Ecoaula

Recuperar el Pacto Educativo y aumentar la inversión, retos del nuevo Gobierno del PSOE en educación

  • Los rectores universitarios demandan desde hace tiempo un aumento de las inversiones

Retomar las negociaciones para lograr un Pacto Educativo y aumentar la inversión son algunos de los retos que tendrá el próximo responsable del Ministerio de Educación del nuevo Gobierno del socialista Pedro Sánchez, que en su programa electoral prometía derogar la Ley de Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) aprobada por el PP así como "la normativa que ha contribuido a recortar la inversión en educación" en los últimos años.

El PSOE se presentó a las elecciones generales de 2016 con el propósito de alcanzar una inversión en educación del 5% del PIB en dos legislaturas, pero ahora gobernará con unos Presupuestos Generales del Estado diseñados por el Ejecutivo de Mariano Rajoy donde el porcentaje del PIB destinado a educación del 3,7%. Esta distancia de gasto fue el motivo por el que los socialistas abandonaron el pasado mes de marzo la subcomisión por el Pacto Educativo creada en el Congreso, que se extinguió en mayo sin lograr el objetivo para el que fue creada.

Diferentes voces de la comunidad educativa han pedido ya al Gobierno de Pedro Sánchez que recupere las negociaciones para lograr el suficiente consenso que permita sustituir la actual Ley orgánica para la mejora de la calidad educativa (LOMCE). También lo ha hecho el último ministro de Educación de un gobierno socialista, Ángel Gabilondo, que este mismo martes señalaba el Pacto Educativo como un asunto prioritario del nuevo gabinete.

"No consiste en quitar una ley sin más, si hoy derogamos la LOMCE y no hay otra ley, incluso si se quiere hacer eso, se debe hacer con un proceso de transición responsable, acordado y serio. Incluso las derogaciones de ciertas leyes exigen el consenso de la derogación", ha explicado Ángel Gabilondo cuando ha sido preguntado, en rueda de prensa, por los retos en educación del Gobierno de Pedro Sánchez.

Fuentes del PSOE consultadas por Europa Press consideran que el próximo ministro o ministra de Educación puede lograr algún tipo de consenso entre las fuerzas políticas en cuestiones incluidas en la LOMCE "que han provocado todo el rechazo de la comunidad educativa", pero advierten que la moción de censura que abrió las puertas de Moncloa a Pedro Sánchez puede resultar contraproducente para alcanzar un acuerdo mayoritario.

"Algo que requiera mucho más consenso va a ser complicado porque los apoyos son los que son, y en este momento plantear proyectos de ley es algo complicado", apuntan fuentes socialistas. También consideran que el calendario al que se enfrenta Pedro Sánchez, investido presidente a mitad de legislatura, impide realizar "planes a largo plazo" en políticas educativas. CUESTIONES URGENTES

El ministro o ministra que releve al popular Íñigo Méndez de Vigo también heredará algunas de sus asignaturas pendientes, como la aprobación del Real Decreto que vuelva a situar en un 5 la nota media para acceder a una beca general de matrícula universitaria. Un anuncio realizado por el Ejecutivo de Rajoy pero no culminado, y que responde a una reclamación de los rectores españoles que se prolongaba desde hace un lustro.

También deberá resolver algunos de los asuntos que el Ministerio tiene pendientes en Cataluña, a pesar del levantamiento de la aplicación del artículo 155. Por ejemplo, el informe encargado hace un año a la Alta Inspección acerca del supuesto adoctrinamiento en Cataluña y otras comunidades, a raíz de las denuncias sobre el contenido de varios libros de texto que se utilizan en las escuelas de esta autonomía.

La reversión de los recortes es una de las demandas que parte de la comunidad educativa ya ha transmitido al nuevo inquilino de La Moncloa. Por ejemplo, el sindicato UGT y la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres del Alumnado (CEAPA) han marcado como una prioridad la derogación del Real Decreto Ley 14/2012 de "racionalización del gasto educativo", que hace seis años impuso medidas de austeridad por la crisis económica. Aunque algunas de estas medidas ya han sido revertidas, el sindicato CCOO las ha llevado a los tribunales para evitar que se conviertan en "estructurales".

Por su parte, los rectores universitarios demandan desde hace tiempo un aumento de las inversiones. A finales de abril, el presidente de la Conferencia de Rectores de las Universidades Española (CRUE), Roberto Fernández, hizo un llamamiento desesperado al asegurar que la universidad española, tras la pérdida de financiación de los últimos años, no podía esperar "ni un día más" al aumento de inversiones.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin