Ecoaula

Divisas, tarjetas, cuentas… lo que debes tener en cuenta si te vas a un curso en el extranjero

  • Es importante organizar y prever todas las necesidades económicas
Madrid

Inglaterra, Malta, USA, Irlanda o Canadá son algunos de los destinos más solicitados para realizar una inmersión lingüística en el extranjero, es decir, los países de habla anglosajona son los preferidos. Esta experiencia puede resultar muy beneficiosa para el niño, no solo a la hora de aprender y mejorar la fluidez en una lengua extranjera, sino que salir a otro país también contribuye a que los chicos ganen autonomía, se acostumbren a manejar el dinero y se familiaricen con algunos términos financieros. El banco digital Self Bank ofrece una serie de pasos a tener en cuenta para que el niño sepa cómo moverse económicamente en esta aventura.

1.- Tomar conciencia del precio de las cosas. Aunque la mayoría de las actividades y excursiones ya están incluidas en el coste del curso, puede que quiera realizar alguna actividad extraordinaria, visitar un museo, comprar recuerdos o salir a cenar o al cine en su tiempo libre y para ello deberá contar con dinero. De este modo, los chicos se habitúan a que las cosas tienen un precio y comienzan a distinguir si este valor es alto o bajo.

2.- Administrar el dinero. En algunas ocasiones los niños ya han tenido contacto con el dinero, tienen su paga semanal o mensual y son capaces de comprar sus caprichos o, incluso, ahorrar. Para sobrevivir durante los días que dure el curso, los niños contarán con una cantidad de dinero que tendrán que saber cómo administrar para que llegue para los días que dure la experiencia. En el caso de los más pequeños, la cantidad de dinero que llevan para este tipo de gastos son administrados por los responsables del campamento o curso.

3.- Aprender a manejar otra divisa. Comprar en una moneda que no es la habitual puede resultar complicado. Para facilitar este paso, se puede realizar la conversión a través de la calculadora del teléfono móvil, para sepan realmente cuánto cuesta lo que quieren comprar. Una forma de hacerlo es establecer un tipo de cambio fijo para que el niño pueda hacer el cálculo fácilmente. "El cambio de divisas suele ser una de las tareas de la organización del viaje que más quebraderos de cabeza suele conllevar; para facilitar su adquisición existen sistemas como la compra online de la divisa, servicio que solo algunas entidades bancarias ofrecen. Es muy cómodo, ya que en vez de tener que llamar al banco, reservar la divisa e ir luego a recoger el dinero, con este servicio el cliente lo recibe en la dirección que indique", explica Victoria Torre, responsable de Desarrollo de Contenidos, Productos y Servicios de Self Bank.

4.- Usar tarjetas monedero. Esta es una alternativa para no tener que ir con el dinero en el bolsillo. Las tarjetas monedero se pueden cargar con una cantidad de dinero determinada, para que se use como una tarjeta de débito en el lugar de destino. Además, existen algunos modelos que permiten recargarse online o a través de una web, con lo que se facilita la disponibilidad de efectivo rápidamente. Por medio de las tarjetas monedero, los jóvenes se familiarizan con el uso de las tarjetas y comienzan a tener un control sobre el uso de sus finanzas.

6.- Mejorar en autonomía. Salir al extranjero beneficia que los jóvenes ganen en autonomía y en responsabilidad, no solo en materia financiera, sino también en otros aspectos como el hacerse cargo de la documentación necesaria, de los billetes de avión, etc. Aunque bien es cierto que en la mayoría de las ocasiones los monitores guardan todos los datos y documentación necesaria para el viaje, es bueno que ellos tengan una copia para que aprendan a ser más responsables.

Es importante organizar y prever todas las necesidades económicas que pueden derivarse de un viaje de estas categorías, para vivir una inmersión lingüística en el extranjero sin sobresaltos. Desde Self Bank recomiendan abrir la cuenta bancaria con anticipación y adquirir tanto las tarjetas como las divisas con tiempo, aunque son gestiones que no se demoran demasiado, es preferible no esperar al último momento.

"En los últimos años, los alumnos españoles que optan por salir al extranjero a aprender idiomas se han incrementado, en 2017 viajaron un 20% más respecto al año anterior; esta experiencia les lleva no solo a mejorar sus conocimientos de idiomas sino a aprender valores, conocer otras culturas y costumbres, así como comenzar a tener cierta autonomía financiera y empezar a tomar el control de su dinero", puntualiza Victoria Torre.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin