Ecoaula

Repunta el acoso escolar tras la pandemia, pero sigue en niveles más bajos que en 2019

  • Presenta características diferentes a las de antes de la pandemia
  • WhastApp es el principal medio por el que se produce el ciberbullying

Según las conclusiones del estudio sobre acoso escolar de las fundaciones Mutua Madrileña y ANAR, el 24,4% de los alumnos percibe que existe un caso de acoso escolar en su clase, frente al 15,2% del curso anterior y el 34,1% de 2019.

El acoso escolar sigue situándose por debajo de antes de la pandemia, si bien ha crecido en el último curso, con la vuelta completa a la presencialidad, y presenta características diferentes a las de antes de la pandemia. Así lo analizan la Fundación Mutua Madrileña y la Fundación ANAR en el IV Informe sobre acoso escolar "La Opinión de los Estudiantes", su estudio anual sobre acoso escolar que han presentado hoy y que recoge la opinión de estudiantes y docentes.

Uno de cada cuatro alumnos/as (24,4%) percibe que existe acoso escolar en su clase. Una cifra, por encima de la del curso anterior -cuando lo detectaba solo el 15,2% de los estudiantes-, pero una percepción que sigue por debajo de la de 2019 (que se situaba 34,1%).

"La Opinión de los Estudiantes" se ha llevado a cabo con los testimonios de una muestra de 5.123 alumnos/as y 229 profesores (1,1% error muestral al 95%). Este informe se ha realizado gracias a los 691 talleres que ambas instituciones han impartido en 301 centros educativos repartidos por cinco comunidades autónomas (Comunidad de Madrid, Comunidad Valenciana, Castilla y León, Islas Baleares e Islas Canarias) desde septiembre 2021 a junio 2022, beneficiándose 13.143 alumnos/as.

Cambios desde la pandemia

De las conclusiones del estudio se extrae que el acoso escolar está cambiando desde el parón escolar de la pandemia. Así, el tipo de acoso escolar más común en el último curso fueron los insultos, motes y burlas (89,5%), mientras que el resto de formas de meterse con la víctima se redujeron. Los golpes y patadas pasan del 38% de 2020-21 a un 31,8% en el estudio actual.

La mayoría piensa que el acoso escolar afecta a una sola persona (51,3%) y que la víctima lo lleva sufriendo desde hace más de un año (un 29,9% así lo considera). Entre los motivos por los que se produce el acoso escolar destacan el aspecto físico de la víctima (56,5%) y las cosas que hace o dice (53,6%). Menos frecuente, pero también destacable son las buenas notas (20,7%) o el hecho de que el agresor sea agresivo (20,2%).

En el tema de los agresores destaca el hecho de que en el 72,6% de los casos la agresión se lleve a cabo entre varias personas. Un incremento que viene registrándose en los últimos años y que ya alcanza a tres de cada cuatro casos de acoso escolar detectados en este informe (frente al 43,7% en 2018 y 2019).

Ciberbullying

En cuanto al ciberbullying, la buena noticia es que la percepción de su incidencia baja. Un 8,2% piensa que alguien en su clase es víctima de ciberbullying (16 puntos porcentuales menos que en 2020-21). Las situaciones de ciberbullying afectan mayoritariamente a una única persona.

La novedad en este terreno es que si bien WhatsApp sigue siendo el principal medio por el que se produce el ciberbullying (66,9%), entran en escena con fuerza otras redes sociales no mencionadas en encuestas anteriores como son Instagram (53,1%) y TikTok (48,6%). Los alumnos de primaria también mencionan los juegos online, Twitch y Facebook como medios donde se produce el acoso.

En el ciberbullying, los acosadores son compañeros conocidos del centro escolar en el 85,2%, la mayoría de la misma clase. En este acoso escolar virtual otro avance registrado es que al preguntarles a los alumnos/as qué pueden hacer para solucionarlo ya mencionan, además de comunicárselo a un adulto (29,1%) -que sigue siendo la opción principal-, el borrar o bloquear la cuenta y eliminar los mensajes (20,8%) o denunciarlo (20,1%).

Participar sin darse cuenta

Finalmente, al preguntar a los alumnos si han podido participar en una situación de bullying o ciberbullying sin darse cuenta, uno de cada cuatro (24,4%) reconoce que sí lo ha hecho, un porcentaje 2,6 puntos más alto que en 2020 y 2021.

En cuanto a la percepción que tienen los alumnos/as sobre la respuesta del centro a los casos de acoso, sigue resultando llamativo que un 45,4% de los chicos y chicas perciba que su profesor no hace nada y hasta seis de cada diez (61,7%) que su centro escolar no hace nada. También roza la mitad (46,8%) el porcentaje de alumnos/as que cree que sus compañeros no hacen nada.

La opinión de los profesores

El estudio de acoso escolar realizado por las fundaciones Mutua Madrileña y ANAR también pregunta a los profesores sobre su percepción del acoso escolar. Casi la mitad del profesorado (45,9%) ha tenido conocimiento de algún caso de acoso escolar. De estos, más de la mitad (56,5%) son profesores de secundaria y siete de cada diez (69,2%) son mujeres.

Los profesores/as suelen enterarse de estas situaciones de acoso escolar principalmente a través de los compañeros/testigos, de la familia o del alumno/a afectado/a más que por él/ella mismo/a u otro profesor/a.

En opinión del profesorado, como aspectos bastante o muy decisivos para que se produzca el acoso escolar están el uso indebido de las nuevas tecnologías/redes sociales (95,2%), la presión del grupo de amigos/as (94,3%), la falta de respeto a las diferencias (93%), la falta de una gestión emocional adecuada en los niños, niñas y adolescentes para resolver conflictos (92,1%) y la normalización de la violencia (91,3%).

Los agresores son vistos por los profesores como personas que tienen sentimiento de superioridad (76,7%) y con falta de habilidades sociales (73,5%). En ambos casos, se aprecia un incremento en 2022 en relación con 2020 y 2021. En primaria, destacan los problemas psicológicos del agresor (inseguridad, baja autoestima, frustración, miedo al rechazo…) (55,6%) como el motivo más frecuente.

En cuanto a las acciones que propone el profesorado para que las familias contribuyan a prevenir el acoso escolar están el prestar más atención a sus hijos (88,5%), hacer buen uso de las nuevas tecnologías/redes sociales (88,1%) y educar en valores (86,7%). Y, sobre las intervenciones que consideran más efectivas, destacan la sensibilización y prevención de especialistas (86,3%), protocolos de actuación (78%) y formación del profesorado (75,3%).

comentariosicon-menu4WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments

Comentarios 4

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

lo que faltaba
A Favor
En Contra

¿Haceis censura de los comentarios que había y ya no están?

Puntuación 1
#1
Las cosas por escrito
A Favor
En Contra

Si nuestro hijo está sufriendo acoso escolar, es preciso solicitar una tutoría mediante el email corporativo del tutor o de la plataforma del colegio haciendo constar que es por un presunto acoso hacia nuestro hijo.

Antes, saber que las Comunidades Autónomas suelen tener un “Protocolo específico de actuación en supuestos de posible acoso escolar”, que debemos buscar y leerlo para tener argumentos ante el tutor sobre lo que debe hacer el Colegio, en Castilla y León es este: file:///C:/Users/Usuario/Downloads/BOCYL-D-14122017-3.pdf

Una vez en la reunión con el tutor le exponemos los hechos, así como los nombres y apellidos y aula al que pertenecen los presuntos acosadores y solicitamos que active el Protocolo y nos sea comunicada esta activación por escrito.

Si pasados unos días no recibimos notificación escrita del Colegio, redactamos un escrito dirigido al Director donde volvemos a exponer todo lo dicho al tutor sobre el presunto acoso y acosadores de nuestro hijo así como la fecha de la tutoría, donde reiteramos se active el Protocolo por acoso que establece la Norma recalcando que en caso contrario se presentará denuncia ante la Inspección Educativa y Policía.

Solicitamos por escrito al Director una reunión, en caso de que no la conceda procedemos a entregar en secretaría/administración del colegio el escrito firmado y fechado, junto a una copia que nos tienen que entregar con el sello de registro de entrada junto a la fecha, una vez en casa escaneamos dicho escrito con el sello y lo remitimos por email al email corporativo del colegio; si nos concede la reunión se le expone todo lo referente al acoso de nuestro hijo ya puesto en conocimiento del tutor, y una vez salido de la reunión, se entrega el escrito en secretaría (independientemente de lo que nos diga el director y medidas que tome) y una vez en casa se escanea y remite por email.

Así no podrá decir el Colegio que no tenía constancia del “problema” y podremos adjuntar copia de dicho escrito como documento adjunto a la denuncia que pongamos ante la Inspección (y policía), si no se pone solución en un tiempo razonable por parte del Centro escolar.

Está muy bien hablar las cosas…pero NO queda constancia, además de hablar presentar siempre un escrito y quedarnos una copia con registro/sello. No nos debe de temblar la mano para poner una denuncia.

Puntuación 6
#2
Nuria
A Favor
En Contra

A mis hijos les tengo bloqueado en el móvil las llamadas de números desconocidos/privados (en ajustes llamadas), de tal forma que no reciben llamadas de números que no estén en su agenda de contactos, con lo que les evito llamadas publicitarias y demás de posibles estafas. Tienen puesto en la agenda el número de emergencias y explicado cuándo deben de llamar.

Igualmente, en WhatsApp les tengo configurado en Privacidad - Grupos, "quien puede añadirme a los grupos" "Mis contactos, excepto..." de tal forma que es preciso que ellos (yo) den previamente su aprobación. Lógicamente ni mi mujer ni otros miembros familiares estamos excluidos.

También les tengo puesto en la pantalla de bloqueo la "información de contacto", “mostrar información del propietario en pantalla de bloqueo”, “firma de pantalla”, etc (que se busca en ajustes del teléfono), Avisar a: (y un nº de teléfono) con lo que, si pierden el móvil o les pasa algo, quien lo coja puede ver a quien hay que avisar.

También se puede complementar poniendo en la agenda (“en grupos”), o en ajustes “contraseñas y seguridad-SOS de emergencia-contactos de emergencia”, (según móvil varía el sitio) los contactos de emergencia, a los que se puede acceder con la pantalla bloqueada y llamar deslizando el icono que aparece en la pantalla de bloqueo abajo a la izquierda.

En el navegador Chrome, “configuración-privacidad y seguridad”, tengo activado en “navegación segura la protección mejorada, usar siempre conexiones seguras, no hacer seguimiento”, y desactivado todos los métodos de pago.

En YouTube, “configuración” les tengo desactivada la reproducción automática, en “general” tengo activado el “modo restringido”, y “recordar que me tome un descanso” puesto en 30 minutos.

En el buscador de Google, en ajustes tengo activado “ocultar resultados explícitos”, es conveniente hacer en sus móviles un repaso a todos los ajustes y configuraciones y configurar como creamos más conveniente.

En WhatsApp les tengo configurado, en ajustes-chats, copia de seguridad, marcar “incluir videos”, “guardar en Google Drive”, “diariamente”; teniendo en cuenta que la copia se hace automáticamente a las 02:00h de la noche, por lo que hay que tener el móvil encendido o pulsar nosotros todos los días en “guardar”. De esta forma si sufren algún ciberacoso, queda guardado.

Independientemente del control parental que cada uno crea conveniente.

Puntuación 6
#3
Alicia
A Favor
En Contra

Aquí está el protocolo de actuación por acoso escolar en Aragón:

https://educa.aragon.es/documents/20126/1417563/Protocolo+y+Anexos.pdf/b5bd0876-9379-aa1f-cb47-42ccdff36bc6?t=1616054618784

Puntuación 0
#4