Ecoaula

María José Figueras, rectora de la URV: "Hemos incorporado a un estudiante a nuestro equipo de gobierno"

  • "Todo tiene que empezar desde abajo"
  • "Queremos diseñar enseñanzas nuevas que puedan ser atractivas"
Madrid

Bajo el lema "Una universidad de todos y para todos" se presentó la catedrática de Microbiología María José Figueras a las elecciones de la Universitat Rovira i Virgili (URV). Se impuso a Josep Anton Ferré, actual rector que optaba a revalidar el cargo con el 51,21% de los votos. La participación ha sido del 16,08% de un censo de 16.071 personas con derecho a voto. A pesar de que los resultados fueron muy ajustados, 4.206 votos para Ferré y 4.415 para Figueras, esta catedrática se convirtió en la primera mujer en liderar esta universidad.

¿Qué le llevó a presentarse a estas elecciones?

El reconocer que había una tendencia muy continuista que tenía esta universidad y que faltaba un cambio donde se diera capacidad a la mayor participación de todo el colectivo universitario.

Se presentó a estas elecciones bajo el lema "una universidad de todos y para todos", ¿qué quiere decir con esto?

Nuestra universidad, como todas las universidades, los acuerdos se toman en órganos colegiales y desde mi punto de vista hay decisiones que deben tomarse en un ámbito mucho más amplio, que no sean solo los representantes de cada colectivo, es decir, los decanos de las facultades, de los diferentes departamentos, sino que cada uno de los profesores y cada miembro del personal de administración y servicio tengan opción a opinar sobre escenas que son relevantes, como futuras obras, planes de futuro, etc. Esta era mi idea, hacerlo más participativo para todo el mundo.

¿Qué retos se propone cumplir en los 100 primeros días?

Uno de los primeros objetivos que nos hemos planteado es que hemos tenido una cierta pérdida de estudiantes de grado en los últimos años y lo que estamos intentando hacer es una especie de campaña exprés de atracción de estudiantes a nuestra universidad, que tiene todas las disciplinas. Lo bueno que tenemos nosotros en comparación con otras universidades es que somos pequeños, por lo que el trato es mucho más cercano con el alumno, y al mismo tiempo los alumnos que quieran hacer erasmus tienen plazas, es decir, que podemos ofrecer cosas atractivas. Con todo esto, intentamos que ahora tras el paso de la selectividad, a la hora de abrir las inscripciones, los alumnos se acerquen a nuestra universidad y no se marchen fuera como ocurre muchas veces.

¿Cuáles son las principales novedades de su programa respecto a los estudiantes, PDI y PAS?

En cuanto a los estudiantes, vamos a empezar a trabajar cuanto antes muy directamente, incorporamos un estudiante a nuestro equipo de gobierno, medida que es muy novedosa porque generalmente solo hay los vicerrectores, los profesores, etc, entonces nosotros les hemos pedido a los estudiantes, con el objetivo de tener una mayor comunicación con ellos que elijan a un representante que pueda ser un asesor a nuestro equipo de gobierno y sí que hay cosas que les preocupan mucho a los estudiantes como serían lo que pagan habitualmente por comer en estas instalaciones, que es una de las primeras cosas que vamos a intentar modificar para conseguir que los precios sean más competitivos. En lo que respecta al Personal de Administración y Servicios (PAS) también decidimos que creábamos un vicerrectorado de personal que llevará simultáneamente la parte de profesorado y la parte del personal de administración y servicios. De esta forma, también les hemos pedido a este colectivo que elijan a un representante que colaborará con la vicerrectora de personal en estas tareas para esta acción más directa sobre las personas.

¿Qué peso tendrá la internacionalización en su mandato?

Nosotros podemos decir que somos una universidad que ya tiene una fuerte internacionalización, tenemos estudiantes de diversos países, como China, además, muchos alumnos de doctorado también son extranjeros. El nuevo mandato pretende reforzar todavía más esta internacionalización, aumentar los convenios que tenemos con universidades extranjeras, con Estados Unidos, Europa, para seguir teniendo esta proyección, y además esto es una ruta de salida para muchos de nuestros egresados que pueden tener continuidad laboral no solo en nuestro país, sino que también en el extranjero.

Las nuevas tecnologías están teniendo un papel fundamental en la educación, ¿tiene pensado aumentar su papel?

En el programa electoral queremos potenciar mucho más la docencia online, de alguna forma tenemos enseñanzas presenciales y semipresenciales pero online tenemos muy pocas y vemos que esta es una salida importante ya que mucha gente no puede ir a la universidad por no poder compaginarlo con el trabajo. También queremos diseñar enseñanzas nuevas que puedan ser atractivas para todo este sector de la población que pueda acceder a la enseñanza a través del sistema online.

En cuanto a la brecha de género que existe en las carreras STEM, ¿tiene pensado tomar alguna medida para intentar solventarla?

Es difícil revertir tendencias, es decir, cuando en ingeniería tradicionalmente faltan mujeres o no hay mujeres, en cambio dominan más en otros ámbitos, como por ejemplo en Medicina. Creo que es una cuestión que se irá normalizando con el tiempo a medida que se vaya viendo que las mujeres pueden acceder a todos los lugares de trabajo y eso ya se está viendo hoy en día.

Se ha convertido en la primera mujer en liderar esta universidad y cada vez son más, ¿cree que estamos ante un cambio en la sociedad?

Pues sí, estamos ante un cambio en la sociedad pero va a ser un cambio un poco lento porque para ser rectora necesitas ser catedrática y el porcentaje de catedráticas que tenemos en España es una cada cinco hombres, es decir, alrededor de un 21%. Hasta que no revirtamos esta tendencia, por ejemplo, el nivel de categoría por debajo de catedráticos, estamos al 40%. Si consiguiéramos que esta cifra aumentase al 60 o al 70 por ciento, podríamos igualar el número de catedráticos y catedráticas en igualdad de condiciones. No obstante, la tendencia que hemos vivido en los últimos años ha sido la de empeorar. Necesitamos unos cuantos años para igualar esta situación y llegar a un 50 o 50 por ciento de catedráticas y que en ese momento será cuando se pueda revertir la tendencia.

¿Qué opinión le sugiere el techo de cristal en el ámbito universitario?

Todo tiene que empezar desde abajo, es decir, conseguir que la representación de las mujeres en los órganos colegiados sea igual que la de los hombres. Tenemos que seguir luchando por la igualdad en la representación de los diferentes cargos a todos los niveles.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado