Ecoaula

Más de 130.000 universitarios buscan piso en Madrid para el nuevo curso en plena inflación

  • La Comunidad de Madrid supera los 300.000 alumnos en universidades
  • Según el Gobierno, más del 30% tiene su residencia habitual fuera de la región
Madrid

El inicio del nuevo curso universitario está cada vez más cerca. Y, para los estudiantes, no solo significa comenzar con las gestiones habituales en sus centros educativos, sino también tener claro dónde vivirán durante los próximos meses. La Comunidad de Madrid, uno de los focos de mayor atracción para estudiantes nacionales e internacionales, se prepara para la llegada de más de 130.000 jóvenes cuya vivienda habitual está fuera de la región.

Madrid, según datos del curso 2020/2021, contó con más de 320.000 alumnos entre madrileños y estudiantes procedentes de diversos puntos de todo el territorio nacional o del extranjero. En total, 195.289 estuvieron en centros pertenecientes a las universidades públicas, mientras que 17.642 se formaron en centros adscritos a estas. También se contabilizaron otros 65.021 alumnos en universidades privadas, a los que habría que sumar también los estudiantes de universidades a distancia.

Estos datos reflejan la gran demanda inmobiliaria que se produce en las fechas previas al inicio del curso y deja entrever la dificultad que puede suponer encontrar piso a tiempo, pues más del 30% de alumnos procede de otras Comunidades Autónomas, según el Ministerio de Universidades.

Además, destaca la influencia de estudiantes extranjeros. Los últimos datos del Ministerio, correspondientes al curso 2019/2020, sitúan a Madrid, Cataluña y Valencia como las tres comunidades con más estudiantes internacionales. Madrid, en concreto, tuvo 29.435 alumnos extranjeros entrantes, es decir, que tienen su residencia en otro país y la cambian para estudiar en la región en cuestión. Entre alumnos procedentes de otras CCAA y de otros países, la cifra viene superando los 130.000 universitarios.

La plataforma de alquiler especializada en universitarios LIVE4LIFE indica que "los movimientos durante el verano se incrementan con el objetivo de tener todo organizado nada más comenzar septiembre". Esta empresa española, creada en Alicante en 2017, ha expandido su negocio hasta Madrid concretamente por esos datos de estudiantes.

"Los jóvenes están totalmente acostumbrados a hacer todo por Internet. En nuestro caso, compartimos con ellos todas las ofertas que hay disponibles y les facilitamos todos los detalles visuales para que puedan observar cómo es el domicilio que se alquila", explica desde la compañía Alberto Añaños, CEO de LIVE4LIFE. "Como suelen buscar mayor rapidez, nosotros les conectamos con propietarios que tampoco quieren perder mucho tiempo con gestiones y que buscan una operación eficiente y que se cierre en un corto plazo".

La Comunidad de Madrid define estos desplazamientos de estudiantes nacionales e internacionales a Madrid como un "importante contingente", lo que denota la gran relevancia que tiene el traslado de estas masas universitarias a los diferentes centros madrileños. Gran parte de este porcentaje se traslada a pisos compartidos y con buen acceso al transporte público, mientras que otros optan por las residencias vinculadas a las universidades o por los conocidos como colegios mayores.

El interés de los propietarios

Los estudiantes y jóvenes trabajadores que busquen piso en Madrid se encontrarán con varias complicaciones. Las más habituales suelen estar vinculadas con el precio, a lo que en este curso habrá que sumar la inflación. Sin embargo, gran parte del mercado se mueve por la oferta y es ahí donde los propietarios cobran relevancia en el sector.

Según indican los especialistas de LIVE4LIFE, bajo su experiencia en ciudades con gran número de alquileres a jóvenes como Granada, Sevilla o Valencia, es habitual que "los propietarios busquen una operación lo más rápida posible que les asegure unos ingresos extra". En el caso de la plataforma del levante, en apenas 48 horas.

"Los propietarios saben que alquilar a jóvenes y estudiantes puede conllevar que hagan fiestas, que cuiden peor el inmueble o que haya algún problema de este tipo", subraya Añaños. "Pese a ello, los propietarios se aseguran un contrato que dura solo el curso universitario, unos ingresos seguros y, en nuestro caso, podemos gestionarles toda la relación con los inquilinos para que se beneficien lo máximo de su inmueble".

Dentro de unas semanas miles de estudiantes llegarán a la Comunidad de Madrid para cursar sus diferentes grados universitarios. También jóvenes trabajadores que buscan una oportunidad, especialmente en la zona de la capital. Un panorama que pone en alerta a los propietarios, que cuentan con la opción de sacar rendimiento a sus inmuebles por medio de plataformas digitales como LIVE4LIFE, que aúnan la tecnología que emplean los jóvenes y la gestión integral que cualquier arrendador busca en estos casos.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin