Ecoaula

Vicky Colbert, directora de la Fundación Escuela Nueva: "Tenemos excombatientes de las FARC que quieren formarse con nuestro modelo"

  • "Lo primero que comenzamos a medir fue la autoestima"
  • Hoy en día estamos hablando de "aprender a aprender"
  • "Tenemos que demostrar que no solamente la escuela rural triunfa con este modelo"

El premio Yidan Prize de 2017 (celebrado en Hong Kong) ha recaído en Vicky Colbert, directora de la Fundación Escuela Nueva, educadora bogotana conocida internacionalmente por crear el modelo pedagógico Escuela Nueva, y Carol Dweck, una de los investigadoras líderes en el mundo en el campo de la motivación, profesora de psicología de Lewis y Virginia Eaton en la Universidad de Stanford, es reconocer y apoyar a los creadores de cambios por su innovación más innovadora que pueda generar impactos sostenibles en los sistemas educativos para un futuro mejor.

Fundado en 2016 por Charles Chen Yidan, el Premio Yidan tiene la misión de crear un mundo mejor a través de la educación. A través de una serie de iniciativas, el premio sirve para establecer una plataforma que permita a la comunidad global entablar conversación sobre educación y desempeñar un papel en la filantropía educativa.

El Premio consta de dos categorías: uno para Investigación Educativa y otra para el Desarrollo Educativo, ambas financiadas con unos 320 millones de dólares (271 millones de dólares). Cada premio conlleva una recompensa de 3,87 millones de dólares (3,2 millones de euros), con un premio en efectivo de 1,9 millones de dólares (1,6 millones de euros), un fondo de proyectos de 1,9 millones de dólares (1,6 millones de euros) y una medalla de oro.

Vicky Colbert ha desarrollado, expandido y sostenido esta innovación educativa en varios roles y esferas. Fue la primera Coordinadora Nacional de Escuela Nueva, Directora de Educación a Distancia en la Universidad Javeriana, Viceministra de Educación de Colombia, Asesora Regional de Educación de UNICEF para la región de América Latina y el Caribe. Su trabajo continúa con la Fundación Escuela Nueva, la organización sin fines de lucro que fundó en 1987 para garantizar la calidad y la sostenibilidad del modelo de Escuela Nueva en Colombia y en el extranjero. Bajo el liderazgo de Colbert, FEN continúa adaptando su pedagogía probada y de vanguardia a nuevos contextos y poblaciones. El modelo de Escuela Nueva fue adaptado a entornos urbanos (1987) y para poblaciones migrantes desplazadas en situaciones de emergencia (2001). Se ubicó en el puesto 42 de la lista de 100 mejores ONG del mundo en todo el mundo. Colbert ha sido reconocida como Emprendedora Social Destacada por la Fundación Schwab y por Ashoka. Ella ganó el Premio Mundial de Tecnología en Emprendimiento Social (2005), el Premio Skoll al Emprendimiento Social (2006), el Premio Clinton Ciudadanía Global inaugural (2008). En 2011 recibió el Premio Kravis en Liderazgo. En 2009 Escuela Nueva fue reconocida por el Premio WISE de la Fundación Qatar por sus esfuerzos para mejorar la educación básica en países de bajos ingresos en todo el mundo. En 2013, Vicky Colbert fue nombrada Premio WISE de Premio a la Educación por la Fundación Qatar. Completó su licenciatura en Sociología en la Universidad Javeriana en Colombia y obtuvo dos programas de master en Sociología de la Educación y Educación Internacional Comparada de la Universidad de Stanford en Estados Unidos.

P: ¿Qué es lo que te llevó a impulsar Escuela Nueva?

R: Como primera medida, el país, como el resto de América Latina. En ese momento no garantizaban el acceso completo, precisamente por las dificultades de la geografía, las escuelas rurales distantes, aisladas, invisibles. Entonces, lo primero, un derecho constitucional que no se cumplió. La primera motivación fue esa. La segunda motivación fue mis estudios en sociología, que me llevaron a concluir que si no había calidad en la educación básica no podía haber reducción de inequidades en el sistema, no podía haber desarrollo social, ni económico, ni político y mucho menos paz y democracia. Estaba completamente convencida de que tenía que haber una educación básica y con calidad en el país. Entonces, primero porque se nos estaba ofreciendo ese derecho, segundo, por la importancia que significa tener una educación básica y de calidad y tercero, yo también había tenido acceso a buena educación y yo conocía lo que pasaba en ese mundo y sabía que había unas diferencias muy grandes y no había forma de transformarlas.

P: ¿Cómo está siendo ahora mismo el cambio hacia la educación superior en Colombia? ¿Realmente está llegando un cambio a las escuelas rurales o solamente a la parte de población urbana?

R: Pues precisamente la urgencia es grande, primero lo iniciamos en lo rural y adaptamos el modelo a lo urbano. Sin embargo en este momento, por los temas de post conflicto hay que fortalecer lo rural. Ahora mismo hay muchísima prioridad otra vez.

P: Rebeca Grynspan siempre ha indicado que es una de sus fieles metas a conseguir.

R: Claro, precisamente por eso hay que seguir en lo rural en este momento, entrando en la secundaria también, porque es fundamental.

P: ¿Qué difiere el método de "Escuela Nueva" al resto? ¿Qué nuevo enfoque da a la población?

R: Sustancialmente lo que cambia totalmente es el paradigma pedagógico, nada nuevo en la filosofía de la educación. Lo más importante es tener escuelas donde los niños aprenden felices pero no solamente aprenden en desarrollo cognitivo y académico, sino en las habilidades socioemocionales, porque lo más importante por el modelo de aprendizaje de "Escuela Nueva" es que tenga un impacto en la convivencia pacífica. Detrás de esto hay mucha investigación académica. Nos lo publicó la Universidad de Londres el "Impacto en la convivencia pacífica".

Entonces, en este momento, con más razón hay que coger con fuerza el tema del post conflicto porque precisamente es una metodología que lleva eso. Incluso hasta dos días antes de venirme para aquí, había interés de que muchos excombatientes de las FARC necesitan educarse porque no tienen educación, entonces nos han buscado instituciones que están trabajando con ellos para ver si podemos usar, no el modelo completo, pero la metodología participativa de "Escuela Nueva". Lo que hemos tratado de hacer con "Escuela Nueva" es que no es nuevo en la filosofía pero pone en práctica el aprendizaje personalizado y colaborativo, que es lo que está de moda.

Nosotros por necesidad llegamos a eso y resulta que es lo más vigente hoy en día. Y también el trabajo en equipo, que es una de las habilidades del siglo XXI.

P: ¿Qué otras habilidades?

R: Lo primero que comenzamos a medir fue la autoestima y eso fue ya hace 30 años. Pero algo muy importante es que como tuvimos que dar el cambio pedagógico totalmente, hemos tenido un desarrollo de las habilidades socioemocionales y de las famosas destrezas del siglo XXI. Hoy en día estamos hablando de "aprender a aprender", a tomar iniciativas, pero especialmente a trabajar en equipo, y estas son las habilidades que se están planteando para el siglo XXI.

P: ¿Y tú crees que realmente en el otro lado del charco, en Europa, o incluso en modelos estadounidenses o canadienses, se está aplicando realmente eso o hay muchas carencias?

R: Hay muchas carencias, porque en cuanto tienen la teoría, yo veo que muchísimas instituciones, inclusive privadas, siguen con el modelo frontal centrado en un sistema que da información, inclusive en colegios de élite. Entonces "Escuela Nueva" hizo una pedagogía transformadora que tuvo impacto no solo a logro académico, sino también en reducción de inequidad. Tenemos muchos estudios detrás de eso mostrando el impacto en reducción de inequidad. Pero lo más importante también es en estas habilidades de convivencia, y en este momento para Colombia es algo que sigue vigente ahora más que nunca.

P: ¿Cómo se pudo reducir el absentismo escolar?

R: Porque si tú cambias el ambiente de las escuelas, los niños están contentos y quieren seguir yendo, inclusive hasta las escuelas se vuelven un lugar de ellos que compensa a veces la violencia familiar que puede haber. Entonces, el sentirse contentos en una escuela que los quiere, que los acoge, con un maestro cariñoso que no los está regañando…Todo esto se convierte en un lugar del que los niños no se quieren ir, era como su refugio.

P: ¿Cómo es la pasarela a una educación superior desde la escuela? Porque en el vídeo (que e vió en la gala donde le entragaron el premio) salían diciendo "yo quiero ir a la universidad" "yo quiero ser doctor"…

R: Lo importante es que les das un auto concepto y empiezan a tener más ilusión por seguir estudiando, entonces, yo creo que eso ha sido positivo y ahora la Fundación apuesta por la Secundaria, con la misma metodología porque muchos de los alumnos de Primaria de "Escuela Nueva" sigan estudiando con esta misma metodología, y esto ha sido interesante porque va a generar cambios en el resto de sistema.

P: ¿Cómo cuesta convencer a los gobiernos para implantar su modelo? Incluso en España nos gusta mucho esta metodología, yo soy muy fan de todo lo que es transversal, participativo, donde no hay jerarquías… pero luego realmente no se replica en la escuela pública.

R: Primero porque tú tienes que tener estrategias muy operativas. En el caso de Colombia, esto lo iniciamos en lo público y esto permitió los resultados que se obtuvieron inicialmente, pero lo más importante en nuestro caso es que como comenzó en la zona rural y lleva tantos años, ahora tenemos que convencer a los secretarios de educación de que esto sigue siendo más que nunca vigente, esto es muy importante. Tenemos que demostrar que no solamente la escuela rural triunfa con este modelo, sino que es la pedagogía que está vigente y de moda hoy en día.

P: Entonces es fácil convencer a los gobiernos de otros países que puedan replicar esto.

R: Totalmente, y además, hay un artículo en nuestra página web del New York Times invitándonos a trabajar en Estados Unidos y en países desarrollados, así que puede ser muy interesante de sur a norte. Precisamente cuando tú tienes más necesidades terminas innovando más. La necesidad es la madre de la innovación.

P: ¿Cómo se puede llegar a esa innovación en las aulas más allá de aplicar las tecnologías?

R: Precisamente las nuevas TIC incluso pueden impedir, pueden generar estímulo, pero como dice un amigo mío director de Tecnología Educativa de Israel: "introducir computadores o tabletas en el aula sin cambiar el modelo pedagógico es perpetuar a un costo más alto la técnica tradicional". Entonces hay que hacerlo muy selectivamente, lo más importante es la interacción humana.

P: Pero lo que está ocurriendo con todo el tema de PISA, que todos los países asiáticos están creciendo porque se están midiendo las competencias, pero realmente luego cuando salen al exterior, es decir, cuando salen de su zona de confort, no tienen habilidades, no saben trabajar en equipo...

R: Mira lo que está pasando aquí (en países asiáticos), los suicidios tan impresionantes. Cuando está todo en función de solamente resultados de PISA y todo eso, hay que ir más allá, porque eso puede llevar a lo que está pasando aquí, una competencia impresionante, una presión, suicidios… Y la educación no puede ser solo para eso, tiene que ser también para el bienestar, para la felicidad, para habilidades socioemocionales, y para poderles dar elementos que son los que están hoy en día planteándose en el siglo XXI. La información está cambiando tan rápidamente que lo que hay que aprender es aprender a aprender, a liderar procesos, a ser líder, a tomar iniciativa, a ser emprendedores, pero especialmente a trabajar en equipo.

P: Entonces, ¿cuáles son los retos que tiene la educación en este momento?

R: Esos son los retos, pero hay que lograr ese cambio de paradigma.

P: ¿Cómo se logra cambiar el paradigma o la mentalidad del proceso del docente?

R: A nosotros nos tocó compensar lo que las facultades de educación no estaban haciendo. Las escuelas normales, parte de lo que vamos a hacer es trabajar con las normales. Pero uno de los problemas es precisamente que nosotros tenemos la herencia latina y española, conferencias magistrales sobre métodos activos, entonces nos tocó compensar lo que las facultades no estaban haciendo con algunos elementos esenciales y muy prácticos: uno, que el maestro viva la misma metodología que va a utilizar con sus alumnos, eso es lo primero, dos, no dejar al maestro solo, armar redes de apoyo colaborativo, que resulta que es lo que está de moda.

Nos acaban de estudiar en la Universidad de Boston como un estudio de caso, como un modelo de aprendizaje colaborativo entre profesores, que se acompañen como una comunidad.

P: En España también tenemos el recelo de estar mirando al de al lado. El profesor no va a la clase a coger experiencias positivas, es: "a mí no me mires por si acaso me pasa algo".

R: El aprendizaje colaborativo de los profesores, el apoyo profesional, es fundamental. Nosotros por necesidad tuvimos que llegar a eso, por eso te digo que la necesidad es la madre de la innovación. Entonces por necesidad como los maestros aislados en geografías tan difíciles nunca se veían con nadie, así que los reuníamos una vez al mes y resulta que eso es lo que está de moda "professional colaboration".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado