijos, sino también a jóvenes que deben hacer frente al pago de la matrícula de la universidad o el máster, entre otras cosas.

Precisamente, los meses previos a la 'vuelta al cole' son los que mayor concentración de solicitudes de préstamos registran. Concretamente, el 37% de los préstamos para estudios se solicitan entre julio y septiembre, siendo éste el mes que mayor número de comparativas registra, con un 18% del total del comparador de préstamos personales de Rastreator.com. Además, el importe medio solicitado en este tipo de préstamos ha alcanzado los 7.354 euros según las comparativas realizadas durante el verano de 2018 en Rastreator.com, aumentando un 18,9% desde 2016. Cabe destacar que la oferta de este tipo de financiación no es muy abundante y suelen ser productos con un alto coste e intereses, que en ocasiones llegan a superar el 22%.

Otras opciones de financiación

Los préstamos no son la única modalidad de financiación para afrontar la cuesta de septiembre, sino que existen otras opciones en el mercado como el anticipo de nómina, las tarjetas de crédito o los microcréditos.

Una buena alternativa es solicitar un anticipo de nómina en la entidad bancaria, ya que suele ser la opción más económica. Este tipo de préstamos suelen ser a corto plazo y las condiciones favorables, con un interés del 0% si no se retrasa ningún pago, aunque pueden contar con un pequeño coste de apertura, alrededor de un 2,5%.

Otra opción es financiarlo a través de tarjetas de crédito, muy útiles para afrontar pequeñas compras cuyo pago se necesita aplazar. Sin embargo, éstas cuentan con una serie de costes fijos, así como comisiones en función de las operaciones que se realicen con ellas, y los intereses asociados suelen estar muy por encima de los de un préstamo personal medio.

Por último, los consumidores que necesiten dinero extra para la 'vuelta al cole' también pueden solicitar un microcrédito. Se conceden sin apenas un estudio de perfil de riesgo del usuario, pero, aunque su obtención es más sencilla que la de un préstamo medio, suelen contar con intereses muy elevados.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado