Ecoaula

Los estudiantes de la Comunitat Valenciana urgen medidas para asegurar su docencia

  • La falta de docencia puede perjudicar gravemente a los estudiantes

Los Representantes de Estudiantes de las cinco universidades públicas de la Comunitat Valenciana elevaron a la Asamblea General de la Coordinadora de Representantes de Estudiantes de Universidades Públicas – CREUP una resolución relativa a la situación laboral del profesorado asociado en la Comunitat.

Esta resolución, fruto de la huelga que viven en la Universitat de València y en la Universitat Politècnica de València desde el 29 de enero de 2018 y el 16 de abril de 2018 respectivamente, pone su énfasis en la necesidad de alcanzar un acuerdo en la mesa de negociación del convenio colectivo del personal laboral de las Universidades Públicas Valencianas, que lleva en funcionamiento desde el 28 de septiembre de 2016, y sobre la repercusión que tiene la huelga en los estudiantes que puede llegarles a suponer agravios académicos y económicos de verdadera importancia.

La resolución fue aprobada por la asamblea como muestra de apoyo de todas las universidades públicas asociadas a la Coordinadora. A continuación, se incluye el texto de la resolución.

"Desde el 28 de septiembre de 2016 se lleva trabajando en la mesa de negociación sobre un convenio colectivo del personal laboral de las Universidades Públicas Valencianas. En esa mesa de negociación están presentes representantes de la Conselleria d' Educació, Investigació, Cultura i Esport, las Universidades Públicas Valencianas y las Organizaciones Sindicales.

Las plataformas de profesores asociados de la Universitat de València y de la Universitat Politècnica de València se encuentran en huelga indefinida desde el 29 de enero de 2018 y 16 de abril de 2018, respectivamente.

La supresión de la docencia a ciertos grupos e incluso de asignaturas completas, supone que los estudiantes que han abonado las matrículas de las asignaturas con clases presenciales, no las estén recibiendo. Esta situación puede conllevar, no solo que se prolongue la duración de los estudios, sino también un agravio económico para todos los estudiantes.

En primer lugar, la imposibilidad de la anulación de matrícula a estas alturas del curso obliga a todos los estudiantes que no sean evaluados a cursar las asignaturas por segunda vez con el gravamen que ello conlleva, pagando una doble matrícula, sustancialmente más elevada.

En segundo lugar, los estudiantes becados que no sean evaluados corren el riesgo de no alcanzar el rendimiento mínimo, debiendo por tanto devolver la beca y sus intereses, además no optarían a beca el curso siguiente.

Esta situación puede abocar a la expulsión de la universidad de las familias con menos recursos, e incluso al endeudamiento del estudiante por tener que devolver un dinero que no tiene.

Con el fin de evitar daños irreparables en el estudiantado y volver al normal desarrollo de la docencia lo más pronto posible se insta:

A las mesas de negociación de las huelgas para acordar, si no lo hubieran hecho ya, servicios que garanticen la evaluación del estudiante y la tutorización de trabajos de fin de título, y se den indicaciones y material docente y bibliográfico para posibilitar el proceso de aprendizaje autónomo de los estudiantes sin docencia.

A la mesa de negociación del convenio colectivo del personal laboral de las Universidades Públicas Valencianas para alcanzar los acuerdos pertinentes que satisfagan a las partes implicadas en la medida de los posible.

Al Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, a través del Secretario de Estado de Educación y la Secretaría General de Universidades, para aumentar el limité actual de la tasa de reposición.

A la Conselleria d' Educació, Investigació, Cultura i Esport para que ponga todos los medios disponibles con el fin de permitir una promoción del profesorado".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0