Ecoaula

El 52% de las empresas apela a la deslocalización y la internacionalización

  • España es considerada por empresas extranjeras lugar preferente para la deslocalización.

Según un análisis publicado por la consultora de formación de idiomas Hexagone, la deslocalización y la internacionalización del negocio son los principales motivos para la formación de idiomas de la empresa.

En un mercado global, las empresas necesitan expandir sus negocios y gracias a las nuevas comunicaciones y al uso de Internet, vender fuera de las fronteras es una realidad para el 85% de las empresas españolas. Sin embargo, el primer obstáculo que encuentran no es profesional sino lingüístico.

Por otro lado, crece la percepción de las empresas extranjeras que ven España como un destino perfecto para la deslocalización de sus negocios. Mano de obra, salarios y capacidad de formación en idiomas son los principales argumentos.

Hexagone ha elaborado un ranking con los 5 motivos por los que las empresas en España están formando en 2018 a sus trabajadores en idiomas:

1.- Internacionalización: Se trata del principal motivo para el 52% de las empresas consultadas. Ya sea por encontrarse en proceso de expansión de negocio a otros países o porque sea un objetivo para este año, las empresas están formando a sus trabajadores en idiomas para ampliar sus oportunidades de negocio. El objetivo de estas formaciones es como mínimo comprender los aspectos más básicos de su puesto de trabajo en inglés.

2.- Imagen de empresa: El 21% de las empresas reconoce que otro motivo importante para formar a sus empleados en idiomas es el hecho de proyectar una imagen más profesional de empresa.

"Para adaptarse a los nuevos tiempos los empleados que más traten con clientes extranjeros deben tener un nivel alto de inglés para desempeñar bien su trabajo y desenvolverse en determinadas situaciones relacionadas con el día a día de su trabajo", explica Gaëlle Scahefer.

3.- Personalización de formación: En una era en la que la segmentación es la clave para el éxito en el trabajo, la formación en idiomas precisamente permite esta ventaja. Las empresas reconocen que poder dividir por niveles y temáticas la formación de inglés es un motivo para impartir la formación de idiomas.

"Los profesionales comerciales requieren una formación muy concreta respecto al idioma, sin embargo, los profesionales más técnicos requerirán otra. Lo mismo ocurre con cada perfil empresarial. Cada vez es más habitual encontrar demandas muy precisas en la formación de idiomas", afirma la directora de Hexagone.

4.- Desconexión laboral: El 11% de las empresas consultadas por Hexagone afirman que la formación de idiomas es un buen argumento para ofrecer a sus trabajadores además de una oportunidad de formación, una posibilidad para desconectar del propio trabajo. "Cada vez las empresas nos solicitan más cursos de formación de idiomas a la vez que se practica otra actividad como meditación o coaching. Es una forma de practicar, perfeccionar o aprender un idioma mientras por otro lado los trabajadores se relajan y desconectan de las tareas propias del trabajo", concluye Gaëlle Schaefer.

5.- Marca Empresa: El 5% de las empresas aseguran que ofrecen a sus trabajadores la formación en idiomas como fórmula de crecimiento profesional voluntaria. Es decir, como valor añadido para la progresión de sus perfiles profesionales.

En palabras de la directora de Hexagone, "Las compañías que ofrecen cursos de idiomas a sus trabajadores u otros tipos de formación están mejor valoradas tanto entre su personal como en el sector en general, más en una época en la que tanto se valora conceptos como el employer branding o los mejores lugares para trabajar".

Según el análisis realizado por Hexagone, existen más motivos como el hecho de flexibilizar la jornada laboral o realizar actividades de team building pero en esencia las empresas se decantan por la formación de idiomas por estos cinco pilares fundamentales, por encima de todo la internacionalización de la compañía y el desempeño del trabajo con clientes extranjeros en el día a día.

Además de estos datos sobre los principales motivos, la consultora española destaca el aumento en las solicitudes de cursos intensivos y el cambio de mentalidad de las compañías que cada vez más prefieren perfiles técnicos por encima de los idiomas ya que estos últimos son más fáciles de formar una vez contratados.

"Cada vez es más recurrente que las empresas extranjeras contraten perfiles profesionales fijándose más en su experiencia profesional y sus aptitudes técnicas. Estas compañías entienden que pueden formarles posteriormente en el idioma necesario, pero sin embargo les es más complicado localizar perfiles profesionales específicos", explica Gaëlle Schaefer.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin