Ecoaula

Arranca la final de la LIV Olimpiada Matemática Española

  • Un total de 68 estudiantes de Bachillerato y 9 de ESO participan.

La final nacional de la LIV Olimpiada Matemática Española (OME) vuelve colocar a 77 alumnos de Secundaria de toda España ante el desafío de superar las exigentes pruebas de la más antigua de las competiciones escolares preuniversitarias científicas, que cada año desde 1964 organiza la Real Sociedad Matemática Española en el marco de la Olimpiada Internacional Matemática.

La competición tendrá lugar los días 16 y 17 de marzo en la Universidad de Jaén. La mayor parte de los participantes proceden de 2º de Bachillerato, 47 en total, mientras que 21 cursan 1º y otros 8 se encuentran en 4º de ESO. A ellos se añade, como caso excepcional, un alumno de 3º de ESO, Leonardo Costa, procedente de Mislata (Comunidad Valenciana), que ha demostrado la necesaria madurez académica para competir con otros compañeros de mayor edad.

Como viene siendo habitual a lo largo de los últimos años, hay una minoría de chicas, cuatro en total: María Mateo (Canarias), Beatriz Pérez (La Rioja); Sara Sendasrrubias (Madrid) y Zhou Ying Jiang Li (Baleares). "Para participar en las olimpiadas hay que ser más competitivo y, en general, las chicas no lo somos", asume la madrileña Sara Sendasrrubias quien, además, será una de las integrantes del equipo de cuatro jóvenes españolas que el 9 de abril participará en Florencia (Italia) en la Olimpiada Femenina Europea (EGMO). La cita será el resultado de un largo trabajo. "Desde hace tres años acudo todos los sábados a una preparación en la Universidad Complutense y llevo dos años en un taller en el instituto", explica esta joven a quien, asegura, las matemáticas siempre se le dieron bien: "Me gusta cómo se relacionan las cosas de forma tan precisa y general con un lenguaje tan abstracto y sin embargo tan versátil".

Como en ediciones anteriores, los participantes de la final de la Olimpiada Matemática Española dispondrán de tres horas y media por día para resolver un total de seis problemas (tres en cada jornada) planteados por el comité organizador y en los que deberán poner en práctica todo su ingenio y creatividad sin posibilidad de utilizar calculadoras, aparatos electrónicos o libros. La fase nacional premiará con medallas de oro (6), plata (12) y bronce (18) a los 36 primeros clasificados. Los seis alumnos que consigan Medalla de Oro formarán parte del Equipo Olímpico de España en la 59ª Olimpiada Internacional de Matemáticas, que se celebrará en Cluj-Napoca (Rumanía) en el mes de julio.

Historias de superación

Cada año la Olimpiada Matemática Española se convierte en el escenario de decenas de historias de éxito, tesón y superación. Algunos participan en más de una olimpiada científica, como es el caso de Alejandro Epelde (Madrid), que el año pasado fue el ganador de la Olimpiada Nacional de Física, medalla de plata en la internacional de esta disciplina y en la final nacional de la Olimpiada Matemática Española. "Este año voy a las dos también. Me lo pasé muy bien el pasado y tengo opciones de hacerlo aún mejor", afirma este joven, quien valora que "las olimpiadas me han mostrado un lado de las asignaturas que en el Bachillerato no se ve" y que no duda sobre su futuro académico: "Por supuesto, voy a hacer matemáticas, si puede ser, en Cambridge".

Maratón intelectual

Estudiantes y profesores preparan y participan en las olimpiadas "de forma totalmente voluntaria y a cambio de nada", como señala la presidenta de la Comisión de la Olimpiada Matemática Española, María Gaspar, quien además defiende "el mérito que tiene que estos jóvenes estén tres o cuatro horas pensando en problemas que son muy difíciles y que les exigen un enorme esfuerzo intelectual". "Acaban exhaustos como si hicieran una maratón", precisa.

El presidente de la RSME, Francisco Marcellán, ha defendido la necesidad de que las administraciones presten apoyo a esta competición fundamental para promover el talento científico y matemático de los jóvenes preuniversitarios: "La Olimpiada Matemática es, sin duda, uno de los mayores motivos de orgullo de la RSME, por el hecho de ayudar a que los jóvenes descubran la pasión por las matemáticas, de despertar las vocaciones y contribuir de esta forma a que esta ciencia haya alcanzado en nuestro país sus mayores cotas de excelencia y proyección internacional".

Figuras internacionales

De las olimpiadas nacionales e internacionales de matemáticas han salido algunas de las figuras más excepcionales de esta disciplina y también medallas Fields (equivalente al "Nobel" en matemáticas) como el australiano Terence Tao, que compitió por primera vez con sólo 12 años y lo hizo en tres ocasiones; el ruso Grigori Perelman (que finalmente declinó esa distinción); o la primera mujer en recibir este galardón (en 2014), la iraní Maryam Mirzajani. También el alemán Peter Scholze y el español Ricardo Pérez Marco, premio de la Sociedad Europea de Matemáticas.

En España también son numerosos los matemáticos que han pasado por la OME y han tenido carreras de éxito, entre ellos premios de investigación Vicent Caselles, como Xavier Ros, también actual premio José Luis Rubio de Francia.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0