Ecoaula

El 25% de los alumnos con discapacidad entre 6 y 15 años reconoce haber sufrido discriminación

  • Pese al descenso del acoso escolar, los estudios no han tenido en cuenta el confinamiento desatado por la pandemia
  • Hay que dotar a los alumnos de herramientas para la detección, intervención y prevención de los casos de acoso

En España, el número de personas con alguna discapacidad superó los cuatro millones en 2020, lo que supone un incremento del 14 % respecto a 2008, tal como apunta el Instituto Nacional de Estadística (INE). Es por ello por lo que el sistema educativo español debe hacer frente al acoso de estos niños y jóvenes ya que, según esta misma Institución, el 25 % de los estudiantes con discapacidad entre 6 y 15 años reconocen haber sido discriminados en algún momento de su vida escolar.

Los expertos de Macmillan Education subrayan la importancia de concienciar y actuar sobre esta problemática, dotando al alumnado de las herramientas necesarias para la detección, intervención y prevención de los casos de acoso.

Un fenómeno en constante crecimiento

A pesar de que numerosos estudios apuntan a un marcado descenso del acoso escolar en las aulas, desde Macmillan Education recuerdan que muchos de estos documentos no tuvieron en cuenta la reducción de la incidencia con motivo del confinamiento domiciliario y el consiguiente cierre de las aulas españolas durante la pandemia. Los estudios de publicación posterior demostrarán que la exclusión en las aulas es una tendencia que se mantiene en el tiempo.

"Cuando hablamos de las personas con discapacidad en las aulas, debemos tener en cuenta la estigmatización que existe en la sociedad española y que da lugar a una mayor incidencia del acoso sobre los colectivos más vulnerables", explica Raquel Pastor, responsable del programa KiVa contra el acoso escolar en Macmillan Education. "Tomar las medidas para evitar este tipo de situaciones debe ser una de las prioridades de nuestro sistema educativo ya que, como demuestran numerosos estudios, el acoso incide de forma directa en el rendimiento académico", recuerda Pastor.

"Cuando hablamos de acoso escolar, debemos tener en cuenta que este puede darse por numerosos motivos tanto nimios - como es llevar gafas o tener una característica distinta -, como algunos más evidentes como el género, la orientación sexual o el color de piel. Asimismo, al igual que la sociedad, el acoso está en constante evolución por influjo de las nuevas tecnologías", declara Raquel Pastor. Así, el programa Kiva desarrollado por MacMillan Education "permite a los docentes conocer cuáles son las formas de acoso, la forma de prevenirlas o intervenir en ellas de forma eficaz cuando la situación es insostenible, un factor clave para mejorar la educación", concluye Pastor.

Este programa está presente en más de 100 colegios de toda España y avalado por el Ministerio de Educación de Finlandia. Se sitúa como líder en la prevención e intervención en casos de acoso escolar en las aulas. Este sistema, evaluado en un ensayo realizado a 30.000 alumnos y los resultados reflejan que el 98% de las víctimas participantes en conversaciones con los equipos KiVa de las escuelas sintieron que su situación había mejorado, reduciendo así drásticamente los casos de acoso detectados.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments