Ecoaula

La Plataforma Galega do Ensino cifra en más del 80% la ausencia de alumnos a las "reválidas" de 3º de Primaria

  • Educación reduce al 38% la abstención a estas pruebas

La Plataforma Galega en Defensa do Ensino Público ha cifrado en más del 80 por ciento la ausencia de alumnos en las pruebas de diagnóstico -más conocidas como "reválidas"-, que han dado comienzo este miércoles en 3º de Educación Primaria y seguirán durante la jornada del jueves.

Por su parte, fuentes de la Consellería de Educación han reducido esta cifra al 38%. Y es que, según palabras del conselleiro Román Rodríguez, estos exámenes son "una ayuda para que el sistema educativo mejore".

Las pruebas que se han iniciado este miércoles se realizan en la totalidad de colegios de Galicia -públicos, privados y concertados-, mientras que las de 6º de Primaria y 4º de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) se harán en una muestra de 290 y 160 centros, respectivamente, durante los días 29 y 30 de mayo.

Este es el cuarto año consecutivo que se lleva a cabo este procedimiento al amparo de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce) y, como tal, es el cuarto año que los sindicatos han llamado a las familias a boicotearlo. 

La Plataforma Galega en Defensa do Ensino Público -que incluye entidades como la CIG, Anpas Galegas y BNG- ha organizado una concentración este miércoles en frente al Parlamento gallego en contra de las "reválidas" y en contra de la Lomce.

En declaraciones a los medios, el secretario nacional de la CIG-Ensino, Suso Bermello, ha felicitado a todas las familias que "un año más fueron capaces de salvar todos los problemas de conciliación" para no enviar a sus hijos al centro en señal de protesta.

Del mismo modo, ha extendido el agradecimiento al profesorado que, "siempre respetando la legalidad, informó a las familias convenientemente desmontando la campaña de desinformación que tiene la Xunta".

Por su parte, el vicepresidente de Anpas Galegas, Fernando Lacaci, ha tachado las pruebas de "absurdas" y "estúpidas" que "solo conducen a perder dos días de clase", a "introducir en un estrés innecesario" al alumnado y a gastar "50.000 euros de fondos públicos".

Además, ha asegurado que la Lomce es una norma que busca "echar fuera a los que no interesan que estén dentro del sistema educativo". "Intentan recentralizar el proceso desde una perspectiva de un nacionalismo español del que estamos bastante hartos", ha esgrimido Lacaci.

Y es que, según sus palabras, la Lomce es un "despropósito legislativo", puesto que, según ha afirmado, la sociedad, la mayoría de los partidos y la comunidad educativa están "en contra". "Pero sigue ahí", ha lamentado. 

En este contexto, la parlamentaria del BNG Olalla Rodil ha mostrado el apoyo de los nacionalistas a la concentración y al boicot a las "reválidas". "Nosotros insistimos en derogar la Lomce, tumbar esa ley antigallega, privatizadora, clasista y que va en contra de la educación pública como un derecho fundamental".

Por ello, ha insistido en que las instituciones de la Comunidad "se pongan a trabajar en la redacción de una ley gallega de enseñanza que blinde los presupuestos y que garantice personal, medios y recursos" para la formación de los jóvenes.

"La Lomce no puede durar ni un minuto más viva. Hay una mayoría alternativa al PP en las Cortes y seguimos preguntándonos por qué aún se mantiene en vigor esta norma", ha sentenciado Rodil.

Los bloqueos a las pruebas también han sido apoyados por otras organizaciones como el Sindicato de Traballadoras e Traballadores do Ensino de Galiza (STEG), cuyo secretario de organización, Diego Pérez, considera que el procedimiento es "un intento de desprestigiar la enseñanza pública y el profesorado".

"Se trata de una prueba concreta para evaluar a los alumnos, cuando se supone que quien tiene que evaluarlos es el profesorado que está con ellos todo el curso", ha expresado.

Por su parte, la portavoz de UGT Paula Carreiro ha mostrado su "rechazo absoluto" a los exámenes porque "no entiende que haya que catalogar a los niños". "Realmente no valen para nada, ni como diagnóstico", porque, según ha proseguido, "luego no hay ninguna mejora para los centros".

Precisamente CC.OO., a través de su responsable de educación, José Manuel Fuentes, "no" se ha mostrado "en contra" de que se realicen unas evaluaciones diagnósticas. Sin embargo, sí ha manifestado su rechazo a las pruebas de 3º de primaria porque "se realiza a todo el alumnado con nombres y apellidos", lo cual "podría tener repercusión".

El presidente de la Asociación Nacional de Profesores Estatales (ANPE) en Galicia, Julio Díaz, ha explicado que ellos "no están opuestos" a un sistema de evaluaciones, "pero solo si son un diagnóstico". "No queremos que se utilice para hacer un ranking de centros ni para hacer diferencias sociales", ha advertido.

El miembro del CSIF José Carlos Fernández se suma a las posiciones "en contra" de las pruebas y de la Lomce, si bien los exámenes que comenzarán la semana que viene "no están siendo reválidas", ha dicho, como precisamente plantea la normativa, "aunque es cierto que a la vuelta de la esquina pueden cambiar".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin