Ecoaula

Competencias educativas: España se sitúa a la cola en comprensión lectora y matemáticas

  • Otros informes también acreditan esta falta de competencias

La OCDE acaba de publicar su informe "Getting Skills Right: Spain" (Obtener las habilidades correctas: España), que fue presentado en un workshop "El Futuro del Empleo: Retos y Soluciones" en Madrid con Fedea (Fundación de Estudios de Economía Aplicada) como anfitriona, en el que señala que España se enfrenta a la escasez de competencias básicas relacionadas con el razonamiento matemático y la comprensión lectora, así como de competencias y habilidades cognitivas superiores, incluso entre los graduados universitarios.

Asimismo, denuncia que España gasta relativamente poco en formación y en asistencia en la búsqueda de empleo para desempleados en comparación con otros miembros del "Club de los países ricos".

El organismo de cooperación in-ternacional, compuesto por 35 Estados, opina que España debería plantearse aumentar la flexibilidad de la oferta formativa para adultos en competencias básicas, con miras a promover una mayor participación.

Sobrecualificación

Al mismo tiempo, la sobrecualificación es elevada: un 22 por ciento de los trabajadores están sobrecualificados para sus puestos de trabajo (por encima de la media de la Unión Europea, del 15 por ciento). Pese a tener un nivel educativo elevado, muchos trabajadores adultos no disponen de las competencias que necesitan las empresas. Por otro lado, se destaca que se ha creado una oferta relativamente amplia de graduados universitarios: el 35 por ciento de la población española tiene un título universitario, a la par con la media de la OCDE.

Montserrat Gomendio, directora adjunta de Educación y Habilidades de la OCDE, afirmaba en la presentación del informe en Madrid que "mejorar las habilidades de las personas para enfrentar los desafíos de la digitalización y la globalización es esencial, especialmente para los jóvenes que no están en la educación, el empleo o la capacitación, los desempleados de larga duración y los adultos con pocas habilidades. También es clave para abordar la transición del modelo educativo tradicional al aprendizaje permanente, desarrollar nuevos modelos de capacitación para adultos y promover un uso más eficiente de las habilidades en el trabajo".

Que España no cuenta con las competencias precisas es una cosa que ya saben los españoles sin necesidad que lo alerte la OCDE. Según indica el estudio Carencias de Capacidades 2017, elaborado entre más de 1.000 profesionales españoles por Udemy, plataforma de formación para aprender y enseñar en línea, el 65 por ciento de los españoles cree que existe una carencia de capacidades en el mercado laboral. Y llama la atención que solo el 57 por ciento de los que reconoce este déficit piensa que esta carencia de capacidades les afecta directamente.

De hecho, según el primer barómetro de empleabilidad y empleo de los universitarios que ha realizado la Crue y la Cátedra Unesco de Gestión y Política Universitaria, con la colaboración de la Fundación laCaixa, los egresados creen que la universidad les ha aportado poco en cuestiones relacionadas con el proceso de búsqueda de empleo, tales como la capacidad para diseñar un plan activo de búsqueda, la elaboración de un curriculum vitae o la preparación para una entrevista de trabajo; aunque les ha ayudado a reconocer las propias fortalezas y debilidades para la búsqueda de empleo.

Además, otros informes también acreditan esta falta de competencias. Según un estudio de ThePowerMBA, entre más de 5.800 empresarios y directivos en activo, de entre 25 y 45 años, los nuevos modelos de la economía digital resultan desconocidos para siete de cada 10 profesionales. Y ocho de cada 10 desconoce en qué consisten las metodologías de gestión de ecommerces, marketplaces, aplicaciones o plataformas digitales, Startup, Customer Development o metodologías Agile (metodologías para el desarrollo de proyectos que precisan de rapidez y flexibilidad para adaptarse a condiciones cambiantes del sector o mercado, aprovechando dichos cambios para proporcionar ventaja competitiva).

Los expertos en recursos humanos coinciden en que las empresas lo que demandan son graduados flexibles y adaptables, con fuertes habilidades de comunicación.

La OCDE apuesta por una reforma educativa que impulse la formación profesional y su conexión con el mundo de la empresa, de manera que la oferta educativa y formativa se ajuste a la demanda del mercado laboral.

Algunas de las políticas que España ha introducido para reducir los desequilibrios en las competencias, sobre todo en el ámbito de la formación, son la introducción del modelo dual de formación (2012) que ofrece a las empresas mayor flexibilidad para poder determinar la oferta de competencias.

De la misma manera, se ha modernizado la formación profesional (académica) en el contexto de la reforma educativa (Lomce), que ha atraído también a más alumnos a esta opción, lo que ha motivado un descenso paralelo en el abandono escolar temprano.

Reformas de más calado

El organismo internacional propone que España haga una serie de reformas de mayor calado como centrar la financiación pública de formación dirigida a trabajadores y desempleados en competencias y cualificaciones con gran demanda; ampliar las posibilidades de participación de los adultos en el aprendizaje permanente; y asistir a las empresas (en especial a las pequeñas) en la organización e implementación de formación en el puesto de trabajo.

En la línea de actualizar las competencias de los profesionales españoles, el Ministerio de Empleo, en colaboración con las organizaciones empresariales y sindicales estatales, ha puesto en marcha un Plan dotado con 60 millones de euros, dedicados a la capacitación y mejora del tejido productivo en competencias digitales. Es una iniciativa que, fruto del Acuerdo Social, ofrecerá formación en más de 400 especialidades relacionadas con los cambios tecnológicos. Esta iniciativa, que ha tenido muy buena acogida, es un gran reto, puesto que el 90 por ciento de los puestos de trabajo exigirán competencias digitales.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin