Ecoaula

El IE y Harvard cambian profesores por "Hologramas"

  • El e-learning da un paso más hacia la clase del futuro.

Las universidades ponen en marcha una iniciativa por la que pueden interactuar con sus alumnos de cualquier parte del mundo sin necesidad de estar en el mismo aula.

Años atrás, los Cursos Online Masivos y Abiertos, más conocidos como MOOCs por sus siglas en inglés (Massive Online Open Courses), revolucionaron la manera en que se impartían clases. Esta fórmula ofrecía la oportunidad de que miles de personas participaran de una formación desde cualquier parte del mundo. La entrada de grandes universidades de prestigio en esas plataformas de cursos dio un gran espaldarazo a un proyecto que se ha extendido como un modo más de transmitir conocimiento.

Ahora, IE Business School en España, y Harvard en Estados Unidos, han incorporado un aula que, en el caso de la institución con sede en Madrid y Segovia, ha recibido el nombre de WOW Room. Su nombre podría pensarse que se debe al efecto que produce en los alumnos o en el profesor, pero es la sigla de Window of the World. El profesor se traslada a una especie de plató de televisión en el que está rodeado por 48 pantallas de 45 metros cuadrados en forma de U. Los 60 alumnos que pueden participar en estas sesiones interactivas, que debían estar sentados en sus pupitres, se encuentran cada uno en una parte del mundo. También hay dos pantallas táctiles y cámaras que permiten la grabación y edición de cada una de las sesiones. Los técnicos gestionan cada clase, retransmitida en tiempo real, con servidores SyncRTC, robots y proyectores holográficos. Para garantizar la calidad de la señal de vídeo, se ha optado por un software que requiere bajos niveles de banda ancha. Así se asegura la efectiva participación de los alumnos a través de cualquier dispositivo y desde cualquier lugar del mundo. La idea es que cualquiera, incluso en un aeropuerto a través del móvil, pueda atender a las explicaciones del profesor, pedir el turno de palabra, participar de forma activa...

"Con este proyecto revolucionamos la experiencia de aprendizaje a través de inteligencia artificial, simulaciones en tiempo real, análisis de big data, robots interactivos, sistemas de reconocimiento emocional y presencia de expertos vía hologramas, entre otros recursos". Así lo explica a elEconomista Jolanta Gonalowska, directora de Learning Innovation de IE.

Añade Gonalowska que cuando iniciaron clases online se dieron cuenta de que incluso el mejor y más carismático profesor perdía mucho cuando se colocaba frente a una cámara o tenía que dar la clase, casi hierático, ante la pantalla de su ordenador. Este método permite al docente seguir moviéndose como si estuviera rodeado por sus alumnos, comprobar en tiempo real las reacciones de cada uno de ellos, responder sus dudas... Entre las curiosidades, explica la directora de Learning Innovation del IE que "una de las tecnologías ayuda a analizar las emociones de los alumnos a través de un algoritmo que analiza las contracciones de los músculos faciales y que dirá qué emociones ha sentido en cada momento". El objetivo de esta aplicación concreta es que el profesor pueda mejorar sus dinámicas y recursos didácticos para futuras sesiones.

El WOW Room, instalado en una de las sedes de IE Business School en Madrid, ha sido pensada sobre todo para los alumnos de los High Impact Online Programs (HIOPs), una nueva generación de programas online de cuatro a seis semanas de duración. Sus participantes son directivos de perfil internacional que, de esta forma, evitan tener que desplazarse a Madrid sin perder por ello una experiencia lo más presencial posible. Porque no perdamos de vista que el fin de WOW Room es asemejarse lo máximo posible a la experiencia de un aula real, aunque apoyado por todas esas nuevas herramientas, incluso la holografía. Sí, también está previsto que los alumnos puedan interactuar con un profesor que no se encuentra en ese plató, sino, por ejemplo, en el campus de Segovia.

Presentada hace justo un año, en sus primeros doce meses en funcionamiento ha reproducido situaciones reales en las que han participado un centenar de profesores y más de 1.000 alumnos de 130 países. "Los alumnos toman decisiones bajo presión. Se enfrentan a crisis empresariales, definen procesos de producción en entornos fabriles, negocian en escenarios bélicos y resuelven conflictos diplomáticos entre países, entre muchos otros casos", resume Diego Alcázar Benjumea, vicepresidente de IE Business School. Preguntada sobre cómo cree que evolucionará el aula en unos años, Gonalowska reconoce no saber cómo será, pero sí tiene claro como le gustaría que fuera: "El profesor será un coach, una especie de guía para los alumnos que no le enseñará los datos, porque para eso ya tenemos al amigo Google que nos los da en cuanto se los pedimos, sino que irá mucho más allá".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado