Ecoaula

El alquiler tecnológico, el mejor aliado para los estudiantes durante este curso

  • Las herramientas tecnológicas se convierten en esenciales en la educación

El mes de septiembre supone la vuelta a las aulas para miles de estudiantes en colegios, institutos y universidades de toda España. Es el momento de hacerse con todo lo que necesitan y prepararse para un nuevo curso lleno de retos y oportunidades. En este ámbito, no hay duda de que los bolígrafos, los cuadernos y los libros van perdiendo protagonismo progresivamente; y los portátiles, las tablets y otras tecnologías interactivas inundan clases y bibliotecas, y se convierten en herramientas esenciales en el sector de la educación.

La compra de estos aparatos electrónicos puede suponer un desembolso económico importante para los estudiantes. Sin embargo, hoy en día existen formas alternativas y más asequibles para que puedan acceder a esta tecnología que necesitan con un menor impacto en sus bolsillos. En los últimos años, el alquiler de tecnología se ha presentado como una forma fácil y rápida de acceder a multitud de dispositivos. Plataformas como Grover están simplificando y democratizando el acceso a la tecnología en todo el mundo, ofreciendo todo tipo de tecnología sin tener que pagar tanto por ello.

Los expertos de Grover resumen a continuación las grandes ventajas que los estudiantes encontrarán en el alquiler de tecnología para su educación y formación:

-Pago mediante una suscripción mensual: para que puedas concentrarte al 100% en tus estudios y no tengas que pensar en afrontar un gran desembolso económico para adquirir el material tecnológico que necesitas, el alquiler sin duda es la mejor alternativa. Podrás elegir los meses en los que vas a necesitar el dispositivo para que solo tengas que pagar por el tiempo que verdaderamente vayas a usarlo. Por ejemplo, en Grover, podrás encontrar un Lenovo IdeaPad Flex 5 por tan solo 39.90€ durante 12 meses.

-La última tecnología, siempre: la tecnología avanza y cambia cada vez más rápido, así como las necesidades de los estudiantes. Esta fórmula te permitirá asistir a clase con la tecnología más avanzada y compatible con los requerimientos de tu centro educativo. Olvídate de los problemas de conexión y eficiencia de tu dispositivo, ya que podrás tomar los mejores apuntes sin que nada te frene.

-Seguro a todo riesgo: sabemos que en las aulas puede pasar de todo. Gracias a servicios como los que ofrece Grover, no tendrás que pensar en el mantenimiento del dispositivo, ya que Grover Care se encargará de cubrir el 90% de los costes de la reparación: roturas de pantalla, golpes, errores de funcionamiento... si detectas que algo va mal, solo tienes que decirlo.

-Reduce la brecha digital: gracias al alquiler de dispositivos, todos los estudiantes pueden acceder a la misma tecnología. Especialmente en la situación actual en la que nos encontramos, ya que la educación a distancia se ha convertido en una realidad, por lo que disponer de los dispositivos adecuados es esencial para que los alumnos puedan estar conectados con sus profesores y seguir las clases con normalidad.

Alquilar tecnología

Por todo esto, el alquiler de tecnología se posiciona como el mejor aliado para los estudiantes. Mediante una suscripción mensual, similar a una cuota mensual por cualquier plataforma de streaming, podrán tener un acceso fácil a un amplio abanico de dispositivos sin tener que renunciar a ningún plan con amigos. Grover ofrece un alquiler flexible y ampliable en cualquier momento. Además, el proceso de alquiler se realiza de forma rápida y sencilla a través de internet, huyendo de trámites complejos y otros papeleos.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.