Ecoaula

Educación y política: los dos principales problemas para los jóvenes de Haití

Madrid

Más de 250 estudiantes de secundaria de 45 escuelas públicas y privadas de Haití participaron de una nueva edición del programa Scholas Ciudadanía, con el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el auspicio del Ministerio de Educación de Haití, y la participación de los voluntarios del Centro de Liderazgo y Excelencia de Haití (CLE).

Esta nueva experiencia educativa en Haití se amplió en cantidad de estudiantes y regiones. Entre otros lugares, se llegó a Cap Haitien y Puerto Príncipe. El programa de Scholas Ciudadanía se realizó en Cap Haitien del 1 al 10 de agosto con estudiantes de diferentes escuelas. Luego, del 13 al 16 de agosto, estos jóvenes vivieron las Escuelas de Arte y Deporte.

Los jóvenes continuaron la experiencia del programa Ciudadanía, a través de las Escuelas de Arte y Deporte, mediante las cuales recibieron formación para convertirse ellos mismos en formadores de otros niños y jóvenes y, de este modo, ser jóvenes multiplicadores en su comunidad.

Gérard Compère, inspector de la Dirección Departamental de Educación del Norte, Rémy Mondélus, DVS colegio San José, Ewald Guerrier, director general del colegio San José y Alison Elías González, especialista en educación del BID escucharon las propuestas sobre política y educación, las dos problemáticas que los jóvenes haitianos seleccionaron como las más preocupantes.

La comisión que trabajó en política propuso varios proyectos, algunos vinculados al cuidado del ecosistema y sanidad de las escuelas a través de la separación de residuos, la realización de huertas y compost, y otros vinculados al poder ejecutivo para trabajar contra la incompetencia a través de un programa de radio para compartir distintos puntos de vista relacionados con la responsabilidad de este poder y así difundir nociones básicas de política y sociología que despierten el sentimiento patriótico de los ciudadanos. También propusieron la modificación del gobierno a uno unicameral a través de una campaña de sensibilización.

Por su parte, la comisión que trabajó en educación destacó la importancia de la formación continua de profesores, la integración de estudiantes de psicoeducación en sus escuelas, equipar a los docentes con materiales didácticos y tecnológicos, mejorar el diálogo entre padres e hijos, la restauración del sistema educativo, la renovación de la calidad y los métodos de enseñanza y espacialmente la desigualdad de aprendizaje entre las instituciones públicas y privadas. También solicitaron que la enseñanza sea orientada a los alumnos de acuerdo con sus habilidades a fin de promover orientación profesional y destacaron la importancia de la participación de la iglesia en la formación educativa y social de los jóvenes.

Las autoridades presentes en el cierre del programa el pasado 10 de agosto reconocieron el trabajo que los jóvenes desarrollaron durante la semana, así como el compromiso por querer mejorar su país y a sus propias comunidades. Mostraron agradecimiento a Scholas y al BID por promover estos espacios. Además, expresaron la importancia de que siga el apoyo para que más jóvenes tengan oportunidad de vivir la experiencia.

Por parte del BID, Alison Elias González expresó el compromiso del Banco para seguir apoyando estos espacios y en la apertura de la próxima oficina de Scholas en Haití, con la que se facilitará el seguimiento y acompañamiento de las propuestas. Además, remarcó que esta actividad es un llamado a la acción, que esta semana se sembró una planta de esperanza y valor cívico, pero que está en ellos cuidarla y fortalecerla para generar los cambios que ellos desean en su país.

Las Escuelas de Arte y Deporte se desarrollan con jóvenes que ya hayan vivido la experiencia de Scholas Ciudadanía y se los convoca a ser educadores de su comunidad. Los participantes viven y aprenden las metodologías de los programas de Arte y Deporte, para llevarlos adelante con niños de sus escuelas y comunidades asumiendo un rol de multiplicadores.

Durante cuatro días, más de un centenar de estudiantes de 13 escuelas públicas y privadas de Port-au-Prince  que ya habían participado de Scholas Ciudadanía trabajaron junto al equipo de Scholas y 28 voluntarios locales.

Se trabajaron con jornadas temáticas de inspiración, sensibilización, quiebre y demostración. Todo con el objetivo de conectarse con lo propio de su cultura, promover una nueva mirada hacia su entorno, aprender las técnicas y demostrar las habilidades adquiridas de forma práctica. De este modo, los jóvenes están capacitados para llevar la experiencia de arte y deporte a sus propias escuelas.

"Estoy feliz de haber participado en Scholas. Trabajé sobre la problemática de las fallas del Sistema Político. Tuve la oportunidad de mostrarme tal como soy. Gracias, gracias, gracias. Aprendí cosas nuevas, me encontré con la pasión, me gustó pensar proyectos y me di cuenta de que me gustan las ciencias políticas. Me sentí muy feliz". Así se expresó Saintimus, del colegio Lycel Philippe Crierrier, de 17 años.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin